face
.
   

La creación del Corán

La creación del Corán

La creación del Corán

Rajeev empezó la tertulia dirigiendo sus palabras a Michael y a Rashid diciendo:

Nuestra última tertulia acerca de la conducta de algunos musulmanes nos lleva a hablar acerca de los modales en el Islam. ¿No veis que es un tema digno de debatir?

Michael: Sí, a mí me sorprenden algunos musulmanes porque veo que en algunos aspectos son personas de modales muy nobles, mientras que en otros aspectos son totalmente lo contrario.

Rashid: Eso se debe a dos factores: primero, tu visión de los modales. Y segundo, si ellos reflejan realmente un sistema moral determinado. Los modales de cada persona, reflejan con claridad también su entorno, el ambiente en el que se crió, además del factor interno o hereditario. Esto es lo que indica el Mensajero del Islam y es lo que han confirmado las investigaciones y los experimentos científicos.

Rajeev: Ojalá nos pudieras explicar esto que dices.

Rashid: Lo que digo lo derivo de dos hadices del Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones de Dios sean con él. En el primero, el Mensajero se dirige a uno de sus compañeros y le dice: “Ciertamente, tienes dos características que aman Dios y Su Mensajero: la indulgencia y la serenidad”. Su compañero le preguntó: “¡Oh Mensajero de Dios! ¿Acaso las he adquirido o es que Dios me creó con ellas?” Contestó: “Más bien, Dios te creó con ellas.” Vemos cómo este hadiz afirma que la indulgencia y la serenidad pueden ser características que el ser humano tiene por naturaleza como cualidad genética. En otro hadiz, el Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones sean con él dice: “Ciertamente, el conocimiento se adquiere aprendiendo, y la indulgencia se adquiere aprendiendo a ser indulgente, y quien busque el bien, se le será otorgado, y quien evite el mal, será protegido de él”. En este hadiz, el Mensajero afirma que la indulgencia (que en el caso del primer compañero era algo hereditario) puede ser adquirida. Esto, por supuesto, es a través de la educación en la que interviene el entorno y la sociedad.

Michael: Eso nos lleva a un profundo y complicado debate filosófico. No obstante, dejando de lado ese aspecto filosófico, me gustaría primero establecer que el sentido moral en el ser humano es un sentimiento instintivo que le lleva a amar algunos atributos y detestar otros. Un sentido que, aunque difiera de una persona a otra, es algo general entre la humanidad. Más allá de los individuos, algunas cualidades morales siguen siendo consideradas buenas mientras que otras son consideradas malas, independientemente del tiempo. La sinceridad, la fidelidad, la justicia, la lealtad, etc., todas son cualidades que la humanidad considera como atributos morales dignos de alabanza. La humanidad nunca consideró buenas, incluso hoy en día, la mentira, la injusticia, la traición, la infidelidad, etc. Mientras sí considera buenas la igualdad, la compasión, la generosidad, la tolerancia y la solidaridad.

¿Podemos decir que el Islam difiere en ello con la humanidad en general? ¿Acaso puede alguien decir que el Islam posee un sistema moral independiente y distinguido de los demás?

Rashid: Tengo mis reservas al aceptar los hechos que acabas de mencionar y a la hora de definir el significado de los atributos, tanto positivos como negativos, que acabas de enumerar. Pero aun así, añado a tus palabras que, a pesar de ello, han surgido sistemas morales diferentes. No sólo en el Islam, sino en todas las religiones y los sistemas sociales creados por el hombre, porque difieren a la hora de definir los criterios para determinarn y conocer como buenos o malos los modales. Y, por otra parte, porque no se ponen de acuerdo acerca de la fuerza que nos lleva a respetar a acatar las leyes. La razón de esta divergencia, son sus diferentes concepciones de este universo y la funcion del hombre dentro de él.

Por ejemplo, muchas teorías éticas se basan en el egoísmo. En el renacimiento europeo, Hobbes y Espinoza decidieron, de diferentes formas, que la supervivencia es la definición del bien. Asimismo, Freud, en sus ensayos más tempranos, compuso una teoría que aún hoy en día sigue conformando la conducta de muchos occidentales, y en la cual predomina por completo el concepto de autogratificación. Y lo que es más, dijo que ese concepto es primordial en comparación con otros conceptos psicológicos, mientras que vio el altruismo o la bondad como dos fenómenos secundarios que encuentran su origen en diferentes imágenes de la propia autogratificacion y los efectos que ésta tiene.

En contraste con estos códigos morales individualistas, surgen aquellos que toman la comunidad y la sociedad como base. Este tipo de conductas morales, se basan en teorías éticas que ponen todo el énfasis en la importancia de la comunidad, en vez de centrar su atención en la importancia del individuo.

Michael: Si decimos que el Islam posee, en efecto, un sistema ético y moral diferente a los demás, ¿en qué se basa dicho sistema? ¿Y cuáles son sus principales características y propiedades?

Rashid: Tal y como mencioné en diálogos anteriores, el Islam es un estilo de vida; una vida humana realista que goza de todos sus fundamentos. De la misma forma en la que es una fe que explica la naturaleza (la existencia), y determina el lugar del ser humano dicha existencia junto con los propósitos de su existencia, también es un método que engloba sistemas realistas que surgen de esa visión de la fe. Dándole así una forma realista que se refleja en todos los aspectos de la vida del ser humano, como son el sistema ético y la fuente de la que emana, las bases sobre las cuales se fundamenta, la autoridad que de ellas deriva, el sistema político con sus formas y sus cualidades, el sistema social con sus bases y sus fundamentos, el sistema económico con su filosofía y sus formaciones, las relaciones internacionales , etc.

Eso es lo que explica el Dr. M.H. Durrani que trabajó buena parte de su vida como sacerdote en la Iglesia Anglicana. Dice: “El Islam posee a la vez un sistema, con sus leyes y sus códigos morales. Los rituales religiosos obligatorios para las personas conllevan unas finalidades morales. Su objetivo es organizar al individuo ética y espiritualmente de una forma razonable. Asimismo, persigue purificar su mente y fortalecerla para llevar a cabo su deber hacia los demás que viven con él. El Islam, es la única religión que es a la vez teórica y práctica. No pide de uno creer en principios inertes y en secretos ambiguos como es el caso de la religión cristiana. El Islam acepta los aspectos de la vida espiritual y la vida mundana sin hacer distinciones. Establece el lugar idóneo de cada aspecto y fundamenta su filosofía sobre una base que cubre todos los aspectos conductuales humanos.”

Rajeev: Si consideramos esa base sobre la cual se fundamenta el sistema moral del Islam, entonces es importante mencionar las cualidades de dicho sistema y las propiedades más importantes que lo hacen destacar de los demás.

Rashid: Podemos resumir las propiedades del sistema moral islámico en lo siguiente: La fe que considera que el ser humano es un ser creado y que tiene un Señor. Que su Creador conoce mejor que nadie aquello que beneficia a dicho ser humano, y que no lo ha creado como despropósito. Más bien, le envió mensajeros que le enseñan Sus preceptos y le hacen saber Su método. Asimismo, el hombre resucitará después de la muerte en otra vida en la cual se le pedirán cuentas por cualquier bien o mal que haya hecho en su vida mundana. Esto es diferente de la ética contemporánea en Occidente, que se ha divorciado de la religion con la separación que hubo entre la ciencia y la vida, y la Iglesia.

La permanencia: los códigos morales islámicos, expresan principios y valores que nacen de bases y concepciones permanentes del ser humano, la vida y el universo. Están dirigidas a un ser humano que, aunque cambie las condiciones de su vida y la realidad de los acontecimientos que le rodean, su condición humana y su esencia no cambian con el paso de los años. Así pues, la sinceridad, la fidelidad y la indulgencia son virtudes y permanecen como tales de forma eterna. La mentira, la injuria y la traición permanecerán eternamente como inmoralidades. Las desviaciones sexuales también permanecerán como inmoralidad para siempre, incluso si cambian los estilos de vida de la gente, si se expande entre la gente o si algunos sistemas lo declaran lícito.

El idealismo con el realismo: quizás algunos que no conocen bien el Islam tachen de idealistas los códigos morales islámicos. Aunque en realidad, son idealistas y realistas a la vez. Tienen en cuenta la realidad y las capacidades de los humanos. Y cualquier individuo puede llegar a practicarlas de forma armoniosa. Es una moralidad que preserva la vida del individuo ya que lo considera un ser dignificado. Son códigos morales que no buscan ser obstáculos o estorbos en la vida de la gente. No contradicen ni se contrarían con la naturaleza humana. Más bien, se complementan y entran en armonía con ella. Eso se debe a que la visión islámica engloba tanto el lado legislativo de la vida, en el cual el judaísmo pone especial hincapié, como el lado espiritual, en el que se centra el cristianismo. Esto es precisamente lo que indica el escritor hindú Peggy Raderik al decir: “Las enseñanzas morales del Islam consiguen una verdadera mezcla entre el idealismo y el realismo. El ser humano puede, gracias a ellas, conocer a Dios y ser una persona cercana a Él, mientras está inmerso en los asuntos de su vida cotidiana.”

El compromiso consiste en comprometerse uno mismo con aferrarse a las enseñanzas morales, aunque ello significara enfrentarse a la humanidad entera. Esto se debe a que el ser humano, tiene una responsabilidad en esta vida mundana; tiene un mensaje y un mandato. Y tiene también, un libre albedrío que gobierna sus acciones y es la razón de su retribución. Por ello, el compromiso ético y moral es una de las cualidades más destacadas de la responsabilidad individual.

La responsabilidad: No es posible que el ser humano tenga unos valores morales llenos de virtud si aún no ha nacido dentro de él un sentido de la responsabilidad. La responsabilidad significa aquí reconocer las acciones que proceden de él y estar dispuesto a asumir las consecuencias que acarrean sus compromisos, sus decisiones y sus elecciones; tanto en lo positivo como en lo negativo ante Dios, ante su consciencia y ante su sociedad.

Algo que tiene que ver con la responsabilidad son los límites de la misma. En el Islam, la responsabilidad es individual y personal, se limita a quien emite la decisión o la acción. También está la responsabilidad social o colectiva si en la acción o en la decisión son copartícipes más de una persona. Asimismo, existe una responsabilidad recíproca entre el individuo y la sociedad. No obstante, la regla es que una persona no acarrea las consecuencias de los actos o decisiones de otra persona.

Desarrollar el elemento disuasorio interno vinculando siempre los códigos morales con el sistema social general: el ser humano es quien da forma a su mundo externo. A partir de dicho mundo nace el verdadero factor del compromiso moral. El Islam desarrolla dicho factor a través de insistir en toda situación en lo que en dicha religión se conoce como “Niyya” (intención) que consiste en tener presente un propósito interno bien determinado, lícito y benevolente que nos lleva a hacer una acción que nos proponemos hacer. No obstante, el Islam es consciente de que el ser humano no es un ser perfecto ni un ser que no se equivoca. Sabe que es un ser que conoce momentos de debilidad que pueden afectarle a él y a quienes le rodean. Por ello, no dejó al ser humano a solas con su consciencia interna, sino que incentivó el compromiso de los individuos con los principios morales que determinó estableciendo, para quienes rompan dichos principios, una serie de medidas disuasorias y punitivas sociales y legislativas en esta vida, además del castigo en la otra vida.

Rajeev: Es realmente un sistema digno de nuestra contemplación y respeto.