face
.
   

El desenmascaramiento

El desenmascaramiento

El desenmascaramiento

(1)

Después de su regreso de Roma, George sintió más vitalidad y más equilibrio, y se liberó de gran parte del estrés y las preocupaciones que le agobiaban, y se preguntaba si éste estrés era por las lecturas continuadas que ocupaban la mayoría de su tiempo o por la incertidumbre y el pensamiento negativo acerca del Evangelio y de Dios, y del cristianismo y todas sus sectas. O si esa comodidad y alegría no pasa de ser una alegría infantil de un niño que acababa de romper su juguete adrede, y ahora después de romper la iglesia y el papado y el evangelio en su espíritu, ¿qué va a pasar? ¿Y dónde podría encontrar un juguete nuevo? ¿O se quedaría ateo, sin significado ninguno a su vida ni a su alma ni a su felicidad? Luego gritó con una voz que conmovió su alma: ¡Oh Dios…Oh Dios….!
A Catherina también le gustó el viaje y volvió con una perspectiva diferente… ¿estaría feliz por la felicidad de su esposo y la de sus hijos? ¿O es una felicidad que desenmascara a las cosas que veía y le gustaban, ya que empezó a mirar la vida de manera diferente? Recordó su decepción con la confusión y la debilidad del sacerdote. También recordó su debilidad de ella delante del egipcio y su silencio frente a Janulca y sus pruebas, y se dijo: Pero poseo ahora una certeza que es mucho mejor que la duda espantosa, luego volvió a preguntarse: ¿soy ahora más feliz?
Cuando llegaron a casa y se organizaron y ordenaron sus cosas, George encendió el ordenador y miró en su correo, encontró respuestas de todos sus amigos, las copió y las reenvió a todos ellos como hacía últimamente.
Lyvi: sí, a pesar de mi odio a los musulmanes asesinos de mi padre, pero para conocer el mal que les domina y saber evitarlo. Habib: sí, pues es una religión celestial, a pesar de que no disponemos de mucha información sobre ella. Tom: sí, tal vez encuentre en ella lo que no pude encontrar fuera de él. Adam: claro que sí, la objetividad requiere buscar y conocer todas las religiones celestiales. Janulca: sí, pues me gusta aprender y conocer cualquier asunto.
No encontró respuesta de Catherina, pues no ingresó en su correo desde que se fueron de viaje a Roma… escribió la quinta parte y la envió a todos ellos…
Quinta parte: me sorprendió que todos hayáis respondido que sí, aunque por razones diferentes así que la pregunta de hoy es: me gustaría que comparéis brevemente entre los tres libros de las tres religiones celestiales: el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, y el Corán. George Londres”
Después de unos instantes sonó su teléfono, era Tom, y su voz estaba ansiosa y tensa…

• ¿Qué pasa?

• Nada, solo quise saber si ya estabais de vuelta me gustaría encontrarme contigo, ¿cuándo podría ser?

• Hemos llegado hace 45 minutos, y es muy tarde ¿te viene bien mañana por la mañana? sino, vente ahora.

• Perdona, no me había fijado en la hora, te pido disculpas , mañana iré a tu casa a las diez

• Te espero, y todo irá bien con el permiso de Dios.

• Gracias George, te reitero mis disculpas.

A George le preocupó la llamada de Tom y no pudo dormir y enseguida se acordó del mensaje de Tom y del pirateo de su cuenta en Facebook, y de su problema con Brad. Abrió su ordenador de nuevo y miró la cuenta de Facebook de Tom y ahí fue la sorpresa: Encontró fotos de Catherina con Tom en vestimenta escandalosa! Se fijó mucho en las fotos y percibió la inocencia dibujada claramente en la cara de ella. Las fotos fueron un choque muy duro para él, al punto de hacerle olvidar la felicidad y el placer que gozaba por su viaje a Roma, y se dijo:

• ¡Creo que todo es falso incluso la inocencia!

Pensó en volver a contactar con Tom, pero prefirió esperar hasta mañana a las diez… intentó dormir pero no pudo. La sombra de Catherina con Tom no le dejaba. ¡No sabía cómo se dejó engañar con la mentira que planearon Tom y Caterina! Maldita sea la vida… y malditos sean los principios que la gente pretendía respetar siendo mentirosos… ¡y qué largo era éste tiempo que no quería moverse! Hasta el tiempo perfeccionaba la falsificación y la actuación, y se mostraba más largo a veces y otras veces más corto. A pesar de que es siempre el mismo.
Catherina se despertó a las nueve entonces George fingió estar dormido… se acercó a él y le besó y le susurró:

• Cariño voy a salir a comprar cosas para la casa nos faltan muchas cosas, con tu permiso.

En cuanto Catherina salió, George se levantó esperando a Tom que llegó exactamente a las diez, George le recibió malcarado…

• Siento molestarte, el asunto es simple pero es muy embarazoso.

• Di lo que tienes.

• La lucha con Brad ha empezado y de una manera muy feroz.

• ¿No te lo esperabas?

• Sí, pero es una guerra sucia.

• Pero ¿qué esperabas de Brad? ¿Algo diferente?

• No, déjame terminar por favor, me ha chantajeado: o le apoyo en la venta de drogas o me haría escándalos y me amenazó muchas veces pero, como me negué, me sorprendió pirateando mi cuenta de Facebook, primero no pude abrirla y luego con poner fotos antiguas con algunas pacientes mías.

• ¿Y eso lo esperabas al 100%, no es así?

• Déjame terminar por favor, después de poner estas fotos, volvió a pedirme lo mismo, y volví a negarlo entonces empezó con el montaje de fotos irreales y las puso en mi cuenta.

• ¿Y qué quieres de mí?

• No sé qué decir, pero ha hecho montajes de fotos con Catherina cuando estábamos en la iglesia y la mostró ligera de ropa conmigo.

• ¿Quieres decir que las fotos de traición que están en tu cuenta de Facebook no son reales?

• Efectivamente.

• Creo que estás hablando de mi esposa y estoy seguro de que son sus fotos.

• Sí, son sus fotos pero montadas y no son reales

• Suficiente Tom... basta de jugar conmigo.

• Fíjate bien en las fotos y lo descubrirás.

• ¡Sal de mi casa…sal!

• No seas injusto conmigo, George, ni con Catherina.

• ¡Sal…sal!

George se echó en el sillón sin saber qué hacer, estaba muy nervioso… sonó su teléfono, miró el número, era de Adam, murmuró: ¡parece que todo el mundo me está engañando, y soy el único ingenuo en este teatro!… ¿qué quiere éste ahora?

• ¡Hola Adam!

• Hola, te echo de menos.

• ¿Qué quieres?

• ¡Nada, solo quería saludarte!

• Gracias, adiós.

George dejó el teléfono mientras pensaba en lo que le iba a decir a Catherina que esperaba su llegada dentro de nada, sintió desprecio, desprecio por la infidelidad, por el engaño y por tenerle como tonto… Se resistió un poco cuando vio a Catherina entrar sonriendo.

• Aquí no hay un desayuno listo como en Roma, ¿quieres que te prepare algo o ya has desayunado?

• No quiero nada.

• Entonces un vaso de leche o de té

• Gracias.

• Comparte conmigo lo que sea.

• Te he dicho que no quiero nada, ¿no entiendes?

• George, ¿qué pasa?

• Ya han caído las máscaras, Catherina

• ¿Qué mascaras?

George abrió la cuenta de Tom y se la enseñó… y se fue al dormitorio enojado y maldiciendo…

• ¡Mírala, la pura y religiosa! eres una pequeña bestia, si te hicieras monja hubieras sido una bestia feroz como los sacerdotes y los monjes de las iglesias, mira.

Caterina miró las fotos, se fue tras George llorando

• Tom es un mentiroso sin vergüenza yo, no he sido.

• ¿Quiere la excelente actriz terminar el teatro? ¿Para que mañana durmáis juntos?

• ¡Créeme, no soy yo quien hace eso, esto son descaro y mentiras de Tom, lo has dicho muchas veces que era un hombre sin moral y ateo!

• ¿No fuiste tú quien insistió en que fuera especialmente a su clínica? ¿No fuiste tú quien le enseñó la religión? ¿No fuiste tú quien dijo que había cambiado?

• ¡No esperaba que fueras a dudar de mí, nunca!

Catherina se puso a llorar... luego aguantó y volvió a mirar a las fotos, mientras insultaba y maldecía a Tom, entonces vio una foto en la que el montaje estaba muy claro, llevó el ordenador a George corriendo…

• Mira, observa el montaje de la foto, ¡éste pecho no armoniza con ésta cabeza!

• Lo mismo que dice Tom, montaje de fotos, ¿es esto una nueva escena del teatro?

• Mira bien.

• ¡Tal vez, pero no me gusta ser ingenuo otra vez para creer en vuestro teatro!

• ¡Cómo dice Tom que es montaje si fue él quien puso las fotos en Facebook!

• Tom vino hace un rato y dijo que Brad fue quien montó las fotos para vengarse de él después de piratear a su cuenta.

• Brad, ¿y por qué?

• Concluyendo al escenario del teatro, dice que se negó a apoyarle en la venta de drogas.

• No entiendo nada de lo que dices, pero estoy segura que es un montaje claro.

• Puede que sea montaje y puede que no, ¿No te había enviado Tom un mensaje diciendo que su cuenta Facebook fue robada? ¿O es una nueva escena del teatro?

• No he visto mi cuenta desde que fuimos de viaje a Roma, déjame ver quizá entienda algo.

Catherina abrió su cuenta, encontró dos mensajes de Tom, el primero le informaba que su cuenta fue pirateada, mientras que el segundo contenía fotos escandalosas, las mismas fotos de Tom escrito al lado: “ésta es la prueba de la inocencia y la veracidad” Examinó bien a las fotos y se dio cuenta de que el hombre que estaba al lado de Tom en las fotos era George y ¡no era ella!

• ¡Pues eres tú quien me está traicionando! mira a las fotos.

• ¿Te traiciono con quién?

• Con Tom ¡esto es anomalía sexual, señor protestante!

George miró las fotos y las examinó bien estaba claro que era un montaje. Bajó la cabeza pensando y luego levantó la cabeza y dijo suspirando…

• He echado a Tom de casa, hoy.

• ¿Sospechas de mí George?

• Y le he colgado el teléfono a Adam pensando que fue vuestro cómplice

• ¿Por qué todo eso George?!

• Adam me aconsejo más de una vez que no tomara ninguna decisión en momentos de ira o de debilidad, y no sé qué hacer ahora, te pido perdón, Catherina, He sido injusto contigo.

• Solo disculpas, ¡después de todo lo que pasó!

• ¿Qué quieres que haga?

• No lo sé, pero la disculpa debe ser del mismo tamaño que el error.

• Por favor perdóname, y buscaré como solucionarlo con Tom y Adam.

• A pesar de que me has herido profundamente, una herida que nunca esperaba, te perdono pero con la condición de hacer caso al consejo de Adam.

• Gracias Catherina, eres de muy buen corazón, no sé cómo agradecértelo y hacerte olvidar mi gran error… luego se levantó y la abrazó, y luego dijo: lo arreglaré con Tom y Adam, ¿quieres dejarme sólo unos minutos por favor?

• Ok, a pesar de mi gran dolor, pero pido a Dios que te ayude.

George abrió su correo y escribió el mensaje siguiente:
Querido Tom: Después de lo que pasó entre nosotros, y sin rodeos, me he equivocado y te pido disculpas…viniste a mi casa y te disculpaste pero te he echado y esperabas que te perdonara, pues trátame por igual...y si quieres que venga a tu clínica y que me eches estoy dispuesto… repito mi disculpas George.
Después contactó con Adam, para pedirle disculpas…

• Adam, te he traído la cartera de piel lujosa y económica.

• ¿La has encontrado? Y, ¿con esas condiciones?

• Sí, ¿cuándo vienes a visitarme y recogerla?

• Jaja… cuando te va bien a ti, para que no me hables como me has hablado hoy.

• Cualquier momento adecuado para ti, y te pido perdón, estaba en un estado de estrés y debilidad, te lo contaré cuando nos vemos.

• Vente a la cafetería, hace tiempo que no me visitas allí.

• Vale. Te visitaré hoy o mañana

George terminó la llamada y volvió a examinar su correo esperando una contestación de Tom… encontró el mismo que Tom había enviado a Catherina, se lo había enviado a él también. Y mientras lo examinaba, le llegó de Tom la contestación a su mensaje:
Escucha y sigue las instrucciones que te voy a decir, tal vez te perdone 1Mañana vienes a la clínica a la una y yo decido si te echo o no. 2No vuelvas a comportarte así 3Confirma tu aceptación a las instrucciones con un mensaje directamente en cuanto las leas. Tom’’
Le contestó:
Querido Tom, estoy de acuerdo y si me eches lo admitiría pues fui yo quien se había equivocado. George’’
En cuanto envió el mensaje, Tom le llamó y…

• Hola.

• Hola, repito mis disculpas, perdóname estaba enojado.

• No te preocupes, pero he olvidado una condición y debes aceptarla. ..

• ¿Cuál es?

• Jaja, George, se acabó todo estaba bromeando, mañana nos veremos en una sesión muy importante.

• Gracias Tom.

• No tardes sino… jaja, te espero

• Estaré en la hora para que me eches… y repito mis disculpas.

(2)

Cuando terminó su llamada, George se acordó de la cita con Adam.

• Voy ahora a visitar a Adam en la cafetería.

• Adam es un hombre sabio y razonable, y si no fuera por algunas ocupaciones iría contigo.

• Cierto y no sé de qué le beneficia mi amistad.

• La amistad no necesita intercambio de intereses materiales.

• Quizá es porque comemos juntos, es el único beneficio que puede conseguir de mí, pues él vive solo

George llegó a la cafetería y Adam le recibió y le informó de que terminaría su turno después de media hora, y que podía tomar su café mientras, y cuando Adam terminó su trabajo, se dirigió a George y decidieron comer en el restaurante La Felicidad.

• Tenemos una hora para ir, comer y volver, de acuerdo… ahora dime cómo fue la casa del catolicismo y su centro.

• No te enfades si te lo digo.

• Creo que te has vuelto muy sensible, ¿por qué me iba a enfadar George?

• No puedo creer que en el Antiguo Testamento ni aceptarlo, así que no me vale ni el judaísmo ni el catolicismo, ni el protestantismo, y ni el islam.

• Primero: esto es una propaganda en contra de la Torá ¿será por el párrafo que nos enviaste?

• Esto es uno y tengo cientos de párrafos parecidos y no creo que fue inventada.

• ¿Y el Nuevo Testamento?

• Igual, aunque es un poco mejor.

• ¿Y el Corán?

• Como cree en el antiguo y en el Nuevo Testamento será igual que los dos.

• Me gustaría que no precipitaras en tus juicios

• A pesar de todo eso sigo teniendo el presentimiento de que llegaré a la contestación a mis preguntas.

• Claro que las encontrarás

• El problema está en que si ninguna religión resulta valida significaría que la única solución es el ateísmo

• No y nunca el ateísmo podría ser el camino hacia la felicidad y la contestación a los interrogantes de la vida.

• ¿Entonces cuál es el camino?

• Sigue en tu búsqueda y lo encontrarás.

• ¡Jaja, tal vez sea el islam o la religión del terrorismo!

• Cuando nos preguntaste si queremos conocer el islam, las respuestas, a pesar de las diferentes religiones fueron: ¿Sí, por qué entonces no quieres tú conocerlo?

• Soy el más interesado en conocer el islam, por muchas razones, más de lo que habéis mencionado, basta con saber que si el islam no vale no valdría ninguna religión.

• ¡No veo adecuado estudiar la religión de ésta manera!

• Hemos llegado al restaurante La Felicidad, ojala llegamos al camino de la felicidad, continuaremos dentro.

Eligieron una mesa adecuada, y pidieron la comida… entonces Adam miró a George seriamente...

• Continúo lo que estábamos diciendo si lo permites, cuando te preparabas para el viaje y empezaste a leer sobre el cristianismo, ¿qué te dije?

• Dijiste: actúa abiertamente y sin prejuicios.

• Y te lo digo ahora, y me gustaría que estudiases el islam de ésta misma manera

• Empecé desde que estaba en el avión a pensar en los libros que debería leer sobre el islam.

• ¿Quieres mi consejo? Empieza por el Corán antes de cualquier otro libro.

• ¿Y por qué no empecé en el judaísmo y en el cristianismo por sus libros sagrados primero?

• Debido a que el judaísmo no te llama a leerlo sino esconde intencionadamente algunos textos y el cristianismo no te llama a leer el Nuevo Testamento directamente sino a través de los rabinos y los sacerdotes

• ¿Y el Corán?

• Te dije que no entendías el islam, pues el islam hizo que el Corán fuera la base de la enseñanza, del anuncio, de la advertencia y la información para el musulmán y el no musulmán.

• Adam pareces un teólogo musulmán, ¿lo has estudiado en tu carrera de teología?

• Sí

• Sinceramente, ¿qué opinas de él?

• A ti, nadie te puede imponer su opinión, lee el Corán y toma tu decisión tú mismo.

• Sinceramente, ¿cuál es tu religión? ¡Te creí judío al principio luego católico y ahora pareces musulmán!

• ¿No podrían ser también budista o hinduista cuando te dije que conocieras el budismo y el hinduismo? Me gustaría aclararte que mientras la persona no tenga mente abierta, no evolucionará nunca. Y tampoco quiero informarte de mi religión y mi credo hasta que conozcas todo lo que necesites para llegar al camino de la felicidad, tal vez sea ese camino el sustituto de todas las religiones.

• ¡Nunca imaginé que podría existir un sustituto a las religiones!

• Lee el Corán, luego lee lo que se escribió sobre el islam y su profeta, luego intenta valorar las comparaciones entre todas las religiones, poder armonizar entre los temas y los datos que tienes es un asunto importante para el éxito.

• ¿Cómo concuerdo entre los asuntos?

• Para no perder la brújula que te guía, recuerda lo que odiaste del budismo y del hinduismo, y asegúrate de que no exista en el judaísmo ni en el cristianismo y ahora que no exista en el islam, y lo que amaste en el budismo por ejemplo asegúrate de su existencia en el judaísmo y en el cristianismo y en el islam, y así lo relaciones todos.

• Me gusta le visión global completa entre lo que quiero y lo que no quiero.

• Y examina las semejanzas entre las religiones, y las diferencias también.

• ¡Desgraciadamente veo que las semejanzas son mucho más que las diferencias!

• La conexión entre los asuntos aumenta el razonamiento y la reflexión, y asegúrate de que estás uniendo entre asuntos globales y no solamente entre los detalles.

• Como veo semejanzas veo que todos creen en el Antiguo Testamento, y pienso realmente que quien crea en ello es un demente.

• Pero lo cristianos creen que el Nuevo Testamento vino para completar al antiguo, y creen en ello mientras que los judíos no, y los musulmanes creen en los dos y creen que fueron falsificados, y que lo que existe ahora no es lo que vino de Dios y creen en el Corán, y ven que ha abrogado lo que vino antes de él. ¿No ves que son muchas las diferencias?

• Sí... muy grandes, mi naturaleza es mirar hacia las semejanzas más que hacia las diferencias, y no relaciono mucho entre los temas

• Estupendo, conocer al problema es la solución, entonces has llegado a solucionar el problema, y vas a examinar a los asuntos íntegramente... ¿has terminado de comer? Tenemos que movernos ya, es la hora de volver al trabajo

• Sí, he terminado vámonos y para no olvidarme, tu cartera muy lujosa y muy barata está en el coche

• A pesar de que te reíste de mí, me la has conseguido y con las exactas características

• Fue pura coincidencia, había una tienda que liquidaba algunos artículos y era la última cartera con éste lujo.

• La coincidencia demuestra la incapacidad de los humanos de conocer lo que Dios pueda decretar, desgraciadamente usamos mucho la palabra coincidencia cuando desconocemos como pasan las cosas, y esto significa que pensamos que lo sabemos todo, y cuando viene algo que desconocemos decimos que es coincidencia, como si nuestro desconocimiento significara la no existencia del conocimiento, y es sin duda una especie de presunción y vanidad reprochable... o tal vez sea una especie de influencia del ateísmo sin darnos cuenta.

• Me has mareado con tu filosofía y con tu precisión en la terminología, jaja Dios quiso que llegara a la tienda cuando sólo quedaba la última cartera, ¿he aprobado el examen?

• Jaja, con la condición de que fuera muy lujosa y muy económica

• Entonces he aprobado, ésta es la cartera, toma

• Magnífica has aprobado en el examen, y esto significa que a veces no podemos concienciarnos de la realidad con nuestras mentes abstractas.

• Pero no es posible que la verdad sea contraria a la razón, pues la verdad real no debe ser diferente de la verdad mental, sino una de las dos sería “no verdad”

• ¡Cierto, es un matiz delicado, con permiso filósofo!

• Hoy he sido injusto con Tom, le he echado de casa luego le pedí perdón y me perdonó, y mañana tengo una sesión con él

• ¡Le has echado de casa y te disculpaste y te lo perdonó! ¡Es un comportamiento noble, no esperaba que Tom llegase a éste nivel con ésta rapidez!

• ¿Qué quieres decir?

• Tom como dije está mejorando pero generalmente la persona no salta del fondo de la vileza hacia la cima de la moral de un golpe.

• ¿No has quedado con él después de conoceros en el hospital?

• Sí, más de una vez

• ¿Más de un vez?

• Sí en realidad he llegado a sentir aprecio por él, y parece que él también por mí.

• ¿Y cómo lo valoras?

• Inteligente, razonable y atravesando un periodo de cambio

• ¿Cambio de qué a qué?

• De lo que estaba a mejor estado.

• ¿Y cuál es el mejor estado?

• Puede que sea el camino de la felicidad que buscas

• ¿Y podría encontrarlo y yo no?

• ¿Acaso no estás también en un periodo de cambio muy grande? Creo que tienes envidia de él y no quieres que lo encuentre?!

• Lo que importa es: ¿cómo será la sesión con él?

• Como de costumbre.

• ¿Y cuál es la costumbre?

• Tú la conoces mejor que yo

• La costumbre que me pregunta sobre lo que leía y lo que debatía, y luego empezamos una etapa nueva

• Entonces es lo que va pasar

• Crees que discuto con él el cristianismo falsificado? o estudio con él el islam retrasado?

• Sí, lo uno y lo otro

• Para seguir de manera justa como hice con las religiones terrenales, el judaísmo y el cristianismo, viajo a las montañas de Tora Bora, ¿estás loco Adam?

• Jaja sí… creo que todavía no lo estoy, y como has dicho la justicia precisa que viajes como lo hiciste con las otras religiones… jaja pero no tiene que ser obligatoriamente a Tora Bora

• No soy musulmán para poder viajar a la Meca, solo si pretendo serlo

• ¿Piensas que podrás llegar al camino de la felicidad con mentiras?

• ¿Y qué hago si el islam es complicado? Fui a Roma sin ser católico, hasta se puede entrar en el Vaticano siendo ateo

• Entiendo lo que dices, ¿puede una persona de la Meca entrar a Roma sin tener las condiciones de permiso de entrada?

• He entendido lo que quieres decir, pero el asunto es diferente.

• No es diferente, si no cumples con las condiciones no puedes entrar a ningún lugar del mundo, un pobre que no tiene nada, ¿puede entrar al restaurante La Felicidad y comer allí como lo hemos hecho?

• Cierto, pero no cumplo con la condición de ser musulmán.

• Tal vez, quién sabe.

• Eres muy extraño hoy, ya estamos muy cerca de la cafetería, pero nos volveremos a vernos.

• Jaja con gusto espero tu llamada... o nos veremos en Tora Bora

(3)

George llegó a la cita con Tom en la hora exacta, la clínica estaba cerrada llamó a la puerta, Tom abrió y le recibió…

• Adelante… lo siento la clínica está cerrada hasta que se acabe la tormenta de Brad y sus problemas, pues está todavía movilizando sectores gubernamentales, sindicales y personales

• ¿Y qué vas a hacer?

• No lo sé, pero se resolverá de todos modos

• ¿Y por qué no negocias con él?

• Negociar con él ¿sobre qué?

• No lo sé, para liberarte de su maldad y su daño.

• Su maldad y su daño son mejor de lo que me está pidiendo, lo extraño es que a pesar de su gran daño, ¡me siento más feliz!

• ¡La vida está llena de paradojas y maravillas, un monje que practica la fornicación y un profeta que se desnuda y un Dios que mata, y pese a todo eso no nos oponemos ni criticamos!

• Entramos a nuestro tema entonces, sinceramente ¿cómo viste a la iglesia católica?

• Sinceramente la vi en condiciones que no se pueden imaginar.

• ¿Tal vez por ser protestante?

• Y la iglesia protestante igual, creo que el problema no está ni en una ni en la otra, el problema…

• ¿El problema está en qué?

• Sinceramente en la idolatría

• ¿Idolatría?!

• ¡Cuánto me cuesta pensar en esto pero es la verdad, la idolatría del papado, de la trinidad, de las estatuas, idolatría...!

• ¿Quieres decir que el problema está en la iglesia?

• No, el verdadero problema está en la Biblia misma sea el nuevo o el Antiguo Testamento, y para resolver éste dilema, la iglesia católica decidió que no leyeran su libro más que sus monjes y que sean ellos quienes le expliquen, y la iglesia protestante decidió leerlo y tomar lo que le conviene.

• Análisis minucioso, pero ¿cuál es la causa de esto en tu opinión?

• La causa es que la Biblia fue transformada, luego se reunieron los sacerdotes, los monjes y la cambiaron, y la tergiversaron una y otra vez, hasta que se transformó en un libro contradictorio a la verdad y la lógica y por lo tanto no proviene de Dios.

• ¿Y por qué no se escribió en la vida de Cristo?

• Porque los cristianos estaban oprimidos y perseguidos, por lo tanto se escribió muy tarde, a manos de personas no conocidas históricamente y con divergencias sobre su existencia e idioma diferente a lo que hablaba Cristo, la paz sea con él, el tema es que fue un dilema que no se pudo resolver y por lo tanto aumentaron las contradicciones en sus diferentes versiones, incluso en la misma versión, contradicciones a la razón, la lógica, la realidad y a la ciencia.

• Esto es suficiente, parece que estás muy resentido con la Biblia.

• ¡No estoy resentido, pero créeme he intentado obedecer la Biblia y hacerle caso y no pude!

• Explica, ¿cómo fue eso?

• Te voy a dar dos ejemplos, el primero: para todo lo que dice la Biblia debo suprimir mi mente, y si suprimo mi mente, no entendería su significado para nada.

• Bonita y práctica filosofía, y un magnífico razonamiento

• Segundo: si decido entender y entrego y suprimo mi mente, entonces ¡la Biblia me dice que no es para mí!

• ¿Cómo que no es para ti?

• En la Biblia está lo que Jesús dijo: (no fui enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel) yo no soy de los hijos de Israel, entonces no fue enviado para mi desde el principio

• ¿Entonces no eres cristiano?

• Tal vez, créeme que no lo sé… ¡temo que me he transformado en ateo por tu culpa!

• Al principio mi plan era que te hicieras ateo, y temo que lo haya conseguido, sin embargo es seguro que he cambiado de que era antes, y te repito, al ser más conocedor que tú del ateísmo, que no existe el ateísmo verdadero sino que son pretextos para huir de éste tipo de temas, pues puedes huir hacia el ateísmo o el alcohol o el sexo, o a cualquier otra cosa para vivir peor y más desgraciado, es una huida de una verdad más que una verdad en sí.

• Sí parece que tu plan ha sido un éxito desgraciadamente, y temo perder la esperanza de llegar al camino de la felicidad

• Tal vez por ignorancia hemos pasado por algo sin examinarlo ni entenderlo, de todos modos estamos de acuerdo en no tomar ninguna decisión hasta terminar

• ¿Qué quieres decir con: “por ignorancia hemos pasado por algo sin entenderlo?” Es la misma lógica del catolicismo

• Es verdad hasta cierto punto, pero ¿no podría la mente soportar la idea de que nos hayamos equivocado o que estemos expuestos a la equivocación, por lo menos?

• Si, la mente lo admite, y no admite lo opuesto, considerar que siempre estás en lo cierto es lo que va en contra de la razón.

• Jaja, bien…entonces el catolicismo no armoniza con la razón… lo importante es no tomar ninguna decisión hasta terminar.

• Por favor, que no sea la introducción de siempre y no me digas que empecemos a estudiar el islam.

• Es evidente que te lo voy a decir, es más, yo ya he empezado a estudiar el islam, y me estoy esforzando en estudiarlo abiertamente, ¿te he dicho ya que estaba buscando el camino de la felicidad contigo?

George chocó sus manos una contra la otra :

• Parece que hemos empezado un camino sin fin

• Ayer empecé a leer el Corán, el libro sagrado de los musulmanes.

• Jaja, yo también, Adam intentó convencerme de leerlo y todavía no lo he contestado, pero presiento que estoy perdiendo mi tiempo,

• Adam es quien me dió una versión traducida al inglés... él piensa que si la leo quizás entraré al islam…

• ¿Quiere que entres al islam y en qué le beneficia eso?

• Todo el mundo llama a su religión y su pensamiento.

• ¡No entiendo! ¿Qué quieres decir?

• ¿Qué es lo que no entiendes? Adam quiere que entres en su religión, ¿qué es lo que no está claro?

• ¿Adam es musulmán?

• Sí, está claro que su aspecto es árabe, ¿no lo sabías?

• No, no lo sabía, su nombre no es árabe, y pensaba que era católico de raíces indias, temo que me estaba engañando.

• Por su nombre, es el nombre del padre de la humanidad, y existe para nosotros y para los árabes, por lo de engañarte no lo creo, solo si te hubiera mentido alguna vez, ¿le has preguntado algo y te mintió?

• Le pregunté más de una vez y no me respondió lo que importa es que me estaba dirigiendo hacia el islam. No me guste que me consideren ingenuo.

• ¿Si te llama a su religión eres ingenuo?

• No pero temo …

• No hay nada que temer, salvo si temes entrar al islam…

• Sí, temo que me lleve a algo sin conocimiento ni razón.

• Y eres tan débil para que Adam te conduzca, nadie pudo conducirte ni convencerte ni los sacerdotes ni nadie. ¿Acaso será Adam tan fuerte como para darte miedo?

George negó con la mano:

• Ni una cosa ni la otra, ¿por qué me hablas así?

• Porque te has transformado de un león feroz con todas las religiones a un conejo temeroso del islam

• No tengo miedo, y estudiaré el islam … a propósito de mi transformación, Adam está escribiendo sobre tus transformaciones

• ¿Mis transformaciones?! Yo todavía no he terminado con Brad, ¿qué está escribiendo éste otro?

• Ingresa en su cuenta de Facebook y lee lo que escribió

• Lo buscaré, pero lo importante ahora es: ¿vas a estudiar el islam con una mente abierta como has estudiado las otras religiones antes?

• Sí, de acuerdo

• ¿Y lo criticarás, como has criticado las anteriores?

• Sí, y aún más

• No, así no sería con mente abierta, criticarlo aún más significa más prejuicios, trátalo abiertamente, como lo hiciste con las religiones terrenales y con el judaísmo y el cristianismo.

• Jaja, ¿quieres entonces que me rinda sin criticar?!

• Más bien quiero que seas abierto, buscando el conocimiento, y luego lo criticas objetivamente como lo hiciste con el judaísmo o el cristianismo o el budismo.

• Pero, las he criticado fuertemente y he demostrado su falsedad por lo menos para mí.

• Y descubre también la falsedad del islam, aunque prefiero que aprendas y dejes la decisión para luego, puede que nos salga algo inesperado.

• Y después de desenmascarar la falsedad del islam y sus contradicciones, ¿qué serías? ¿Volverías al ateísmo?

• No lo sé! Todo lo que sé es que puede que nos salga algo imprevisto, como te dije antes.

• ¿Cómo te pareció el Corán al empezar a leerlo?

• Empecé justo ayer, y no pude leer mucho, pero es divertido.

• Jaja, empiezo a sospechar, ¿no serás tú también musulmán?

• No… tranquilo, no lo soy.

• Entonces ¿qué eres?

• Cómo tú, no lo sé, voy dando tumbos.

• Lo mismo que dice Adam, que estás cambiando constantemente

• Quizá dice la verdad, voy a leer lo que escribió hoy sobre mí, ¿cuál es su nombre completo para poder buscarlo en Facebook?

• Tienes su correo en los mensajes que os mandaba, y así podrás encontrar su cuenta.

• Bien, lo importante es que estudiaremos el islam objetivamente.

• Jaja, e iremos a Afganistán o a Tora Bora con objetividad

• No sé por qué hablas como si estuvieras seguro de convertirnos al islam

• Simplemente estoy bromeando, ni más ni menos.

• A propósito, ¿no discutiste con Caterina por tu opinión sobre el catolicismo?

• Sí, creo que se ha rendido.

• ¿Por qué se fue a la iglesia? Siempre he sentido que era sincera en su adoración y su amor a Jesús.

• Sí, lo mismo sentía yo, pero los golpes que recibió del catolicismo, y sus creencias fueron muchos. ¡Imagínate, se ha alterado al encontrarnos con un musulmán en Roma! ¡Y también cuando supo que el sacerdote que le había enseñado la fe no sabía responder a mis dudas!

• ¡Cuánto me gusta su religiosidad!

• Entonces conviértete al catolicismo.

• ¡Y cuánto odio la contradicción y el contraste con la ciencia!

• Jaja, ¡entonces conviértete al islam! y vete a las montañas de Tora Bora

• Créeme, si el islam me convenciera y me pidiera que fuera a Tora Bora lo haría.

• Me gusta la buena voluntad, pero desgraciadamente, no veo salida en éste camino.

• Tampoco yo, pero estoy seguro que aparecerá y de repente, pero no me preguntes cómo, solo sé que estoy seguro

• Tengo el mismo presentimiento y la misma certeza.

• ¡No nos has enviado el resumen de nuestras respuestas, como hacías siempre!

• Cierto… no miré en mi correo desde ayer por culpa de tus fotos, hoy os lo enviaré, y me fijaré en las respuesta de Adam como respuestas de un musulmán

• Estaba claro en sus respuestas anteriores

• Quizá, pero no me había fijado, tal vez por eso escribió que yo no sé relacionar entre los asuntos, los acontecimientos, los diálogos e informaciones

• Enlazar es muy importante.

• Hablas igual que Adam, le admiras mucho creo yo

• No sabía que esa fuese su opinión, no admiro su opinión sino su equilibrio interno.

• Estoy de acuerdo contigo en que goza de buen equilibrio interno, y también admiro sus opiniones. Por cierto, ¿has desconecto los aparatos de escucha que había puesto Brad?

• Sí, ¡cuánto me gustaría terminar con Brad y su problema, es que me ata a mi antiguo mundo desgraciado.

• Se acabará pronto, ¿me permites ir?

• Sí, hemos terminado nuestra sesión hoy, y pienso que fue una sesión muy importante.

• Entonces empezamos con el islam, y volveré a mi trabajo y me encontraré con Cakh, ¡cuánto les odio!

• ¿A quiénes?

• Al islam y a Cakh.

• Has vuelto otra vez a los prejuicios

• Oh, fue sin querer, jaja, lo correcto sería que dijera: A Cakh y al islam… ¿Qué nos depara el camino?

(4)

George abrió su correo por la tarde cuando llegó a casa…encontró las contestaciones de sus amigos sobre la comparación entre las tres religiones:
Lyvi: no he leído el Corán, pero creo que las tres religiones son muy parecidas Habib: parecidas en que todas vienen de Dios. Sin embargo el Corán goza de certeza en su recopilación y en su transmisión de una generación a otra, pero no lo he leído con dedicación. Adam: todas son de Dios, pero desgraciadamente la Torá y el Evangelio fueron tergiversados. Tom: no he leído el Corán para poder compararlo con la Torá y el Evangelio Catherina: el antiguo y el Nuevo Testamento son de Dios, y no creo que el Corán sea así aunque no lo he leído, y tal vez lo haga. Janulca: empecé ayer a leerlo por primera vez, y pienso que es diferente de la Torá y el Evangelio, aunque no sé por qué…
George se centró en la respuesta de Adam y se fijó en el estilo que usaba con él... todos los compañeros dijeron claramente que no habían leído el Corán, o lo habían leído de manera pasajera, menos Adam que fue el único que no dijo eso, reenvió las respuestas a todos sus compañeros, luego escribió una sexta parte:
La sexta parte: ¿quién de vosotros puede leer el Corán, y buscar su veracidad o su falsedad y si fue manipulado o no? Espero vuestras respuestas dentro de una semana George”
Después de enviar el mensaje, llamó a Adam:

• Te echo de menos aunque acabábamos de vernos hace poco, me gustaría verte otra vez, ¿mañana si puede ser?

• Vale, pero después de las ocho, es cuando termina mi trabajo mañana, jaja y cenamos juntos.

• De acuerdo, pues mañana vuelvo al trabajo después de tres semanas sin verle la cara a Cakh

• Te espero mañana entonces, adiós

Catherina volvió a casa y encontró a George absorto delante del ordenador, le besó y le acarició el hombro…

•Perdona cariño por el retraso, fui al supermercado, nos faltaban muchas cosas en casa, como estábamos de viaje… ¡y qué viaje tan bonito!…

• Sí, magnífico, y la cosa más magnífica eres tú

• Gracias por tus bonitas palabras, el viaje se terminó rápidamente.

• Todas las cosas bonitas terminan rápido, y los momentos tristes permanecen largos y aburridos, hasta el libro divertido lo acabas en un día a veces pero el aburrido te quedas días y semanas sin poder terminarlo… por eso terminaste el libro que te regaló Jaled de una sola vez.

• ¿Te refieres al libro “mi gran amor a Jesús me llevó al islam”? No fue divertido, sino apasionante.

• ¿Y por eso piensas leer el Corán? como dijiste en tu mensaje

• Efectivamente, y he comprado una copia ayer, para leerla

• Jaja… oh es un cambio importante Catherina. ¡Catherina leyendo el Corán! ¿Te vas a hacer musulmana?

• Lo leeré para criticarlo y demostrar sus defectos y contradicciones

• Os envié hace un rato una petición para leerlo, ¡qué extraña es ésta coincidencia! yo recibiré una copia de Adam mañana

• ¿Y por qué de Adam especialmente?

• Es su libro sagrado.

• ¿Adam es musulmán? ¿No me dijiste que era católico?

• Fue realmente una sorpresa para mí cuando supe que era musulmán, mañana me encontraré con él por éste asunto.

• No me gustan los musulmanes, pero me siento muy cómodo y muy contento hablando con él, tal vez porque lo creía católico

• ¿Y ves que lo que dices es justo y lógico? No deberíamos juzgarle por su credo.

• No, la religión es uno de los criterios más importantes de la evaluación. ¿Quieres que trate a un creyente católico como a un musulmán terrorista? ¿Acaso no consideramos que un intelectual es mejor que el que no lo es, y un disciplinado mejor que un maleducado? La moral, la cultura y la religión son criterios de evolución sin duda.

• Eso sería correcto si estuvieras segura de la veracidad de tu religión, al igual que lo estás de la veracidad de la moral y la intelectualidad, ¿no es así?

• Hasta cierto punto, pero ¿crees que la religión es de menor importancia que la moral, o la intelectualidad? jaja que creo que estás contaminado por el ateísmo, George.

• Tal vez, pero ¿por qué estabas preocupada cuando Michael y Saly no quisieron ir a la iglesia? ¿Estarás tú también contaminada por el ateísmo?

• No estaba preocupada, te lo has imaginado, además ¿de qué iba a preocuparme?

• Estaba bromeando, tú no estabas preocupada por ellos en la iglesia, ni por el libro que te dejó el musulmán, por cierto, ¿dónde está el libro? No lo he leído todavía.

• Entiendo tus insinuaciones, a todo el mundo le conmociona lo que lee o lo que escucha, o lo que piensa.

• ¿Te hago una pregunta y me respondas con sinceridad?

• Dime.

• ¿Crees que podrías dejar el catolicismo?

• ¿Dejar al catolicismo? ¿Para qué?

• Para abrazar el protestantismo, el judaísmo o el islam, o cualquier otra religión.

• Si me hubieras hecho ésta pregunta un mes atrás, habría dicho que no con toda certeza… pero ahora desgraciadamente, también te digo no, pero no sé por qué mi fe está más débil. Me estás acorralando con tus preguntas pero me hacer ser más sincera conmigo misma

• Eres la perfecta creyente para mí, y lo que estás mencionando de cambios es símbolo de tu buena fe. A pesar de que soy protestante y tú católica, presiento la veracidad de tu fe, tú me está ayudando a ver el camino.

• Más bien tú eres el ejemplo del verdadero buscador de la verdad, y vas a llegar seguro, te quiero George.

(5)

Por la mañana George se fue a su trabajo, y entró directamente a su despacho… evitaba ver a Cakh, sentía rechazo y odio hacia él, será porque es judío o por su avaricia, o sus malos modales, o ¿por todo esto a la vez? A George le gustaba Lyvi a pesar de ser judía y religiosa….él no odiaba a nadie por su religión sino por los contrastes y las leyendas de las religiones.
Pero el encuentro con Cakh era inevitable, así que debía llamarle antes de que se diese cuenta de su llegada… mientras estaba en sus pensamiento sobre Cakh, observó un documento sobre su despacho de premios y agradecimientos por sus esfuerzos y por los contratos que había firmado en la India y en Jerusalén, la cantidad del premio era muy grande y figuraba la firma de Cakh, se preguntaba: ¿estaría exagerando en su odio hacia Cakh, o es que acababa de renunciar a sus sentimientos negativos hacia él cuando vio el valor del cheque?... ¿ Es éste premio una señal de bondad de Cakh o es un soborno como el que había entregado a Benjamín en Jerusalén?
El teléfono sonó, era Cakh:

• Hola George, me he enterado de tu presencia y he esperado a que vengas a verme pero no viniste, ¿quieres venir o voy yo a tu despacho?

• Voy en unos minutos, solo estaba organizando mis documentos.

• Te espero entonces.

George recogió sus papeles y los organizó pero no pudo organizar sus ideas, su mente estaba desordenada y se preocupada por el buen tratado exagerado de Cakh con él, fue al despacho y cuando entró Cakh le saludó y le recibió con mucha alegría….

• Hola George, te echamos mucho de menos, ¿cómo estás de salud? ¿Y qué tal Roma? Más bien ¿qué tal Jerusalén?

• Muy bien, me he curado por completo y he firmado todos los contratos y os los he enviado, y el viaje a Roma fue estupendo, ¿qué tal vosotros? Y ¿qué tal la empresa?

• Los contratos de Tel Aviv han sido un salto muy importante hacia delante para la empresa, pues el lobby judío está muy penetrado en muchos países, y los contratos de Tel Aviv nos abrirán las puertas de toda Europa e incluso América, y el consejo de dirección te lo premió con un cheque muy importante, ¿lo has visto?

• Gracias Cakh, no he hecho más que mi deber.

• No sé cómo te las apañas para superar los obstáculos, ¡eres un buen comercial!

• No hubo ningun obstáculo, he firmado directamente.

• ¿No te pidió su parte del dinero?

• ¿Te refieres al soborno? Sí, lo recibió.

• ¿No te pidió nada más?

• ¿Cómo qué?

• Olvídalo, ¿cómo lo pasaste con Lyvi? ¿Cuantas noches? Sé que a veces se niega por ser religiosa

• Ni una sola noche, yo no hago eso.

• Benjamín es sucio, no te la sometió

• Más bien sucio por aceptar el soborno, pero no le pedí que me sometiera a Lyvi, ¿cómo quieres que acepte que le obligara a tener sexo?

• Jaja, lo que me importa es que había firmado el contrato, yo te deseaba el placer, pero tú no lo quisiste, si fuera en tu lugar dormiría todas las noches con ella, ¿no te gustó?

• Estoy casado Cakh, ¿quieres que le sea infiel a mi esposa? yo nunca abandono mis principios

• No me hables de principios, ésta palabra solo la usamos cuando queremos conseguir algo.

• Quizá estás hablando de otra cosa, los principios nunca se deben de sobrepasar

• ¿Sabes que Lyvi dormía conmigo todas las noches que pasaba en Tel Aviv? A pesar de que hablaba siempre de principios

• Es la debilidad humana

• Esta es la filosofía de los principios: cuando se quiere conseguir algo hablamos de principios, y cuando se quiere otra cosa se hablamos de debilidad humana

Las palabras de Cakh provocaron a George, sintió que sus palabras eran ciertas, él también ofreció soborno a Benjamín y lo justificó por la debilidad humana, ¿estaría siguiendo la teoría de Cakh sobre los principios?

• Tal vez, pero la peor cosa es vivir por los beneficios sin principios, entonces seríamos como animales.

• Jaja, perdona, los animales son mejores que los humanos, por lo menos tienen su instinto que nunca transgreden y al que le puede llamar principios.

• Cierto… la gente sin principios son peores que los animales, pues se convierten en salvajes que sólo se interesan por el dinero, el sexo y el poder.

• Estupendo discurso señor de los principios, ahora volvamos al trabajo, ¿estás preparado para viajar a Suecia para firmar un contrato nuevo?

• ¿Un nuevo viaje a Suecia?

• Sí… dentro de una semana aproximadamente, el consejo de dirección insiste en que tú seas quien vaya y nadie más, y lo han aplazado varias veces por esperarte.

• ¿Qué tipo de contrato?

• El mismo que lo de Tel Aviv, más o menos, también sus condiciones son casi iguales.

• ¿Cómo? ¡No entiendo!

• Un cheque para el director del departamento técnico, con tu manera diplomática y se zanja el tema y se firma el contrato.

• Entiendo, el director técnico aquí es el Benjamín de allí, ¿pero habrá una Lyvi también en Suecia?

• Jaja… ¿no dijiste que no habías disfrutado con ella?, ¿para qué la buscas en Suecia? ¿Dónde están los principios?

• No la estoy buscando, solo estoy comparando.

• Sí… hay una Lyvi en Suecia, y se llama Ingrid, y es tan guapa como ella, tranquilo pues.

• Bien, era solo para que entiendas que mi negación no es por eso.

• ¿No entiendo?

• No iré, y lo digo para que no pienses que mi problema está en la falta del placer.

• ¿Y por qué no quieres ir?

• Me has llamado “el señor de los principios”, pues el soborno se contradice con mis principios.

• ¡Pero lo hiciste con Benjamín!

• Sí, me equivoqué, llámalo debilidad humana.

• Te había dicho que aprovechamos los principios para conseguir beneficios y objetivos, ¿qué quieres?

• Nada, solamente que no quiero ir.

• Y si te digo que tu premio será el doble que el anterior, que sería igual al sueldo de tres meses aproximadamente.

• El tema no es…….

• No quiero que contestes ahora, tienes dos días para pensarlo, y estoy seguro de que no dejarás escapar tal oportunidad.

• ¿Y qué oportunidad es?

• Viaje, premio, y ascenso.

• ¿Ascenso?

• Sí, si firmas esos contratos de Suecia serás el director general de la empresa, quiere decir en mi puesto, pues el consejo de dirección está muy contento de tus logros.

• ¿Y tú?

• A lo mejor seré el director general de la compañía que nos ha subcontratado, piénsatelo bien, estoy seguro de que no dejarás perder la oportunidad, y puedes elegir las fechas que mejor te convengan. Jaja, y tus principios serán entregar el dinero, o como tú dices: “dar el soborno”.

• ¿Y si no voy?

• Serías responsable de tu degradación en la empresa, y no pienso que haya quien lo haga, créeme quería ir yo mismo pero el consejo de dirección insistió en que fueras tú, todos te admiran.

• Te contestaré dentro de unos días.

• Estoy seguro de que eres razonable y sabio, así que voy a empezar con los preparativos del viaje y te enviaré los documentos necesarios.

• Con permiso. Tengo tareas para hacer.

George se fue a su despacho preguntándose: ¿los principios son de verdad simples beneficios como decía Cakh? ¿Se transforman según la necesidad? ¿O son farolas que nos iluminan el camino? si es así, ¿cómo aceptó pagar sobornos a Benjamín? ¿Qué debería hacer? El viaje parecía muy interesante para Cakh, puede que sea decisivo en su permanencia o despido del trabajo… si fuera verdad que los principios no tienen valor, esto significa que nos transformaremos en fieras que se devoran los unos a los otros, oh… ¿por qué Dios no prescribiría órdenes para estas cosas? Os que Dios permite a la gente que se organice sola sin Su guía ni Sus mandamientos
Mientras estaba absorto en sus pensamientos, le llegaron los papeles del acuerdo y de las reservas del viaje, los examinó sin interés, pues su decisión de ir o no ir le interesa más que el acuerdo en sí, ¿para qué entonces perder tiempo en estudiarlos?
Al terminar ese día de trabajo tan largo para él, George se fue a casa para consultar el tema con Catherina. En casa Catherina, estaba absorta en la lectura…

• ¡Parece que es muy interesante el libro que estás leyendo!

• Sí, hasta cierto punto, es el libro sagrado de los musulmanes.

• ¿Entonces has empezado a leerlo?

• Sí, pero a pesar de mi pasión, me encuentro obligada a repetir la lectura de los capítulos más de una vez.

• ¿Por qué?

• ¡No lo sé, tal vez sea porque es totalmente diferente de lo que estamos acostumbrados a leer!

• Bien, pero ¿podrías dejar esto ahora, quiero consultarte algo?

• Sí.

• Cakh me propuso un viaje otra vez

• Es la primera vez que tus viaje de trabajo son así de seguidos, ¿a dónde ésta vez?

• A Suecia.

• ¡Suecia es país impresionante!

• ¡No es éste el problema!

• ¿Entonces?!

• Cuando fui a Jerusalén pagué al director de la empresa de allí un soborno para facilitar la firma, ahora quiere que haga lo mismo en Suecia.

• A pesar de que estoy en contra de pagar sobornos, no veo dónde está el problema, si ya lo has hecho una vez.

• Lo mismo me dice Cakh.

• Odio a tu director, pero.

• Supon que me he equivocado la primera vez, ¿debo repetirlo? ¿No hay otra manera de que la gente se purifique y se salve de sus errores?

• En el cristianismo Jesús nos ha salvado y purificado con su sacrificio por la humanidad.

• ¿Y esto es para todos, pecadores y no pecadores?

• ¡No entiendo!

• Me refiero a que todos estamos purificados del pecado, pues no hay necesidad de dejarlo si ya estamos perdonados, ¿no es así? creo que esto ha sido la introducción al comercio de indulgencia.

• Entiendo a qué te refieres, esto está en el cristianismo , en el islam está “quien se arrepienta y pida perdón, Allah se le perdona”

• ¡Qué evolución es ésta! ¡Hablas del islam ahora! ¡Todo eso después de leer un solo libro! ¿Los musulmanes no piden la absolución a sus monjes y sus sacerdotes? ¿Cómo es su misa de indulgencia?

• No hay ninguna misa, simplemente dirigirse a Allah y pedirle perdón y dejas de cometer el pecado y decides no volver a hacerlo.

• ¡Tan fácil es!

• Sí

• ¿Toda esta información está en el libro que te dejó el musulmán en Roma?

• Sino en el libro sagrado al que llaman el Corán.

• Regresamos al tema de Cakh

• No lo sé, el tema es difícil, o le sigues y pierdes tu dignidad y tu respeto por ti mismo, o sigues tus principios y pierdes tu trabajo y tu sueldo.

• Sí, son decisiones difíciles, y tengo tiempo para pensarlo hasta después de dos días, ¿tú en mi lugar qué harías?

• Estoy como tú de confundida, e iba a consultarte sobre un tema que me concierne pero me has adelantado, y no quiero añadirte otra preocupación.

• ¿Cómo?

• ¡No me siento muy convencida de lo que enseño en la escuela, así que pienso dejar mi trabajo!

• ¿¡Dejar tu trabajo?!

• Al igual que tú no quieres saltarte tus principios tampoco yo lo quiero, mucho de lo que digo en clase ya no me convence, o lo digo y paso de mis principios, o dimito y pierdo mi sueldo.

• Un cambio muy brusco, ¿no enseñabas lo mismo desde hace diez años? ¿Qué te surgió ahora? además si dimitimos los dos ¿cómo vamos a vivir? Con el paro que está aumentado en Inglaterra y en todo el mundo…

• Lo que surgió es que mis convicciones católicas ya no son sólidas, ¿no es eso lo que tú querías? Todavía no he tomado mi decisión.

• Lo siento si te haya ofendido, solo bromeaba contigo.

• Al contrario, me has abierto los ojos, pero te había dicho que no quería preocuparte más

• Tienes razón, mi confusión ha aumentado… voy a pensarlo más y tomaré mi decisión, tengo dos días, tú también, toma tu decisión… la vida es una decisión.

• Debes consultarlo, George.

• Sí, pero ¿quién puede entender un problema de mi trabajo?

• Cualquiera de tus amigos, ¿por qué no mandas una pregunta a la lista de contactos que consultas periódicamente.

• Estupenda idea, mandaré ahora mismo.

George subió a su despacho, y encendió su ordenador y escribió un mensaje a sus amigos:
Séptima parte: me encuentro en un problema y necesito vuestros consejos antes de contestar al mensaje de la sexta parte el tema es: ¿Debería seguir mis principios aunque estropeen mi vida? ¿O debería buscar mi beneficio personal aunque estropeen mis principios? espero que las respuestas sean clara y sinceras, como si fuerais vosotros los interesados, también si hay otro camino que asegura la armonía entre los principios y los beneficios, ruego me lo indiquéis. George”
Después de enviar el mensaje abrió la cuenta de Facebook de Tom y vio que había vuelto como antes, y había escrito una disculpa a causa de la publicación de las fotos falsas… sintió algo de consuelo, porque Tom había superado su problema con Brad y había recuperado su cuenta, luego abrió la de Adam y encontró un artículo nuevo de la serie “Lecciones de mi amigo el buscador de la felicidad 4”:
Mi amigo está travesando el periodo más difícil, podemos distinguir en ésta etapa los puntos siguientes: 1Saber lo que no se quiere es más fácil que saber lo que se quiere, y saber que éste no es el camino de la felicidad es más fácil de saber que aquél es el camino de la felicidad, pues el cambio y la transformación y la novedad son los más difíciles. 2Cualquier decisión requiere de una valentía muy grande, pues la valentía es símbolo del éxito sea intelectual, moral o militar, y mí amigo es sin duda muy valiente, pero su necesidad de la valentía ahora es mucho mayor, ¿podrá conseguirlo? 3Mi amigo y los que le rodean viven una etapa de cambio que él no la percibe claramente y no se fija en ella, pues él -y es muy extrañono se da cuenta de que soy musulmán, y se sorprenderá que las personas más cercanas a él están viviendo la misma etapa de transformación. 4A pesar del interés de mi amigo en aprender, todavía no pudo tomar la decisión de estudiar el islam, tal vez por los prejuicios provocados por los medios de comunicación en contra del islam, y tal vez por la dejadez de los musulmanes y sus errores. Todavía pienso que mi amigo está en sus últimos pasos hacia el camino de la felicidad y las respuestas a sus interrogantes principales sobre la vida… Os pondré más lecciones próximamente” Adam.
George volvió a leer lo que Adam escribió detenidamente, y se preguntó: ¿cree Adam que el islam es el único camino hacia la felicidad? Entonces ¿por qué no me lo dijo desde el principio? ¿Estará jugando conmigo? ¿O será que el islam se basa en el engaño? Si de verdad cree que el islam es el camino de la felicidad ¿por qué entonces lo esconde y lo camufla? ¿Acaso es una vergüenza de la que huye? ¿O es un secreto de la religión como en la iglesia? Mientras estaba pensando, Catherina entró…

• ¡Ven y mira lo que escribió Adam sobre mí! Empiezo a sospechar de ésta persona.

• ¿Qué escribió?

• Mira, léelo

Catherina leyó el articulo muy atentamente, luego dijo:

• ¡No veo razón para tu sospecha!

• Él es musulmán, y cree que el islam es el camino de la verdad que responde a mis preguntas.

• Sí, es normal que crea que lo que tiene es el camino de la verdad.

• Pero… ¿por qué no me lo dijo antes?, ¿por qué me engaña?

• ¿Te engaña? ¿Te dijo algo incorrecto?

• No, pero me escondió su religión

• Pienso que te lo había dicho claramente, pero tú no te diste cuenta

• ¿Cómo?

• Escribió su religión en sus datos personales en su cuenta de Facebook, él no la esconde, sino que es orgulloso de ella, escribió en el apartado religión: Musulmán y orgulloso de serlo

• ¿Te puedes creer que nunca lo había visto a pesar de que entro siempre en su cuenta? Adam tiene razón, que yo no relaciono los asuntos de manera suficiente.

• ¿No dijiste en tu mensaje que leyéramos todos el Corán y te respondiéramos? ¿Lo has hecho tú? ¿Has empezado a leerlo?

• No, estoy ocupado con el problema de Cakh, hoy me encontraré con Adam y empezaré a leer el Corán e intentaré tomar mi decisión sobre la empresa hoy o mañana.

• No puede ser que Adam sea más sabio que nosotros, escúchale tranquilamente y estudiemos bien luego contéstale de manera segura, tal vez quiera convertirnos al islam, pues hagamos que se convierta al cristianismo.

• Tal vez, voy a ir a verle hoy, e intentaré escuchar y aprender tranquilamente, para poder contestarle con conocimiento, a lo mejor cenaré con él.