face
.
   

Las cualidades de la religión verdadera

Las cualidades de la religión verdadera

Las cualidades de la religión verdadera

Rashid se encontró con sus dos amigos delante de la entrada principal del museo del Louvre tal y como habían acordado. Les invitó a dar una vuelta por el museo diciéndoles:

Elegí este lugar para invitaros a dar una vuelta por el museo y así dar un repaso a un aspecto de la historia humana, antes de entrar de lleno en el tema de hoy. ¿Qué os parece? Podemos dejarlo si no os gusta la idea.

Michael: Me asombras Rashid. ¿Pides nuestra opinión ahora que ya estamos aquí? Deberíamos haberlo hablado antes de venir, pero de todas maneras, yo no tengo inconveniente. ¿Qué opinas Rajeev?

Rajeev: Yo tampoco tengo ningún inconveniente. Pero, si queremos debatir el tema tal y como lo hemos acordado, más vale que la vuelta sea rápida porque el Louvre es inmenso y como nos detengamos con cada obra de arte, tardaremos mucho y acabaremos agotados.

Rashid: Os pido disculpas por este error. Mi intención era daros una pequeña sorpresa, pero está claro que me equivoqué.

Michael: No te preocupes. Vamos a darnos prisa porque la extensión de las galerías del museo es de alrededor de 13 kilómetros cuadrados y contiene más de un millón de obras.

Rashid: El fin de mi visita no es explorar todo el museo del Louvre. Lo que quiero es que nos sirva de fuente de información viva para el tema que vamos a tratar. Así que nuestra atención se centrará en las obras de civilizaciones antiguas, la mayoría de las cuales están en la planta baja y la primera planta.

Casi dos horas más tarde, los tres amigos salieron del museo con señales de estar algo cansados de su vuelta en su interior.

Rashid: Podemos descansar y comer en un restaurante que queda por aquí cerca y que he podido localizar por internet.

Mientras estaban andando, Rashid continuó diciendo:

¿No veis que la mayoría de lo que hemos visto son obras de diferentes civilizaciones que guarda, de una manera o de otra, relación con la religión? ¿Acaso esto no indica la importancia de la religión para el hombre, sea cual sea su contexto histórico o geográfico?

Rajeev: Lo que dices es algo que casi todos los antropólogos dan por hecho. Dicen que en sus investigaciones acerca de la historia de la humanidad y sus influencias, llegaron a la conclusión de que puede que haya civilizaciones sin fábricas, civilizaciones sin palacios, civilizaciones sin ciencias y filosofías avanzadas… pero no existen civilizaciones sin templos de culto.

Michael: La verdad es que cualquier persona sensata dirá que la religión no es algo malo sino que es uno de los elementos culturales principales de la existencia humana. No obstante, el problema es que los adeptos de cada religión creen que la verdad está en la suya y no en las demás e invitan a la gente a seguirla; los seguidores de cada creencia invitan a la gente a seguir al fundador de su creencia y a enaltecer al líder de su vía. Los seguidores de cualquier religión, creen que su religión es la verdadera, y así uno cae en la confusión preguntándose, ¿es el judaísmo la religión correcta? ¿Acaso es el cristianismo? ¿O el budismo, o la religión del Islam? ¿Cómo puede uno saber cuál es la verdadera? ¿O es que debemos decir que todas son correctas mientras satisfaga las necesidades espirituales de sus seguidores? Es difícil decidirse, ¿a que sí?

Rashid: Sí lo es, pero mediante un poco de contemplación y clarividencia, podemos salir de esta confusión. Ahora, incluso teniendo hambre, no queremos comer cualquier comida tanto si es buena para alimentar a humanos o animales. No nos complace llenar nuestros estómagos con cualquier alimento para satisfacer nuestra hambre. ¿Qué decir entonces de nuestro instinto espiritual? Es imprescindible escoger bien el alimento correcto e idóneo para él.

Es imposible que todo el mundo tenga razón. Porque la verdad es una y no varias. Es inconcebible que todas las religiones y creencias humanas sean de una fuente divina y que todas lleven la razón. Si son múltiples, mientras que la verdad es una, la pregunta entonces es, ¿cuál es la verdadera? Por lo tanto, necesitamos criterios mediante los cuales distingamos la religión verdadera de entre las falsas. Si encontramos que estos criterios son aplicables a una religión, sabremos que es la verdadera, y si estas directrices o una de ellas no se cumplen en el caso de alguna religión, sabremos que es falsa.

Rajeev: Pero con lo que has dicho, ya estableces de forma implícita el primer criterio. Se trata de que la religión debe ser de una fuente divina. ¿Es imprescindible que la religión sea revelada? Existen religiones no reveladas en la tierra a las que siguen millones de personas como son el budismo, el hinduismo, el confucionismo, etc.

Rashid: Eso es obvio, porque la base de cualquier religión es la adoración a Dios o a los dioses. Si realmente damos por hecho que Dios es el único que realmente ha creado el universo y a los humanos; el único que puso la tierra a su servicio y les agasajó con todos estos favores; entonces es necesario que afirmemos que Él es el único merecedor de nuestra adoración, que sólo se le debe adorar a Él, sin copartícipes. Porque ¿cómo es posible que Él sea el único que nos da nuestro sustento, y nosotros adoremos a otros? Además, es imprescindible que la religión verdadera llame a la adoración del Sustentador y nadie más que Él. Debe afirmar los atributos del verdadero Dios y debe honrar y respetar a Sus mensajeros.

Ya nos pusimos de acuerdo en nuestro último encuentro en los atributos del verdadero Dios y la necesidad de los humanos de una guía que los oriente, organice sus vidas y cumpla su felicidad. Dicha guía no es otra que la religión que elija el Creador Omnisapiente.

También coincidimos en que es necesaria la existencia de un Día del Juicio en el que los seres humanos serán llamados a dar cuentas de sus acciones y en el que se establecerá justicia definitiva. Si Dios, alabado sea, es el único que llama a cuentas y juzga a sus criaturas en el Día de la Resurrección según lo que les reveló, entonces ¿cualquier religión que sea producto de alguna persona o que alguna persona se adscriba a sí misma es una religión falsa por definición?

No obstante, me gustaría indicar aquí que al preguntar a la mayoría de los adeptos de las religiones acerca de la prueba de su creencia, recurren a que han encontrado a sus padres siguiendo esa religión y esa tradición. Y entonces, narran mitos y leyendas que no son ciertas basándose en libros que heredaron sin que se sepa ni quién los compuso o escribió, ni en qué idioma fueron escritos al principio, ni en qué tierra vieron la luz. Son recopilaciones homogéneas que fueron unidas y consideradas sagradas, y que las generaciones fueron heredando sin ningún análisis científico objetivo. Eso es precisamente lo que necesitamos evitar. Con eso queda claro que una de las cualidades más importantes de la religión verdadera, es la autenticidad de su origen y la veracidad de las pruebas del mensajero que hizo llegar dicha religión desde Dios.

Rajeev: Muy bien. Entonces, tenemos que partir desde el conjunto de criterios sobre los cuales nos hemos puesto de acuerdo, tanto en el caso de las pruebas que sirven como argumento: la razón, la ciencia y la Fitra, como también en el caso de las realidades acerca de las cuales hemos coincidido como son la existencia de Dios, los atributos de Dios y la necesidad de los humanos a un mensaje.

Michael: Si estamos de acuerdo en ello, entonces la siguiente cualidad, después del origen divino de la religión y la adoración de Dios en solitario, esta religión debe apreciar la ciencia y no contradecirla. Debe estar en armonía con la razón y el raciocinio correctos. Si dijéramos que la religión correcta es la religión de Dios, y la mente correcta es la creación de Dios, entonces es imposible que se contradigan Dios y Su creación.

Rashid: Estoy de acuerdo contigo en lo que dices. Y me gustaría enfatizar dos cuestiones:

Primero, como ya hemos establecido, hay una diferencia entre aquellos que la mente considera imposible o improbable, y aquello que la mente no puede concibir. Existen cuestiones en la religión que a la mente le resultan difíciles de imaginar o concibir cómo son. Se trata del círculo de lo no palpable. Por ejemplo, la existencia de los ángeles, los demonios, la manera en la que se le revela a un mensajero siendo éste un ser humano, los detalles del día del Juicio Final, etc. Pero estas cosas son diferentes de aquello que la mente establece como imposibles de ocurrir.

Por ejemplo, hace cien años era difícil de concebir que el ser humano pudiera ir a la luna o, ni siquiera, enviar una nave espacial allí, o que el ser humano pudiese escuchar y ver a otros que están a miles de kilómetros. Pero no había ningún motivo racional que dijese que todo esto que era difícil de imaginarse era imposible. En cambio, si dijéramos que la misma persona puede encontrarse tal cual en dos sitios a la vez o que 1+1+1=1, entonces la razón establece que eso es imposible.

Segundo, en base al punto anterior, puede que no veamos ninguna justificación racional en algunos detalles de la religión, incluso si no se contradice con nuestro raciocinio. En ese caso, debemos aceptarlos si hemos fundado nuestra fe sobre una base de argumentos sólidos. Ya que si, por ejemplo, llegamos a comprender en nuestra mente que una persona se merece nuestra confianza al 100% y que no existe ninguna duda en nuestra confianza en él, y esa persona quisiese poner a prueba nuestra confianza en él diciendo: “fírmame estos papeles en blanco”, entonces firmaríamos sin preguntarnos acerca de la naturaleza de dichos papeles. Si, en cambio, nuestra confianza en él no es del todo sólida, nos preguntaríamos acerca de la finalidad de esos papeles, etc. Del mismo modo, la fe o la creencia se fundamenta en una confianza en Dios mediante la razón o el pensamiento, mientras que los detalles de la religión son la prueba que presentaremos como prueba de esa confianza.

Michael: Entonces, una de las cualidades de la religión verdadera es que no se contradiga ni diverjan entre sí sus diferentes elementos. No debe dar una orden y anularla con otra. No debe prohibir algo y luego permitir otra cosa similar sin ninguna justificación. No debe prohibir algo a un grupo de personas y luego permitírselo a otros.

Rajeev: Si decimos que esta religión es una guía para la humanidad, que les indica lo que su Creador quiere de ellos, entonces dicha religión debe incluir directrices sobre la manera de adorar a Dios, indicaciones acerca de lo que Dios quiere del ser humano, el sistema de vida que debe adoptar y seguir el hombre, y debe responder a todas las grandes cuestiones de la vida. Debe decirnos de dónde venimos y cuál es nuestro destino. Debe garantizar la tranquilidad y el sosiego de las almas y estar en armonía con la correcta naturaleza humana.

Michael: Y es importante que dicha religión invite a los mejores modales y acciones, que disuada de los malos comportamientos, y que sea una misericordia para la humanidad evitándoles la injusticia contra sí mismos y contra sus congéneres, tanto si esta injusticia es mediante la usurpación de sus derechos, la expoliación de sus recursos, o la manipulación y desorientación de los más poderosos a los más débiles.

Rashid: Hay otra condición importante que hemos olvidado. Se trata de que la religión englobe todas estas cualidades, sin que falte ninguna.

Michael: Rashid, quiero que nos hables acerca de tu religión con más detalles. Me he dado cuenta de que mis conocimientos acerca de ella son muy limitados.

Rashid: Te prometo que así será en nuestra próxima tertulia.

  - Pertenecientes de "Los Diálogos de la Feclicidad"
  - Pertenecientes de los libros
  - Pertenecientes de los videos
Se profundo