face
.
   

El robo…

El robo…

El robo…

(1)

• Cakh, estoy listo para viajar. Y deseo que sepas que es un asunto de principios y no de intereses.

• Bien, pero tengo una condición.

• ¿Qué condición?

• Escribir al consejo de la empresa para informarles de que cancelas tu dimisión y aceptas el viaje.

• ¿Por qué?

• Para que el escándalo que has provocado termine.

• Está bien, ¿y cuándo viajo?

• En la mayor brevedad posible, y ¿a dónde vas a ir?

• He decido viajar a Egipto.

• Jajaja ¡parece que aún sigues buscando el camino de la felicidad! En un rato te traerá los billetes el director de relaciones públicas, para que viajes hacia tu felicidad.

• Gracias.

George se fue a su despacho, y pasados unos diez minutos, llegó el director de relaciones públicas…

• Te he reservado el viaje para pasado mañana, ¿te va bien?

• ¿Y por qué tanta prisa?

• No lo sé, ha sido el deseo de Cakh, aunque me alegro, pues significa que vas a seguir con nosotros.

• Y ¿Quién dijo lo contrario?

• Un rumor que corre por la empresa de que Cakh quiere despedirte.

• Tenía miedo, pero ahora no sé por qué creo que si hay alguien que va a despedir a alguien aquí, sería yo despidiendo a Cakh.

• Cakh me dijo que te recordara el correo.

• Ahora empieza a tenerme miedo, enviaré el correo que quiero en breve.

• Te enviaremos hoy los documentos y los datos completos a tu correo, pues aún no los tenemos preparados ya que la noticia nos pilló por sorpresa.

• Espero ese correo, gracias.

• Te aconsejo como amigo George que tengas cuidado con Cakh. Con permiso.

• Gracias, créeme que los valores y los principios vencen la astucia y el engaño.

George agarró el teléfono y llamó a Adam:

• Hola Adam, ya tengo reserva para ir a Egipto.

• Felicidades, es una buena noticia, se lo diré al Sheij Basem para que informe a su hermano para que te reciba, pues su hermano habla inglés, ¿cuándo viajas?

• Pasado mañana, parece que el asunto es más rápido de lo que creía.

• ¿Puedes venir a verme hoy, estoy solo en el hospital?

• Iré enseguida.

• Perfecto, te espero.

Cuando George llegó al hospital, halló a Adam leyendo...

• Hola, pareces absorto en la lectura, ¿qué es?

• Es el Corán, el libro de Dios.

• ¿No lo habías leído ya?

• Sí, lo leí muchísimas veces, y me gusta leerlo todos los días.

• ¡Todos los días!, ¿no te aburres?

• Nosotros lo leemos todos los días, y disfrutamos de hacerlo. Al igual que el milagro de Jesús fue curar al mudo y al leproso, pues el milagro de Muhammad es el Corán, el libro eterno.

• ¿Qué quieres decir con eterno?

• Quiero decir que Dios prometió protegerlo, como dice en el Corán: (Ciertamente Nosotros hemos revelado el Corán y somos Nosotros sus custodios.) Al Hiyr: 9 Cuando lees el Corán, sientes su milagro.

• Cierto, deseo poder leer el original y no la traducción, pues a pesar de que leo la traducción siento que se dirige a mí.

• Yo sé qué contenido podría ser adecuado para ti.

• ¿Y cómo lo sabes?

• La unicidad de Dios, sus nombres, sus descripciones, su magnanimidad, y su belleza es lo más profundo que puede afectar a las personas, y necesito ser adivino para saberlo.

• Sí, cierto, además, la compatibilidad entre la vida mundanal y la última vida en el islam, y la espiritualidad única, es de lo que más me sorprende positivamente.

• El islam hace que la vida de la persona sea completa; pues no tiene ascetismo aislado ni alejamiento de Dios, sino que hace que toda la vida sea una adoración a Dios, si se pusiera la intención para ello.

• Bien, voy a viajar a El Cairo pasado mañana. ¿Qué me recomiendas?

• Jajaja que bebas del Nilo.

• ¿Es considerado una adoración en el islam?

• Jajaja, no, estaba bromeando, nosotros los egipcios decimos que quien bebe del Nilo vuelve a él, y ello por la belleza del país y de su gente.

• Parece que amas tu país.

• Sin duda alguna, y cuánto deseo volver, pero también amo la Meca y Medina.

• ¡Qué raro! ¿Por qué?

• Son las ciudades de mi amado Profeta Muhammad.

• ¿Consideráis que vuestro Profeta es un salvador para vosotros, como nosotros consideramos a Jesús un salvador para nosotros?

• Esa idea se contradice con la creencia islámica; pues Jesús la paz sea con él es un profeta enviado, y Muhammad, la paz sea con él, también es profeta, y no debemos hacer distinción entre ellos, pues nosotros creemos en todos los profetas, y quien no crea en uno de ellos no se considera creyente.

• ¿Incluso aunque no creyera en Moisés, profeta de los judíos, o en Jesús, profeta de los cristianos?

• Sí, pues dice el Corán: (Decid: Creemos en Allah y en lo que nos fue revelado, en lo que reveló a Abraham, a Ismael, Isaac, Jacob y las doce tribus [descendientes de los hijos de Jacob], y lo que reveló a Moisés, Jesús y a los Profetas. No discriminamos entre ellos, y nos sometemos a Él.)La Vaca:136

• Lo leí, y eso es algo que me impresionó del Corán, pues vosotros veneráis a Moisés, Jesús, Lot, y Adam, más que sus seguidores. Me has hecho recordar dos cosas, una es el libro que regaló aquél egipcio a Catherina: “Mi gran amor por Jesús, me llevó al islam”, de un escritor venezolano, y la otra son los profetas en la era antigua.

• Todos los profetas predicaron la creencia en el Dios Único y su adoración a Él únicamente, pero la tergiversación llenó las religiones de dudas.

• Disculpa, no me vas a enseñar mi religión, y no vas a saber más sobre el judaísmo que los judíos, ni sobre el cristianismo que los cristianos.

• Cierto, puede que los judíos sepan más de su religión que yo, y que los cristianos sepan más de su religión, pero es imposible según la lógica y el creo que haya otros dioses asociados a Dios el Único.

• ¿Cómo?

• Según la lógica: dice Dios en el Corán: (Si hubiese habido en los cielos y en la Tierra otras divinidades aparte de Allah, éstos se habrían destruido. ¡Glorificado sea Allah, Señor del Trono! Él está por encima de lo que Le atribuyen.) Los Profetas:22. Si el mundo tuviera dos dioses que lo dirigen, su orden se habría desestabilizado, y se habrían derrumbado sus pilares, pues discutirían y se contradirían, y si uno de ellos quisiera crear algo y otro quisiera que no existiese entonces no coexistirían; y si uno consigue dominar entonces ello demuestra la debilidad del otro; y tampoco es posible que se pusieran de acuerdo sobre el mismo orden; entonces se requiere que sea el Dominador quien domine y controle todo sin socio. Éste es Allah, el Único, el Dominador. Pues viene el Corán: (Allah no ha tenido un hijo, ni existe otra divinidad salvo Él. Si así fuera, cada divinidad acapararía su propia creación, y entonces pretenderían predominar unas sobre otras. ¡Glorificado sea Allah! Allah está por encima de lo que Le atribuyen.) Los Creyentes:91

• ¡Es una maravillosa lógica de filosofía! Aunque contradice totalmente la creencia cristiana.

• No es sólo de filosofía, sino también de credo. Y no se contradice con la creencia cristiana sino con el paganismo y la idolatría, pues Jesús, la paz sea con él, vino predicando la absoluta unicidad de Dios. Permíteme hacerte la misma pregunta que hizo José, la paz sea con él, a sus dos compañeros de celda, tal y como dice el Corán: (¡Oh, mis dos compañeros de cárcel! ¿Acaso los diversos ídolos [que adoráis] pueden equipararse a Allah, Único, Victorioso? Los que adoráis en vez de Él no son más que nombres que habéis puesto vosotros y vuestros padres [a piedras y estatuas], y Allah no os confirió autoridad alguna para ello. Ciertamente el juzgaros compete a Allah, Quien ordenó que no adoréis a nada ni nadie excepto a Él; ésta es la religión verdadera, pero la mayoría de los hombres lo ignoran.) José: 39-40. ¿Cuál de los dos es mejor?

• Pero ¿cómo puedes decir “Allah no os confirió autoridad alguna para ello”, siendo que el Nuevo Testamento está lleno de la divinidad de Jesús?

• Aunque te has desviado de la pregunta, pero continuaremos nuestra charla, tú sabes mejor que yo que el Nuevo Testamento está lleno de tergiversaciones, y no conozco manera de que pueda haber dos dioses, pues entrarían en conflicto y guerra, y los cielos y la tierra se desmoronarían. Tal y como dijo Dios Altísimo: (Allah no ha tenido un hijo, ni existe otra divinidad salvo Él. Si así fuera, cada divinidad acapararía su propia creación, y entonces pretenderían predominar unas sobre otras. ¡Glorificado sea Allah! Allah está por encima de lo que Le atribuyen.) Los creyentes:91

• Esto es un tema muy grande, cuánto odio las imágenes, y las estatuas que encontramos en las iglesias católicas, y siento que es una forma de idolatría que me parece a la adoración de las estatuas, pero no vine para hablar de esto.

• No hay nada mejor en el islam que la belleza del monoteísmo y el sosiego, la felicidad y la seguridad que da.

• ¡Felicidad, sosiego y seguridad!

• Sí, pues la idolatría hace que el corazón esté disperso, pues dice Dios en el Corán: (Quienes crean y no desacrediten su fe con ninguna injusticia [idolatría] serán quienes estarán a salvo, y son ellos los encaminados.) Los Ganados:82 Y también: (Aquellos que creen, sus corazones se sosiegan con el recuerdo de Allah. ¿Acaso no es con el recuerdo de Allah que se sosiegan los corazones?) El Trueno:28. Y también: (Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera, y el Día del Juicio le resucitaremos ciego.) TaHa:124. Sé que no has venido para esto, de todas formas me disculpo, puede que me haya explayado.

• Antes de terminar este tema, me gustaría hacerte una pregunta que rondaba por mi mente mientras leía el Corán: Se menciona un aviso de que Allah recluirá a la gente en estado de ceguedad, ¿no es esto una crueldad por parte de Dios?

• Dios Altísimo está muy por encima de eso. El Corán está lleno de descripciones de Allah (El Señor De La Majestuosidad y La Generosidad) pues es El Generoso, El Misericordioso, El Clemente, El Indulgente, El Perdonador, El Dadivoso, El Que Recompensa el Agradecimiento, etc…incluyendo todos los bellos nombres de Allah Altísimo, al igual que se conoce por sus descripciones de fuerza y poder, como dice en el Corán: (¡Bendito sea el nombre de tu Señor! Él es el poseedor de la majestuosidad y generosidad.) El Clemente:78.

• Puedo que eso se me haya pasado por la cabeza a causa de lo que recuerdo de lo que dice en el Antiguo Testamento de asesinar, saquear y aterrorizar.

• Sí, esa es la causa, y voy a añadir otra causa más y es que los cristianos se han acostumbrado a la idea de la salvación, lo que significa que no habrá fuego para ellos en el día del juicio final, salvo para el pobre que no puede comprar la indulgencia.

• Has empezando a atacar, nosotros los protestantes no tenemos indulgencia que se venda como los católicos y los ortodoxos, aunque la idea de la salvación la tenemos todos.

• Como has dicho, la idea y la creencia de la salvación indica que todos van a ser salvados porque Cristo, la paz sea con él, le salvará; lo que hace que el día del juicio final no tenga sentido, y hace que las obras no sean consideradas adoración, pues obres bien o no obres vas a ser salvado por Cristo, ¿no ves que eso incita a no adorar ni obedecer a Dios y seguir los principios y los valores?

• Puede; hablando de principios me has hecho recordar a Cakh y el trabajo, voy a viajar pasado mañana a El Cairo, ¿qué preparativos hay?

• El Sheij Basem llegará aquí en cualquier momento pues le he llamado y le he informado, y me dijo que vendrá en una hora más o menos, y su hermano te recibirá ahí, y deseará saber de ti todo lo que quieras y necesites que te preparen antes de que viajes, pues todos estamos a tu servicio.

• Jajaja, ¿Por qué?

• No entiendo.

• ¿Por qué estáis a mi servicio? ¿Qué ganáis de eso? Disculpa por preguntar, pero me extraña.

• Eres mi amigo y por eso estoy a tu servicio, y el Sheij Basem te sirve por hacerme el favor a mí por ser mi amigo, además hay otra razón pero prefiero no decirla.

• Perdón, ¿podría saber la otra razón?

• Sinceramente, él y yo estamos deseando que te hagas musulmán. Y en nuestra religión tenemos que quien hace llegar a una persona a la felicidad de la fe en Allah, pues ello nos acerca mucho a Allah

• Te pido disculpas Adam a pesar de tu interés, creo que no me haré musulmán nunca, y por ello os recomiendo que no os esforcéis en vano, ni en enseñarme el islam, ni en mi servicio.

• No temas por nosotros, nuestra recompensa está garantizada tan sólo por el esfuerzo, aunque no te hagas musulmán, y el servicio es lo menos que puede hacer un amigo, y también trae recompensa de Dios, pues ayudar a la gente es de las cosas que más nos acerca a Dios, y por ello creo que si Dios quiere el bien para alguien le lleva al islam, y tengo un fuerte presentimiento de que serás musulmán, pues tu posees lógica y juicio.

• Puede, pero no lo creo, y espero que no te moleste, pero ¿por qué hablas de manera distinta?

• ¿Qué quieres decir?

• Antes no me decías nada de tu religión ni del Corán, y ahora me hablas de ello todo el tiempo, ¿es que te reías de mí o me engañabas?

• Estaba seguro de que llegarías al islam, y que dejarías las demás religiones, y ahora vas en un camino que te lleva al islam, ¿por qué entonces te voy a sacar del camino? Pero por un instante casi cambiaba de opinión

• ¿Cuándo?

• Cuando estuviste enfermo en el hospital antes de realizar la operación.

• ¿Por qué?

• Sinceramente, temí que murieras, y yo deseo que mi amigo esté en el paraíso. Ya ha llegado el Sheij Basem.

• La paz y la misericordia de Allah sean contigo.

• Y contigo sean la paz y la misericordia de Allah.

Dijo George extrañado:

• Hola, ¿qué significa lo que habéis dicho?

• Es nuestro saludo en el islam, y es una plegaria para el que saludamos; le pedimos a Dios Altísimo que le proteja del mal físico y psicológico; el físico es lo que atañe al cuerpo, el dinero, y las posesiones, y el psicológico lo que atañe la religión, y se pide por él para que tenga misericordia y bendición, pues nuestra religión es una religión de paz y misericordia.

• ¡Otra vez me has vas a hablar de religión! Me voy de viaje pasado mañana, ¿qué me recomiendas?

• Todo lo que quieras y necesites, se encargará de ello mi hermano que está ahí

• Aún no sé las tareas laborales que debo hacer ahí, y estoy esperando que me envíen un correo, pero me gustaría visitar y ver algunas cosas personales aparte del trabajo, y deseo que me recomiendes sitios y otras cosas.

• ¿Qué deseas visitar?

• Deseo visitar las pirámides y la iglesia ortodoxa, y reunirme con algunos monjes, además de reunirme con algunos musulmanes ahí.

• Todo lo que has dicho es fácil, y mi hermano te lo preparará, y te recomiendo que te mezcles con la gente sencilla y hables con ellos.

• Eso es bueno e importante, pero… ¿cuánto cuestan estos paseos turísticos que me váis a preparar?

• No somos una agencia de turismo, tú mismo pagarás tus gastos turísticos, y respecto a mi hermano te prestará un servicio como un huésped, y eso forma parte de la adoración en el islam.

• ¿Son todos los musulmanes así?

• Jajaja claro que no.

Dijo Adam con un poco de humor:

• Ten cuidado de los ladrones y carteristas, y de los hechiceros y charlatanes, y de otros, pues no hay una sociedad ideal en este mundo, la ciudad perfecta está en la cabeza de los que sueñan.

• ¿Acaso el islam no llama a los buenos modales?

• El Profeta ha sido enviado para enseñar los buenos modales, según él mismo dijo: (He sido enviado para completar los buenos modales), y cuánto más se aplica el islam más se aferra a los buenos modales. Y los buenos modales ya existían antes de que el Profeta fuera enviado, y él sólo vino para completarlos. En fin, tú ten cuidado, pues por desgracia nuestro país es más pobre en economía y organización.

Basem extendió su mano y dijo:

• Toma esta tarjeta pues tiene datos de mi hermano quien te esperará en el aeropuerto si le envías un mensaje con la hora de tu llegada, y no te preocupes ya que mi hermano habla inglés.

• También yo llamé a mi hermano hace poco, para que te alojara en nuestra casa, sin embargo no habla inglés, y por eso no te sirve como acompañante.

• Os lo agradezco, debo irme ahora pues es tarde y tengo que estar todo el día de mañana en la empresa para terminar los preparativos del viaje, y tengo cosas que debo zanjar hoy mismo, pero quedaré en contacto con vosotros desde Egipto, muchas gracias por todo.

• Egipto te espera, adiós.

• Ve con el cuidado de Dios.

(2)

George miró su correo electrónico para ver si la había llegado el correo con los detalles del viaje, y encontró dos mensajes, uno de Janulca, y el otro del director de relaciones públicas, leyó primero el de Janulca:
“Querido George, Estoy disfrutando en Libia mucho más de lo que esperaba, es cierto que hay un problema de seguridad estos días y tampoco hace buen tiempo, pero siento un placer turístico espiritual bien fresco a pesar del calor del desierto. Te informaré de mis noticias con regularidad, y deseo que tú también me informes de las tuyas, hasta que encontremos el camino de la felicidad. P.D. Si me hubieras informado de que viajarías a Egipto, habría ido a Egipto y no a Libia. Janulca”.
George le contestó:
“Querido Janulca, Siento no haberte informado de mi viaje a Egipto; pues no me lo esperaba hasta hoy, pero te mantendré informado de mis noticias con regularidad. P.D. No entendí lo que has querido decir con placer turístico espiritual bien fresco. Sin embargo siento la angustiosa sequedad de mi alma. George”.
Después leyó el correo del director de relaciones públicas, y estudió los detalles del viaje a Egipto, y se concentró mucho en ellos, pues la misión no era fácil, pues se le ha requerido abrir una oficina técnica y de comercio en El Cairo, para que fuera un centro representativo en todo Oriente Medio. Estaba claro que Cakh no deseaba que regresara rápido, por ello le dio una misión difícil, casi imposible; entonces decidió dedicar todo el día para estudiar bien la misión para retar a Cakh y tener éxito.
George empezó a escribir a las empresas de servicios técnicos en Egipto, y les informó de que llegaría en dos días, y que deseaba que algunos aspirantes a los puestos de trabajo estuvieran preparados para entrevistarse con él cuanto antes, y reservó por internet una estancia en una hotel lujoso para la primera noche, mientras estaría a la espera de coordinar su alojamiento con Yamal, el hermano de Basem. Y se puso a navegar por la red en busca de información que le pudiera ser de utilidad para su viaje, y a preparar una buen a redacción para los acuerdos y contratos, buscando el éxito.
Mientras George estaba absorto en sus tareas, pensando que desafío era grande y que Cakh no se lo pondría nada fácil y que debe estar preparado, Catherina entró:

• Ha sido un día muy duro, ¿qué novedades tienes?

• Viajaré pasado mañana.

• ¡Pasado mañana! ¿A qué viene tanta prisa?

• Y además en una misión muy difícil, puede que me haya equivocado en haber elegido Egipto, o puede que Cakh se haya querido vengarse de mí y destruir mi reputación ante el consejo de dirección.

• Estoy segura de que tendrás éxito en tu misión a su pesar, pues Dios está contigo.

• Te quiero Catherina, y temo que este viaje me vaya a requerir más de un mes de ausencia, y en un país extraño, de idioma extraño, y de cultura extraña.

• Es probable, pero presiento que te vas a sentir cómodo en tu viaje.

• Ojalá; Adam me asegura que el país es bello, parece que Adam ama mucho su país.

• ¡Todo el mundo ama su país!.

• Sí, pero lo más extraño es que ama más la Meca que su propio país, y la razón es su amor a su Profeta, ¡qué nivel de amor y obediencia es éste! ¿No te hace pensar en el amor de los cristianos hacia los monjes?

• Para nada, sino que me recuerdo a nuestro amor por Cristo, aunque es diferente.

• ¿En qué se diferencia?

• Nosotros consideramos a Jesús una divinidad, y ellos sólo le consideran un profeta, y nosotros amamos a Jesús en base a que se sacrificó por la humanidad, y ellos se basan en que fue enviado de Dios para enseñarles el buen camino.

• ¿Qué buen camino?

• El islam, ellos lo consideran el buen camino.

• ¡El buen camino!

• Ellos lo ven así, y anteponen una visión islámica para todos los ámbitos de la vida, y dicen que todo viene de Allah.

• ¿Qué quieres decir con “ellos lo consideran… ellos lo ven…”?

• Me refiero a los musulmanes.

• En tu último correo dijiste sobre el Corán que parece que viene de Dios, fue una respuesta muy sorprendente para mí.

• Más bien mi investigación sobre su procedencia de Dios fue la sorpresa para mí, pues no hay duda de que esto que los árabes leen lo trajo Muhammad sin ninguna alteración, pero la pregunta es: ¿es Muhammad sincero?

• Lo que entiendo de tu correo es que tú opinas que es sincero. Por eso dijiste que parece que proviene de Dios.

• No, no quise decir eso, lo que quise decir es que no es como el antiguo ni el Nuevo Testamento que tienen varias copias contradictorias.

• A pesar de que la charla es interesante, me veo obligado a interrumpirla, pues tengo mucho trabajo para hacer antes del viaje. Por cierto, ¿dónde están los niños?

• Se han ido de excursión escolar, te lo han dicho ayer, ¿te has olvidado? De todas formas llegarán pronto, y la comida estará lista, aunque es tarde.

• Oh, se me había olvidado, estoy hambriento, gracias mi amor. Voy a terminar mi trabajo hasta la hora de comer.

(3)

George se despidió de Catherina y de sus hijos y se dirigió al aeropuerto. Llegó a Egipto a las seis de la tarde, y en cuanto terminó los trámites de entrada y recogió las maletas y salió a la sala de espera, encontró un hombre que le estaba esperando con un cartel donde ponía su nombre: “George Nison”, en letra grande que delata la falta de conocimiento del inglés de quien lo escribió. Entonces se dirigió a él y le sonrió y éste le recibió con alegría:

• Bienvenido a Egipto, yo soy el hermano de Basem, me llamo Yamal, y este es el hermano de Adam, Muhammad, lo siento él no habla bien el inglés, sin embargo insistió en venir a recibirte.

• Gracias a los dos, vamos al hotel pues he reservado una habitación para esta noche.

• Tú decides, pues es un hotel que está lejos de la ciudad, y en El Cairo hay mucho tráfico, además es muy caro.

• Mañana me cambio, pues sólo he reservado para un día, y deseo mudarme a un hotel limpio y decente en el centro de la ciudad, y que quede cerca de las grandes empresas.

• Hay muchos hoteles en la ciudad, mañana elegirás el hotel que quieras.

• Prefiero que me lo elijas tú y me hagas la reserva, y si me gusta me quedaré en él, ya que estoy muy ocupado.

• Lo que quieras, estoy a tu servicio, ni te imaginas lo mucho que nos dijo Basem que te cuidáramos.

• ¡Es extraño el interés de Basem!

• Es por varias razones: Tú eres un huésped, y el Profeta nos ha ordenado ser generosos con los huéspedes, además tú buscas el islam, y debemos enseñártelo, y eres amigo de mi hermano, y Dios nos ha ordenado ser leales.

• Primero: ¿Por qué siempre que os digo algo, me habláis del Profeta?, segundo: ¿quién os ha dicho que estoy buscando el islam?

• Primero: porque el Profeta, la paz sea con él, es nuestro ejemplo a seguir. Segundo: mi hermano Basem me dijo que buscabas la felicidad.

• Claro, la felicidad, no el islam.

• No veo diferencia entre las dos cosas, pues no hay felicidad sin islam, sino en occidente seríais muy felices, pues no es ningún secreto que un país como Suecia que tiene un porcentaje de ateísmo del 80% es el país con más casos de suicidio del mundo, a pesar del bienestar que se vive ahí, ¿acaso el suicidio no es la cumbre de la infelicidad y la desgracia?

• Pero, ¿no se suicidan los musulmanes también?

• Por desgracia, sí, pero son muy pocos con una diferencia enorme, pues según un estudio realizado por el doctor Josh Manuel y la investigadora Alexandra Fleischmann, que fue un estudio científico basado en documentación fiable de las naciones unida sobre la relación entre la religión y el suicidio, y hallaron que los casos de suicidio entre los ateos son mucho mayores, pues forman el 25% de los suicidas, después vienen los budistas, después los cristianos, los hinduistas, y por último los musulmanes con un 1%, incluso los investigadores dijeron textualmente: “El porcentaje de suicidio en los países musulmanes, a diferencia del resto de países del mundo, apenas llega al cero, y la razón es la religión musulmana que prohíbe el suicidio de manera tajante”.

• ¿El islam prohíbe el suicidio?

• Por supuesto, incluso prohíbe todo lo que daña al ser humano, y lo más extraño es el que el Profeta, la paz sea con él, mencionó textualmente, lo que según las estadísticas, son el 90% de las causas de suicidio, pues dijo: (Quien se mata a sí mismo con un instrumento punzante de hierro, la llevará en la mano en el infierno punzándose con él vientre eternamente, y quiere se tire de una montaña se mata, permanecerá tirándose desde lo alto en el infierno eternamente).

• ¡Parece que tu especialidad te afecta! ¡Y por eso te gustan los números!

• Gracias por el cumplido, es cierto que las matemáticas son mi especialidad como mi hermano te dijo, además las matemáticas lógicas aumentan la lógica mental sin duda, sin embargo aprendí el método científico de mi religión primero.

• ¡Todo es de vuestro profeta, y vuestra religión! ¡Cuánto exageras!

• Es posible, pero ¿acaso no ves que la metodología científica requiere que especifiques en qué estoy exagerando?

• ¡Me has ganado! ¿Cómo os incita vuestra religión a seguir la metodología científica?

• Te voy a mencionar algunas creencias musulmanas que son ligadas a la metodología científica, por ejemplo: El islam no ha advertido de no imitar a ciegas, pues dice Dios El Altísimo sobre los idólatras: (Y cuando se les dice: Seguid lo que Allah reveló, argumentan: Seguimos la tradición de nuestros padres. ¿Acaso imitan a sus padres a pesar que éstos no razonaban ni seguían la guía?) La Vaca:170. Y dijo sobre seguir la intuición sin método científico: (...Ciertamente muchos se extravían por seguir sus pasiones por ignorancia, pero Allah conoce mejor que nadie a los transgresores.) Los Ganados:119. Y sobre el odio que aleja de justicia: (¡Oh, creyentes! Sed firmes con [los preceptos de] Allah, dad testimonio con equidad, y que el rencor no os conduzca a obrar injustamente. Sed justos, porque de esta forma estaréis más cerca de ser piadosos. Y temed a Allah; Allah está bien informado de lo que hacéis.) La Mesa Servida:8. Yo respecto a la metodología científica, dijo sobre los judíos: (Algunos de los judíos cambian el sentido de las palabras y dicen: Oímos pero desobedecemos. Escuchamos, pero no prestamos atención. Râ‘ina; con doble sentido en sus palabras y atacando la religión. Si dijeran: Oímos y obedecemos. Escucha, protégenos; sería mejor para ellos y más correcto. Pero Allah les maldijo por su incredulidad porque no creen sino poco.) Las Mujeres:46. Y sobre evitar la agresión y la discordia: (Ciertamente los que incurren en falta son quienes oprimen a los hombres y siembran injustamente la corrupción en la Tierra ; éstos sufrirán un castigo doloroso.) El Consejo:42. Y sobre la honradez científica en la equidad entre la gente: (Allah os ordena que restituyáis a sus dueños lo que se os haya confiado, y que cuando juzguéis entre los hombres lo hagáis con equidad. ¡Qué bueno es aquello a lo que Allah os exhorta! Allah es Omnioyente, Omnividente.) Las Mujeres: 58. Y sobre la justicia, y el trato con equidad y el verdadero testimonio: (¡Oh, creyentes! Sed realmente equitativos cuando deis testimonio por Allah, aunque sea en contra de vosotros mismos, de vuestros padres o parientes cercanos, sea [el acusado] rico o pobre; Allah está por encima de ellos. No sigáis las pasiones y seáis injustos. Si dais falso testimonio o rechazáis prestar testimonio [ocultando la verdad] sabed que Allah está bien informado de cuánto hacéis.) Las Mujeres:135. Y sobre la importancia de buscar la prueba y la evidencia antes de juzgar: (¿Acaso Quien origina la creación y luego la reproduce, y Quién os sustenta [con las gracias] del cielo y de la tierra [puede equipararse a quien no es capaz de hacer nada de eso]? ¿Acaso puede haber otra divinidad junto con Allah? Di: Presentad vuestra prueba, si es verdad lo que decís.) Las Hormigas:64. Y sobre…

• Me has convencido, es suficiente, ¿acaso eres hombre de religión, como tu hermano?

• Mi hermano y yo no somos hombres de religión como los cristianos entendéis, pues la especialidad de mi hermano son los estudios islámicos, y mi especialidad son las matemáticas, y por cierto, Muhammad el hermano de Adam te quiere invitar a cenar, y te pregunta ¿si te gusta la comida egipcia, o prefieres comida rápida?

• Una comida egipcia ligera.

• Tenemos un plato que se llama Kushari, ¿quieres probarlo?

• Kushari, no lo conozco, lo probaré.

• El Kushari es un plato de macarrones con arroz, cebolla, tomate y más cosas, y está delicioso, y es popular, y te va a gustar si Dios quiere, aquí hay un sitio especializado en Kushari.

• Muhammad no se sintió cómodo con la propuesta de Yamal y dijo: ¡Yamal! ¿Acaso vamos a invitar a nuestro visitante extranjero a un plato de Kushari? ¡No es apropiado!

• No Muhammad, es su petición. George, Muhammad se opone a la idea de llevarte a un restaurante barato, y prefiere llevarte a un restaurante más caro, ¿qué opinas?

• Se lo agradezco mucho, pero dile que eso es lo que deseo.

• ¿Lo ves? ¡Como te dije!

• Dile que lo haremos como él quiere, pero sintiéndolo mucho, nosotros nos hemos acostumbrado a ser generosos con el huésped, así es nuestra costumbre y nuestra religión.

• Todo para vosotros es por el islam o por Muhammad, me parece que sois más religiosos que los cristianos.

• ¿Cómo? ¡No entiendo!

• A nosotros nos basta con rezar el domingo; mientras que vosotros rezaís más de una vez al día. Vosotros os sentís orgullosos de vuestra religión y vuestro profeta, y nosotros no sentimos esa santidad para con nuestros profetas realmente, vosotros veis la religión como un sistema de vida, y nosotros lo tratamos como algo espiritual solamente.

• ¿Lo que dices es un halago o una crítica para los musulmanes?

• jajaja es solo una descripción, pues vosotros os enfadáis sobremanera con quien osa hablar de vuestras cosas sagradas, sólo hay que ver lo que hicieron los afganos con los americanos cuando les quemaron el libro del Corán.

• Quien no se preocupa por sus cosas sagradas y no venera a sus profetas, no merece ser valorado, ¿acaso no veneráis a la reina en Inglaterra? ¿acaso los americanos no veneran a sus presidentes fundadores? ¿acaso los comunistas no veneran a Marx y a Lenin? ¿y los nazis no veneran a Hitler? y otros a otros muchos, pues nosotros veneramos todos los profetas, incluso veneramos a Jesús, la paz sea con él, y le amamos y no le degradamos de posición, ni le elevamos de ella,, pues él es un siervo y profeta de Dios.

• Es cierto, pero exageráis.

• La exageración, sería si dijéramos que Muhammad es un dios, como vosotros son Jesús.

• Digo que exageráis relacionando la vida con la religión.

• Respecto a la relación de la religión con la vida, opino que quien crea que la relación entre el siervo y su dios es meramente espiritual y sólo durante la oración, y el resto de los aspectos de su vida se quedan aislados de Dios, es una persona que no entiende la vida, ni la religión, con perdón, y vivirá en desgracia, ansiedad y depresión, hasta que llegue al suicidio, pues la vida y la religión no tendrán sentido mientras no vayan juntas.

Entraron en un restaurante que servía Kushari, y se sentaron en una mesa pequeña que gustó a George, el restaurante estaba atiborrado de gente, los camareros trabajaban duro y traían los pedidos muy rápido. Pidieron tres platos de Kushari, y en cuestión de minutos les trajeron el pedido.

• Aquí tenéis el Kushari. Bismillah.

• ¿Qué dice el camarero?

• Dice que mencionemos el nombre de Allah antes de comer.

• ¿Y por qué?

• Se supone que la vida del musulmán entera es para Allah, pues el musulmán pronuncia el nombre de Allah, es decir que empieza su acción con el apoyo de Allah y anhelando su bendición.

• Es bonito.

• El islam no ha dejado un asunto sin dictaminar, pues dice Allah en el Corán: (No hay criatura que camine en la tierra o vuele con sus dos alas que no forme una comunidad igual que vosotros. No hemos omitido nada en el Libro. Éstas [criaturas] también serán congregadas ante su Señor [el Día del Juicio].) Los Ganados:38

• ¡Todo!

• Jajaja me has hecho recordar una historia que sucedió en la época del Profeta, la paz sea con él, cuando un hombre no musulmán fue a verle, y dijo burlándose de los compañeros del Profeta: “vuestro profeta os ha enseñado todo incluso defecar”. Y ellos dijeron: “sí, nos ha prohibido limpiarnos con la mano derecha, ni con los huesos, ni con el estiércol”. Y dijo el hombre: “Sólo os limpiáis con tres piedras”.

• ¿Acaso lo que dijo el compañero de vuestro Profeta es cierto? ¿O es sólo una discusión con un no musulmán? ¿Es cierto que el islam contempla detalles de todos los actos?

• Sí es cierto, pues gracias a Dios que nos ha perfeccionado la religión, pues dijo: (Se os ha prohibido [beneficiaros de] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la de todo animal que haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah, la del animal muerto por asfixia, golpes, caída, cornada o matado por las fieras, a menos que haya sido herido por ellas y alcancéis a degollarlo [antes de que muera], y la del que ha sido inmolado en altares [para los ídolos]. Y [se os ha prohibido también] consultar la suerte valiéndoos de flechas, porque todo esto es un desvío. Hoy los incrédulos han perdido las esperanzas de [haceros renunciar a] vuestra religión. No les temáis sino temedme a Mí. Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión. Y quien, [en caso extremo] por hambre, se vea forzado [y coma de lo vedado] pero sin intención de pecar [transgredir o excederse sepa que,] Allah es Absolvedor, Misericordioso.) La Mesa Servida:3. Pues el Profeta, fue enviado para completar los buenos modales.

• ¿Por qué creéis que poseéis los buenos modales en exclusiva?

• Puede que no has fijado en lo que dije hace poco, pues dice el Profeta: (Os he sido enviado para completar los buenos modales). Completar significa que los buenos modales ya existen en la gente y el Profeta los completa, y esto forma parte de la belleza del islam.

• ¿Qué quieres decir?

• Quiero decir que el islam complementa y perfecciona los buenos modales, las religiones y las leyes, pues el islam complementa el mensaje de Adam, Moisés y Jesús, la paz sea con todos ellos, pues los modales en el islam no son secundarios sino importantes.

• ¿Es el Kushari algo importante en vuestra religión?

• Jajaja es típico de Egipto, pero no del islam, pues es comida para pobres y ricos.

• El Kushari está bueno.

• ¡Que aproveche! Dale las gracias a Muhammad nuestro anfitrión silencioso, ya que no habla inglés.

• Muchas gracias a Muhammad, y dile que es de lo mejor que he comido.

• Nos queda la Muhalabiya con leche, que ya está pedida.

• Dice Muhammad que ha pedido Muhalabiya, que es un dulce de arroz con leche, típico de Egipto.

Cuando terminaron de comer, partieron hacia el hotel donde George había reservado, y tras terminar los trámites de entrada, Yamal informó a George de que le iría a ver mañana por la mañana.
George entró a su habitación, organizó sus cosas y se duchó rápidamente. Después miró su correo electrónico y encontró respuestas de sus amigos, entonces las resumió y se las reenvió.
“Vuestras respuestas han sido sorprendentes para mí, y aquí tenéis su resumen: Habib: “No me gusta el islam, a pesar de que muchas de sus teorías son científicas. Te recomiendo visitar la iglesia ortodoxa”. Lyvi: “Cuando se estudia el islam, hay que tener en cuenta también el salvajismo, el extremismo, el subdesarrollo, el retroceso, y la corrupción”. Catherina: “No sé cuál es el secreto que me atrae hacia esta religión, puede que sea por su amor al Mesías y cómo honra a la mujer”. Adam: “La mejor consulta es el libro de Dios, el Corán, y deseo que quien no hable del islam quien no lo haya estudiado”. Janulca: “El islam es una sencillez profunda, y una profundidad sencilla, y no sé cuál es la mágica que hay en sus ideas, y me gusta leer lo que los orientalistas escribieron sobre el islam”. Y os añado de mí parte, yo George, que hay secretos extraños en el islam: la unicidad, la inclusión, el sosiego, la espiritualidad, la ciencia, el terrorismo, la mujer, la referencia, la credibilidad, y la historia. Propongo que la siguiente carta sea para explicar los secretos que acabo de mencionar, quien sepa algo, ruego me lo indique. George.”
Después de enviarlo, vio un mensaje de Lyvi:
Querido George: Deseo que hayas llegado bien a Egipto, presiento que estás caminando hacia el islam con fuerza y entusiasmo, que no mostraste con el judaísmo ni el cristianismo. Ten cuidado de los musulmanes, pues temo que te hagan daño. Lyvi”
Él le contestó:
Querido Lyvi: Te agradezco por tus sinceros sentimientos, tendré cuidado, y te informaré de mis noticias, puede que te parezca entusiasmado con el islam, pero créeme que no me lanzaré nunca sin estar completamente seguro, y siempre lo consultaré con vosotros.

George.

Y encontró otra carta de Cakh, y la leyó:
Querido George: Me alegro de tenerte lejos de la empresa, y de que hayas aceptado una misión sin conocerla previamente, te deseo éxito, pues te he preparado todo, pero si fracasa, sólo tú serás el responsable”. Cakh.
A las siete de la mañana, George bajó al bufét para desayunar, y le gustó el menú del hotel pues era variado entre comida egipcia y comida internacional, y se puso a catar de todo, y degustar platos que nunca antes había probado…
El camarero le preguntó en un inglés pobre, si deseaba algo más.

• Muchas gracias

• ¿De dónde es, Señor?

• De Inglaterra.

• ¿Y tú?

• De Egipto, de Alejandría.

• ¿Podrías hablarme de Alejandría?

• Alejandría es una de las ciudades más grandes de Egipto. Es una ciudad antigua que fue fundad por Alejandro Magno en el año 332 a.C.

George recordó lo que había leído sobre esta ciudad antigua que Alejandro quiso que llevara su nombre y que fuera sede del comercio y la civilización helenística, y pasaron los siglos y las civilizaciones, y en ella quedaron ruinas y restos arqueológicos, como el faro de Alejandría que se considera una de las maravillas del mundo antiguo, y la biblioteca de Alejandría que fue convertida al cristianismo a manos de San Marcos en el año 45 d.C. y fue centro de desarrollo científico para los cristianos. Incluso tuvo un papel filosófico, pues tuvo la escuela filosófica más famosa llamada la escuela del neoplatonismo, además de la escuela catequista de Alejandría que formó la ideología cristiana en el mundo. Y recordó el papel de la ciudad después de la llegada del islam, pues Alejandría permaneció una torre científica, y se convirtió en un centro científico internacional donde recibían, científicos de occidente y de Al Ándalus, sus lecciones sobre religión antes de su regreso a sus tierras…
El camarero le interrumpió diciendo:

• Parece que tiene usted la mente ocupada, señor.

• George salió de sus pensamientos y dijo:

• Estaba pensado en la historia de Alejandría.

• Yo no he terminado mis estudios básicos y apenas sé escribir, pero amo a Egipto y a Alejandría en especial, pues sin duda es una ciudad de civilizaciones, ¿la ha visitado?

• Has hecho que tenga ganas de hacerlo, ¿eres musulmán?

• No, soy cristiano…

• ¿Cómo es la relación entre los musulmanes y los cristianos aquí? ¿Cómo llegó el islam a Egipto?

• Hubo una guerra entre los musulmanes y los bizantinos; los coptos lucharon al lado de los musulmanes.

• ¿Los coptos cristianos?

• Los coptos son los indígenas autóctonos de Egipto, y no todos son cristianos. Y cuando los musulmanes conquistaron Alejandría, sus habitantes disfrutaron de la libertad religiosa, y protegieron a la comunidad judía, y a la iglesia.

• ¿Por qué no te haces musulmán, ya que les admiras?

• Nací así, ¿por qué he de cambiar la religión de mis padres y mis abuelos? ¿Podrías tú cambiar tu religión?

• Es probable, ¿qué me lo va a impedir? Pero he de estar convencido primero. Pues el cambio requiere seguridad.

• Sin embargo a mí no me gusta el cambio, y no me gustan las duras leyes del islam.

• ¡¿Duras leyes del islam?!

• Sí, cinco rezos diarios, el azaque, el ayuno de Ramadán, la peregrinación a la Meca, no mentir, no robar, no calumniar, ni cometer adulterio, etc…

• Pero ellos disfrutan de eso, y lo consideran un modo de vida desarrollada y feliz.

• Puede que ellos disfruten, pero yo no, y te pido disculpan por la larga charla.

• Ya terminé mi desayuno, gracias por tu tiempo.

George subió a su habitación y recogió sus cosas para mudarse a otro hotel, el botones le ayudó a bajar las maletas, y George se quedó esperando a Yamal en la recepción, y en cuanto terminó los trámites de salida, Yamal llegó para recogerle.

• Pareces preparado y entusiasmado para trabajar

• Sí, tengo muchas tareas para hacer hoy.

• Iremos al hotel para dejar ahí tus maletas, y luego te dejo donde quieras.

• ¿Cuál es el nuevo hotel?

• Es un hotel en un barrio llamado Al Ma’adi con vistas al Nilo.

• ¿Cerca de mi trabajo?

• El Cairo es relativamente grande, y no sé dónde trabajas exactamente, y si Dios quiere será el hotel adecuado y cercano, y si no lo cambiaremos.

Llegaron al nuevo hotel, y terminaron los trámites de entrada.

• Esperaré a que descanses y luego saldremos.

• Estoy bien, subiré a la habitación y volveré enseguida.

George volvió rápidamente, sonriendo y alegre.

• Quiero ir a esta dirección, por favor, es una compañía de contratación laboral con la que ya he hablado.

• Está en Al Jîzah, no está lejos, además está cerca de las pirámides.

• Bien, pues deseo ver las pirámides.

• Por supuesto, no puedes venir a Egipto y no ver las pirámides.

• ¿Las pirámides tienen algo que ver con vuestra religión?

• Las pirámides fueron construidas por los faraones, y esa época es anterior a la época del Profeta, la paz sea con él, incluso muy anterior a Jesús, la paz sea con él. Muchas de esas civilizaciones eran monoteístas, y otras eran idólatras, ¿sabías que el faraón le dijo al Profeta de Dios Moisés: “Soy vuestro dios el altísimo” y además torturó a los hijos de Israel hasta que Dios le hundió en el mar?

• Lo raro es que leí la historia en el Antiguo Testamento: la Torá, y también en el Corán.

• ¡Genial! Sinceramente, ¿cuál crees que venera y respeta más a Moisés?

• Sinceramente… El Corán, a pesar de ser el profeta de los judíos, pero…

• Disculpa, pero sinceramente, ¿cuál crees que venera y respeta más a Jesús, el Corán o la Biblia que llamáis Nuevo Testamento?

• La Biblia por un lado, y el Corán por otro.

• ¿Cómo?

• El Corán en cuanto al trato y la manera de halagar sus modales y no acusarle de ningún defecto; mientras que en el Nuevo Testamento en cuanto a elevarle a la divinidad.

• ¿Elevar a un humano hasta la divinidad es veneración o embuste?

• Entiendo lo que quieres decir, y también me dirás: que en algunas copias del Nuevo Testamento es un siervo y no un dios, y más cosas; y tienes razón, pero me has pedido mi opinión en un tema concreto.

• Creo que habrás leído el libro: “¿Era El Mesías musulmán?”, escrito por el director del departamento de religión y creencia en la universidad de Luther en los EEUU, el profesor Robert Shedinger.

• Sí, lo leí por encima, y creo que exageraba, pues ¿cómo iba a ser musulmán el Mesías si el islam llegó después?

• Todo quien dice lo que no estáis acostumbrados a oír o es exagerado o incrédulo, o contrario a la metodología científica. Él es el director del departamento de religión de una conocida universidad, y la universidad le apoya. ¿No ves que el hombre necesita adoptar una serie de decisiones por su libertad personal y su gran valentía?

• Estoy de acuerdo contigo en lo que dices.

• Bien hemos llegado, ¿quieres que suba contigo? O te espero hasta que termines para que te recoja.

• No lo sé. Entra conmigo y cuando lo tenga claro te informo.

Entraron en la oficina de contratación internacional, y pidieron ver el director general, y el secretario les informó de que el Dr. Georges había salido y regresará en dos horas aproximadamente. Entonces decidieron volver pasadas dos horas.

• Tenemos dos horas para ver las pirámides, ¿te apetece o tienes otra cita importante?

• Vamos a las pirámides, y luego volvemos aquí.

• Bien, por cierto, el director de la empresa de contratación es cristiano como vosotros, sin embargo es ortodoxo y no protestante.

• ¿Le conoces?

• No, pero su nombre lo indica. Georges es exclusivo de cristiano aquí, y todos los cristianos aquí son ortodoxos, y sé que os acusáis de incredulidad entre vosotros.

• ¿En el islam no existen sectas que se acusen entre ellas de incredulidad?

• Lamentablemente sí.

• ¿Cómo cuáles?

• Hay algunos que reniegan del Corán e insultan a los compañeros del Profeta, la paz sea con él, y a sus virtuosas esposas, e inventan muchas leyendas.

• ¿Dónde estás?

• Son minoría en el mundo musulmán, pero se centran en Irán, Iraq, y en otro países.

• ¿Te refieres a los chiitas?

• Más bien me refiero a los rafidíes, que renegaron del Corán y la Sunnah, y a otros que dicen ser musulmanes, como los bahaíes, los ahmadíes y otros.

• Entonces sois como nosotros, sectas diferentes que luchan unas contra las otras.

• No, no somos como vosotros, pues la mayoría de los musulmanes creemos que el Corán es verdad, pero vuestras sectas: ortodoxos, católicos, protestantes y otras, cada una tiene una versión diferente del libro, y lo sabéis muy bien.

• Entiendo la diferencia que dices, pero veo mucha semejanza, lo importante es que no hay chiitas en Egipto.

• Casi no hay, aunque gobernaron aquí durante un tiempo.

• ¿Es que los habéis matado?

• No somos como vosotros, su gobierno se ha desmoronado, y la gente regresó a la creencia correcta del islam y la Sunnah.

• ¿Qué quieres decir con “no somos como vosotros”?

• Espero que no me entiendas mal, por ejemplo, los habitantes originarios de Australia, ¿dónde están? Y ¿los indígenas de América?

• ¿Podrías explicarte mejor?

• Sabes cómo han sido invadidas muchas naciones, y lamentablemente han sido exterminados, sin embargo el islam prohibió la injusticia y ordenó ser justos. Observa las pirámides, ya estamos llegando.

• ¡Son enormes!

• Más enormes van a ser cuando nos acerquemos más; aparcaremos aquí y tomaremos un carruaje con caballo, y te aconsejo que estés muy atento a tus pertenencias.

• ¿Qué quieres decir?

• Los sitios de turismo más importante del mundo son los sitios donde más carteristas y ladrones hay, y no es solo algo de aquí.

• ¿No se supone que los musulmanes no deberíais robar?

• El musulmán no es un ser angelical, pues tiene sus defectos y sus debilidades, pero su religión le impide caer en ellos, mientras que otros su religión le incita a ellos.

• ¿Cómo?

• Algunas religiones, aunque su origen fuese cierto, han sido tergiversadas, e incitan a la injusticia, el asesinato, el robo, … pero el islam prohíbe todo eso de manera tajante. Y cuanto más se aleja la gente de la religión, más se aleja de los modales del islam y su espíritu, y entonces es cuando surgen los malos modales, como el adulterio, el robo, beber alcohol, mentir, engañar, el egoísmo, etc… Adelante ya hemos llegado.

• Parece que va a ser un paseo divertido.

Yamal alquiló dos caballos y los montaron para darse un paseo por las pirámides. Los dos hombres guía no hablaban bien el inglés, y Yamal les pidió que se dieran prisa para acabar en dos horas, y cuando terminaron regresaron a los coches para ir a su cita.

• Gracias Yamal, de corazón, fue un paseo muy divertido, ¿podríamos volver a la oficina?

• Claro, podrías llamarle si quieres, para que vaya a verte en el hotel, pues ahora son la una.

• Bien, le voy a llamar.

George metió la mano en su bolsillo para sacar su teléfono y descubrió que parte del dinero que tenía había desaparecido. Lo buscó bien, pero no lo encontró.

• Parece que me han robado.

• A lo mejor se ha caído.

• No, creo que quien conducía el caballo me robó cuando me ayudó a bajar, lo bueno es que no metió la mano en el otro bolsillo donde tenía la cartera entera.

• Gracias a Dios, ya te dije que tuvieras cuidado.

• No era una gran suma, lo importante, voy a llamar a Georges.

George acordó con el director de la compañía, Georges que se verían en el hotel a las dos, y cuando llegaron al hotel, George le pidió a Yamal que subiera con él a la habitación para terminar su conversación.

• No quiero molestarte en tu reunión con Georges.

• Creo que será una reunión cortita, pues solo es una preparativo para una reunión más grande mañana, ya que quiero tratar contigo temas importantes, salvo si estás ocupado.

• No, no estoy ocupado.

Subieron a la habitación, y George preparó dos tazas de té, y se sentaron a charlar durante minutos hasta que el teléfono de la habitación empezó a sonar; era el recepcionista que informaba a George de que el director de la compañía de contratación le estaba esperando.
George tomó algunos papeles, se disculpó de Yamal y bajó rápidamente, para ver a Georges, que es un hombre de estatura mediana y de unos cincuenta años. George le saludó.

• Si te parece bien, podemos preparar algunas cosas para la reunión de mañana.

• Me parece bien.

• Como te dije en el correo, yo, necesito emplear algunos técnicos para nuestra empresa que trabajarán desde aquí en El Cairo, pero quiero gente con experiencia destacable.

• Tengo algunos candidatos que puedes entrevistar mañana.

• ¿Y en qué me podríais ayudar para elegir bien?

• Quienes entrevistarás son personas que hemos seleccionado para ti, pues los candidatos son muchos.

• ¿Y en qué os habéis basado para elegirlos?

• En su capacidad y experiencia laboral, por supuesto. No entiendo lo que quieres decir.

• ¿Algún requisito era que fueran cristianos como nosotros?

Georges puso cara de enfado

• Primero: ¿Cómo sabes que soy cristiano? Segundo: el dueño de la empresa es musulmán, y yo solo soy el director. Tercero: los candidatos seleccionados son diez personas, uno es cristiano y el resto musulmanes. Cuarto…

• Lo siento, no quería ofender, pero supuse que la situación religiosa aquí estaba en conflicto, y quise asegurarme, nada más.

• Nuestra relación es buena y no es como vosotros los occidentales imagináis o queréis imaginar, en realidad, la minoría cristiana en Egipto fue protegida por el gobierno musulmán, y por ello en la historia luchaban junto al ejército musulmán.

• Bien, solo quise asegurarme de que los criterios de elección no fueron basados en el racismo.

• Tranquilo, fueron elegidos en base a criterios técnicos, aunque el porcentaje de candidatos cristianos seleccionado es mayor que la realidad.

• ¿Cómo?

• Uno de entre diez, es más que el porcentaje de cristianos en Egipto, de todas formas, podría decirte más cosas en este contexto, pero no creo que te vayan a gustar…

• Bien, estoy obligado a subir, pues un amigo mío me está esperando en la habitación, que por cierto es musulmán. Nos vemos mañana a las nueve en la empresa, y deseo entrevistar a muchos candidatos para poder elegir de entre ellos.

• Bien, de acuerdo, nos vemos mañana, y encontrarás buenos candidatos pues Egipto está llena de profesionales.

George subió a la habitación y se disculpó de Yamal por haber tardado, y le propuso bajar a comer con él en el hotel.

• ¿Puedo hacerte una pregunta directa?

• Adelante.

• Perdón por la franqueza, pero ¿qué es lo que ganas tú de llevarme, acompañarme y estar conmigo?

• Mi ganancia es grande y está clara.

• ¿Qué es?

• Servir a la gente es importante según nuestra religión, pues nos acerca a Allah el Altísimo.

• ¿Sólo es eso lo que ganas?

• No, hay más cosas, como hacer el favor a un amigo, y lo más importante, enseñarte el islam.

• Perdón, no creo que puedas conseguir esa última, pero ¿cuál es tu beneficio económico? ¿Qué quieres a cambio?

• Créeme que no he pensado en ello, decide tú la cantidad a pagar, pero a contar a partir de los tres primeros días, pues son tu derecho por ser huésped.

• Hemos aprovechado mucho el día de hoy, aunque todavía es pronto, pero prefiero terminar algunas tareas en mi habitación y dormir pronto esta noche, te lo agradezco muchísimo, nos vemos mañana a las ocho para ir a la empresa, pues he quedado con Georges a las nueve.

• Bien, hasta mañana si Dios quiere.

George metió la mano en el bolsillo para sacar la cartera y pagar la cuenta, y no la encontró.

• Parece que he dejado la cartera arriba, voy a subir y bajo enseguida.

• ¿Para qué la necesitas?

• Quiero darle al camarero una propina.

• Toma estas cien libras egipcias, pues no tenemos divisa egipcia, y mañana si Dios quiere, cambias y me las devuelves, y así no subes arriba más de una vez, pues son casi las cinco y tienes que hacer unas tareas.

• Gracias Yamal.

(4)

George subió a su habitación y encendió su ordenador para realizar sus tares, y después recordó su cartera, entonces la buscó pero no la encontró, ¡buscó bien en la habitación y no encontró nada! Y se aseguró de que no estaba, y se preocupó mucho, ya que ahí tenía sus tarjetas de seguros y dinero, pensó mucho y después decidió llamar a Yamal.

• ¿Dónde está mi cartera?

• Dices que la has dejado en la habitación.

• La he dejado en la habitación y te he dejado a ti solo en la habitación y cuando regresé ya no la encontré.

• ¿Qué quieres decir?

• No me engañarás con las cien libras que me has dado, devuélveme mi cartera.

• Lo siento, yo no me la he llevado.

• Estabas sólo en la habitación, y la cartera estaba en la habitación, ¿quién se la llevó entonces?

• Te repito, yo no me la he llevado.

• ¡Y me dices que vas a recibir la recompensa de Dios por servir al amigo de tu hermano, ahora lo veo claro, para que vuestra religión es de robar, en un día me robaron dos veces!

• No ataques el islam, yo no me la he llevado.

• Y ¿entonces se ha ido volando?

• ¿Por qué me hablas así?

• Si me das mi cartera antes de las nueve de mañana te denunciaré a la policía, ¡y después me dirás que el servicio a la gente de parte de la religión! Parece que robar a la gente es de vuestra religión. Nos vemos mañana a las ocho y me traes la cartera. Adiós.

George cortó la llamada y se tiró a la cama enfadado y confuso

• Parece que Cakh me va a vencer, ¿qué es lo que me trajo a esta ciudad? ¿Para conocer el islam? ¿Religión de ladrones? Hoy me robaron dos veces. ¡Y Yamal me dice que quiere que me haga musulmán! ¿Qué clase de broma es ésta?

Los pensamientos de George se dispersaron durante una hora mientras estaba muy enfadado y nervioso, estaba seguro de que su nerviosismo no era por el dinero ni las tarjetas de seguros a pesar de que eran importantes, sino porque sentía que le habían tomado por tonto y que jugaban con él en el nombre de la religión, pensó en mandar un correo para que le cancelaran las tarjetas de seguros, pero no lo hizo porque pensó que podría necesitarlas y deseaba que Yamal se las devolviera mañana y acabara con este asqueroso teatro. Y recordó su cita mañana y murmuró:

• Es bueno que mi cita sea mañana con un cristiano y no un musulmán, pues será mejor consejero para mí. -Decidió llamarle para informarle de lo que le sucedió-

• Hola, ¿quieres cambiar la cita?

• No, pero es para decirte que mi amigo el musulmán que dejé en la habitación ayer, me ha robado, y quería pedirte consejo sobre qué debo hacer.

• ¿Estás seguro de que te robó?

• Por desgracia sí, le dejé en la habitación donde también dejé mi cartera pero no la encontré.

• Puede que tengas que buscar bien en la habitación, o puede que se te haya caído en el hotel.

• Estoy seguro, fui tonto mientras él se reía de mí en nombre de su religión, le he amenazado con que si no me la traía mañana, le denunciaré a la policía.

• Espero que la traiga, pues la policía no te va a servir de nada, pues no tienes pruebas contra él.

• Ya, no tengo pruebas, pero ¿qué hago?

• ¿Cuándo has quedado con él mañana?

• A las ocho.

• Bien, ¿podrías darme su número de teléfono para tratar de convencerle?

• Sí, claro

• Relájate, y mañana veremos qué podemos hacer, y de todas formas espero que te la traiga.

George terminó su llamada y se sintió más tranquilo, encendió su y encontró una mensaje de Janulca:
Querido George: Espero que estés feliz en Egipto igual que yo lo estoy en Libia, la gente aquí es muy amable, muy educada y muy religiosa, y puede que la diferencia entre la naturaleza occidental y la de los árabes es que los modales para ellos son parte de su religión, y no una característica con la que se benefician de la gente como lo es para nosotros. Cuéntame tus noticias. Janulca”
George le respondió:
Querido Janulca: Me alegro de que estés feliz en Libia, pero te aconsejo que tengas mucho cuidado de esta gente musulmana, pues a mí me robaron dos veces hoy, una por parte de un hombre que me llamaba al islam, y sólo un cristiano me está apoyando, ¡cuánto deseo acabar mi trabajo aquí y regresan a Inglaterra! George
Después escribió un mensaje a Lyvi respondiéndole por su advertencia de los musulmanes:
Querida Lyvi: Por desgracia ha sucedido lo que me has advertido, me han robado en Egipto, y a pesar de lo que dijiste de mi entusiasmo por el islam ahora ya estoy seguro de que es una religión inmoral, puede que el judaísmo, y el cristianismo estén tergiversados y el islam no, pero es una religión sin modales. Te informaré de mi situación pronto, sólo que he recordado tu advertencia y que no la supe aprovechar. George”
Encontró en su correo respuestas a las preguntas que hizo a sus amigos, pero no sentía ganas de leerlas, entonces apagó su ordenador y se tumbó en la cama intentando dormir pero no lo consiguió. Entonces se levantó de la cama y encendió la televisión en el canal BBC en inglés, y vio las noticias, y se quedó cambiando de una canal a otro hasta que halló una canal de islam en inglés.
El programa hablaba de los buenos modales en el islam, y que el Profeta, la paz sea con él, fue enviado para completar los buenos modales. Y se dijo a sí mismo:

• Parece que estas sociedades musulmanas son bipolares, ¡odio esta religión de dos caras!

No pudo terminar de ver el programa por la rabia que sentía, y decidió intentar dormir otra vez, y permaneció dando vueltas en su cama hasta que se durmió. Y a las tres de la mañana se despertó de repente y se fue al baño, pues recordó que había usado el baño antes de ver al Dr. Georges, y por las prisas que tenía tomó los papeles sin darse cuenta de que había dejado la cartera en el baño. ¡Y entonces pasó lo que pasó!
Se sentó en la cama patidifuso, y empezó a sentirse mareado. ¿Cómo iba a disculparse con Yamal por lo que le dijo? Le ha acusado de robo antes de asegurarse de ello, y sin prueba alguna. Adam le había advertido en más de una ocasión de no reaccionar en estado de confusión, ¿qué podía hacer ahora?

(5)

A las ocho de la mañana, Yamal llegó al hotel y pidió en recepción que avisaran a George de que le estaba esperando, y el recepcionista le dijo:

• ¿George el inglés?

• Sí.

• Le han llevado esta mañana al hospital en ambulancia por una grave bajada de presión

• ¿Y ha vuelto?

• Sí, regresó hace dos horas, y no sé si está dormido o no.

• Espero que le llames ahora, dile que Yamal está preocupado por su estado de salud.

El recepcionista llamó a George y le informó, y éste le pidió que le dijera a Yamal a subiera a verle. Yamal subió a la habitación de George, y George le abrió la puerta con una cara de cansancio bien visible.

• Te pido disculpas George, no he querido hacerte daño. Aquí tienes oro de mi mujer a modo de empeño hasta que abran los bancos y te traiga el dinero, pues yo no puedo traerte tu cartera y no sé cuánto contiene.

• ¿Es todo esto por miedo a la policía?

• Siento lo que te ha pasado, la policía no puede hacer nada

• ¿Entonces por qué traes el oro de tu mujer?

• Eres nuestro huésped y debemos ser generosos contigo, además ahora eres un viajero sin recursos y debemos ayudarte, y tampoco quiero mancillar de imagen del islam.

• ¿Aún insistes que no fuiste tú quien se la llevó?

• Sin duda alguna, pero no quiero discutir eso contigo para no cansarte.

• Si estuvieras en mi lugar, ¿qué harías?

• Sinceramente no sé, depende de la importancia de la cartera y mi necesidad de ella, y de mi estabilidad emocional, puede que mi especialidad en matemáticas hace que todo para mí sea un cálculo.

• ¿Sí hubieras hecho como yo, como crees que habría yo reaccionado?

• Prefiero no responder.

• ¿Crees que haría lo mismo que tú estás haciendo ahora?

• Creo que no. Pero te merece este buen trato.

• Si después de haber hecho lo que hice, encontrases tu cartera, ¿qué le dirías a tu amigo?

• ¿La has encontrado?

• Es solo una suposición, intenta seguir mis premisas.

• Debería pedirle perdón a mi amigo, y sería muy difícil para mí y probablemente estaría en shock.

• Y ¿si le pides perdón, pero no lo acepta y no te perdona lo que le has hecho?

• Entonces está en su derecho, aunque debería perdonar pues eso es más amado para Allah.

• Entonces te pido perdón, he encontrado mi cartera. Y por eso se me bajó la tensión y me llevaron al hospital, y no supe qué hacer. Te repito mis disculpas, perdóname ya que dices que a Allah le agrada

Yamal secó las lágrimas que se le cayeron sin querer

• Te perdono, pero te digo que no he podido dormir desde ayer hasta ahora, ni yo, ni mi mujer, ni mi hermano Basem en Londres ni Adam.

• ¿Les has informado?

• No sabía cómo solucionarlo, y Georges me llamó para recordarme los buenos modales del islam y no quise ser la causa de que te alejes del islam. Dice Dios en el Corán: (¡Oh, Señor nuestro! No permitas que los incrédulos nos venzan [y así duden acerca de quién está en el camino verdadero]. Perdónanos ¡Oh, Señor nuestro!, Tú eres Poderoso, Sabio.) La examinada:5

• Lo siento mucho.

• A pesar del daño considero el tema zanjado, como si no hubiera ocurrido, ¿cómo estás de salud?

• Bien, pero he sido muy injusto contigo.

• Te he perdonado, pero con una condición.

• ¿Cuál es?

• Que lo olvides y te cuides, o sino no te perdono.

• De acuerdo, con la condición de que olvides el daño que te hice.

• De acuerdo. ¿Has desayunado?

• No.

• Vamos a desayunar rápido para que puedas llegar a tu cita con Georges, voy a bajar al restaurante y te espero ahí.

• En cinco minutos estoy abajo.