face
.
   

El sol de los musulmanes amanece sobre la humanidad

El sol de los musulmanes amanece sobre la humanidad

El sol de los musulmanes amanece sobre la humanidad

Después de saludarse, tanto Rashid como Rajeev notaron las ansias de Michael por empezar él primero la tertulia. Entonces, Rashid bromeó con él diciendo:

Oye Michael… ¿Has preparado tus flechas para este encuentro? Me alejaré un poco de la pantalla para que no me den.

Michael: No, no, tranquilo. Puedes acercarte a la pantalla esta vez sin temor. En realidad, el último diálogo me empujó a llevar a cabo una pequeña investigación cultural intentando averiguar las aportaciones de los musulmanes al desarrollo humano. Y encontré un buen documental de la BBC llamado “1001 invenciones”. Se trata de un documental muy breve. A penas dura 13 minutos, pero es muy interesante y explicativo acerca de este tema. Describe cómo la civilización islámica colaboró en el desarrollo de la humanidad. Este documental fue galardonado con más de veinte premios.

Tiene un formato de un cuento corto en el cual un bibliotecario guía a unos jóvenes durante su visita a una biblioteca en su viaje escolar. Durante dicha visita descubren la época llamada “La Edad Oscura”. Entonces, el legendario actor Sir. Ben Kingsley entra en el papel de bibliotecario, que luego adaptaría el rol del erudito musulmán Al Yazarí, que presenta a los jóvenes una serie de personajes y científicos musulmanes que vivieron durante esa época. Les hace descubrir la inmensa riqueza científica, las invenciones y descubrimientos que conoció el mundo musulmán en la época que se extendió desde el siglo séptimo hasta el siglo decimoséptimo. Un período histórico interesantísimo que no se le da su debida importancia.

Rashid: ¿Y cuál es la finalidad de la película?

Michael: Intenta explicar que el factor clave y principal que dio origen al Renacimiento en Europa, fue la realidad que conoció el mundo islámico de descubrimientos y logros científicos y culturales que abrieron nuevos e inmensos horizontes de la mano de científicos y inventores pioneros de diferentes religiones. El filme indica que este concepto es una realidad histórica que sigue siendo olvidada en gran medida.

Rajeev: Michael, has aumentado mi interés por conocer los detalles de lo que dices.

Michael: Es un campo muy rico y lleno de detalles interesantes. Entre ellos está que Al Yazarí, uno de los arquitectos, químicos e inventores de la historia, inventó el reloj del elefante, del que ahora se habla como si de una leyenda se tratara. También inventó muchos aparatos que aún se usan en las máquinas que empleamos en nuestra vida cotidiana en cualquier lugar. Los científicos han reproducido réplicas de máquinas antiguas que muestran cómo se pudo usar la energía hidráulica y eólica para crear una revolución en el ámbito de la agricultura. Otro detalle, por ejemplo, es el médico andalusí Al Zahrawi, que descubrió cientos de medicamentos y procedimientos quirúrgicos hace de más de mil años y que sus invenciones siguen salvando hoy en día las vidas de pacientes en diferentes hospitales y quirófanos de todo el mundo. Está también Al Hasan Ibn Al Hayzam, el primero en diseccionar un ojo y descubrir cómo funciona el ojo humano. En la película se ve una réplica gigante de una cámara de fotos que funciona mediante un agujero diminuto y que nos muestra cómo Ibn Al Hayzam puso los fundamentos de la fotografía y la cinematografía.

Rajeev: Has traído una información valiosísima, Michael. Aunque no eres el único que ha investigado este tema. Yo también hice mis deberes y encontré un libro muy interesante de una escritora alemana llamada Zigrid Haneke llamado: “El sol de Allah amanece desde occidente.”

Michael: ¿Y qué novedades encontraste en él?

Rajeev: Me llamaron la atención muchas cosas nuevas que no sabía y que ni siquiera me esperaba. ¿Sabíais que muchas de las palabras europeas son en realidad palabras árabes?

Michael: ¿De veras? Me parece extraño.

Rajeev: No bromeo. Por ejemplo, la palabra coffee en inglés, y similares en otros idiomas europeos, derivan de la palabra árabe “qahwa”. De allí viene la palabra que indica el lugar dónde se toma el café, cafetería o café. La palabra rice, - arroz en español-, viene de la palabra “aruzz”. Lo mismo con la palabra sofá que deriva de la palabra árabe “suffa” que significa un asiento a la sombra que suele estar junto a la mezquita. Existen otras muchas palabras de significado puramente científico que apenas cambiaron su pronunciación en árabe, como es la palabra alcohol.

Este libro me hizo descubrir realidades diversas que desconocía por completo. Realidad que la autora resume al decir: “Europa le debe mucho a los árabes y a la civilización árabe. La deuda que tiene Europa y los demás continentes con los árabes es grandísima y se supone que Europa debería haber reconocido este favor hace mucho tiempo, pero el fanatismo y las diferencias de creencias cegaron su vista y pusieron un velo ante ella.”

Rashid: Ahora eres tú quien ha suscitado mi interés por conocer todas estas realidades que llamaron tu atención y que dices que desconocías antes.

Rajeev: Por ejemplo, no sabía que el primero que notó los errores de Galeno y hizo una crítica acerca de ellos, para luego producir una teoría propiamente suya acerca de la circulación sanguínea no fue ni el científico español Miguel Servet, ni el inglés Harvey, sino un hombre árabe de pura cepa que vivió en el siglo tercero de la era cristiana llamado Ibn Al Nafis. Fue él quien llegó a este importantísimo descubrimiento para la historia de la humanidad y de la medicina, cuatrocientos años antes de Harvey y trescientos antes de Servet. No sabía que el científico árabe y musulmán Ibn Al Hayzam fue el primero en corregir los errores de Euclides y Tolomeo, quienes mantenían la idea equivocada de que es el ojo humano el que emite rayos de luz hacia las cosas que pretende ver. Entonces, vino Ibn Al Hayzam y estableció que esas teorías eran falsas, ya que no existen rayos que parten del ojo para lograr la vista, sino que es la forma de las cosas vistas las que reflejan los rayos a los ojos que pueden verlos gracias a sus lentes. Asimismo, no sabía en absoluto que el científico árabe y musulmán Al-Bayruni fue quien descubrió que la tierra gira alrededor del sol y alrededor de su propio eje y que no es, como se suele decir, Copérnico o ningún otro quienes lo hicieron. Esta orientalista extraordinaria, menciona también el médico musulmán Al-Razi, a quien todos los historiadores consideran uno de los médicos más destacados de todos los tiempos. Sus tratados acerca de la rubeola y la viruela, son el primer trabajo exhaustivo acerca de las enfermedades contagiosas. La autora expresó la capacidad ingeniosa que tenía para la observación y análisis de las diferentes patologías. Sus tratados fueron muy conocidos en Europa, hasta el punto de ser publicados en más de cuarenta ediciones en inglés entre el año 1489 y 1866. También menciona que los árabes en ese período de tiempo que Europa llama la Edad Oscura, conocían la anestesia que se pensaba que había sido descubierta en épocas modernas, mientras que la realidad de la historia da testimonio de que la técnica de usar la esponja anestésica, es una técnica puramente árabe que no se tiene constancia de que haya existido con anterioridad a los árabes. Existen muchos otros detalles y acontecimientos que serían muy difíciles de abarcar en una tertulia así.

Rashid: Lo que acabas de decir silencia las mentiras de algunos que desconocen o niegan las verdades de la historia y que afirman que los árabes y musulmanes no trajeron nada nuevo, especialmente en las ciencias empíricas. Mientras que, en realidad, la humanidad no conoció las ciencias experimentales empíricas excepto a manos de árabes y musulmanes. Permitidme citar lo que dice uno de los eruditos europeos acerca de esto:

Dice el orientalista francés Claude Kahn: “A pesar de que los científicos musulmanes, debido a su tendencia intelectual eran de menor poder de abstracción que los griegos, compensaron esto con su fuerte tendencia hacia la experimentación. Los grandes avances científicos posteriores demostraron la importancia de esta tendencia, puesto que la ciencia que nos dejaron los árabes es una ciencia que practicaron en sus vidas diarias. Por esta razón, se mantuvo con vida y pudo persistir. Al Razi, uno de los científicos más destacados, expresó de manera muy clara la posibilidad de la continuidad del desarrollo científico. Lo cual es una declaración totalmente extraña para la mayoría de los pensadores de la Edad Media.” La investigadora italiana Laura Viccia Vaghlieri se pregunta: “¿Acaso no fueron los árabes los primeros en producir los métodos experimentales mucho tiempo antes de que Bacon declara lo necesarios que son? ¿Y la química, la astronomía, la difusión de las ciencias helénicas, la consolidación de la medicina y el descubrimiento de las diferentes leyes de la física? ¿Acaso no son un legado de los árabes?” Y dice el filósofo e historiador estadounidense Will Durant: “Realmente, las ciencias árabes acrecentaron el método científico experimental en la química. Un método que es el baluarte más importante de la razón moderna y su logro más grande.” Cuando anunció Roger Bacon este método para Europa, quinientos años después de que fuese articulado por Ibn Hayyan, sólo pudo llegar a ello gracias a la luz que le iluminó el camino y que le llegó desde Al Ándalus. Un albor que no es más que una fracción de la luz de los musulmanes en Oriente.”

Todo esto no son más que algunas anécdotas de los diferentes campos de la innovación de la civilización árabe e islámica que fueron ofrecidas a la humanidad.

Michael: Son ciertamente logros innegables. Sin embargo, no podemos olvidar que esta civilización se benefició de otras que la precedieron como la civilización griega.

Rashid: Esta, amigo mío, es la naturaleza del desarrollo científico. Es una cadena continua de logros humanos en general. Es lo que se conoce como los ciclos civilizacionales y es algo que confirma el orientalista francés Aldo Mieli cuando dice: “Esta ciencia árabe constituye un eslabón que enlaza y asegura la continuidad entre las civilizaciones antiguas y el mundo moderno. Si no tratamos esa ciencia árabe y si no la comprendemos, continuaremos encontrando un vacío inexplicable entre las civilizaciones antiguas y nuestra civilización moderna.”

Asimismo, el Dr. Toby Huff, profesor en el departamento de historia de la ciencia de la Universidad de Harvard y autor del libro “El alba de la ciencia moderna: el Islam, China y Occidente”, ve que la transmisión de los conocimientos científicos y filosóficos que se acumularon y fueron guardados en la civilización árabe islámica para Occidente, fue el resultado de un inmenso esfuerzo de traducción que llevaron a cabo los europeos de la Edad Media y que tuvo un efecto colosal sobre la trayectoria del desarrollo intelectual y cultural de Occidente.

No obstante, dejad que os diga que los logros de la civilización árabe e islámica destacaron por una serie de características que no encontramos en otras civilizaciones. Las más importantes son:

La ciencia islámica nunca se separó de la religión, sino que es precisamente la religión la que sirvió como inspiración para la ciencia y como su principal impulsor.

Las ciencias de los musulmanes no fueron secretos, sino que se aseguraron de difundirlas entre todos los seres humanos de diferentes trasfondos y pertenencias. Las universidades musulmanas estaban abiertas ante los estudiantes europeos que venían desde sus países buscando el conocimiento.

Yo estoy orgulloso de esa civilización.

  - Pertenecientes de "Los Diálogos de la Feclicidad"
  - Pertenecientes de la novela
  - Pertenecientes de los libros
  - Pertenecientes de los videos
¿Cuál es el molde apropiado?