face
.
   

El Islam y el terrorismo

El Islam y el terrorismo

El Islam y el terrorismo

Justo en la cita acordada, aparecieron en la sala de chat los tres amigos, Michael, Rashid y Rajeev. Michael empezó a hablar primero después de saludar a sus dos amigos:

Michael: Veo que lo que dijo Rashid en otras tertulias son palabras que contradicen lo que es sabido de su religión y necesitan ser analizadas con más detenimiento. Rashid ha querido presentarnos los aspectos más lúcidos de su religión, mientras que omitió los aspectos más oscuros. Vemos con nuestros propios ojos el terrorismo que azota al mundo hoy en día. Y es un terrorismo islámico por antonomasia.

Rajeev: Estoy de acuerdo contigo de forma parcial. Pero el terrorismo es una conducta que se supone que no está ligada a una nacionalidad o una religión concretas. Eso es lo que comprobé en mi país, la India, donde la violencia es recíproca por varias razones. ¿A qué se deben tus observaciones para así poder debatirlas?

Michael: Lo que quiero plantear es que yo veo que el terrorismo nace del propio Islam. Es sabido que el Islam se expandió a golpe de espada, ¿o es que lo vas a negar Rashid?

Rashid: Por supuesto que lo niego. Los hechos también lo niegan.

Michael: ¿De qué hechos hablas?

Rashid: Los hechos religiosos, históricos y realistas… Pero deja que te diga primera que debemos vaciar nuestras mentes de la propaganda con la que nos encadenan las mentes tanto los medios de comunicación como las personas a las que les interese ello.

Rajeev: Pienso que vivimos en una sociedad libre que ni nos dicta ni nos presiona para formar nuestras mentes de una manera determinada.

Rashid: Es verdad que no ejerzan esas presiones, que somos libres en nuestras decisiones, pero al fin y al cabo elegimos aquellos que nos presentan quienes controlan los medios de comunicación y hacia lo que nos dirigen los políticos y las personas influyentes. Las declaraciones de políticos y pensadores occidentales siguen insistiendo en ligar el terrorismo al Islam y en invitar a una guerra cruzada bajo el lema de “la guerra contra el terrorismo”. Fingen que esta campaña es una campaña para defender la civilización occidental tolerante y abierta tal y como la describen.

Michael: Bueno yo te prometo que seguiré buscando la verdad, sea cual sea su naturaleza y sin importarme de dónde y de quien proceda.

Rashid: Si el Islam fuese una religión transgresora en su naturaleza y que se ha expandido a golpe de espada, mientras que el cristianimo es una religión tolerante, tal y como lo quieren pintar en Occidente… ¿sabrías decirme cuántas veces ha sido mencionada la palabra ‘espada’ en el Corán y cuántas veces fue mencionada en la Biblia?

Michael: No lo sabría decir con exactitud. No obstante, sin duda ha sido mencionado más veces en el Corán que en la Biblia.

Rashid: Aquí tenéis la sorpresa. El Corán contiene 114 capítulos, con 6236 versículos y 77439 palabras en total, entre las cuales, no se mencionó la palabra ‘espada’ ni ninguno de sus sinónimos ni una sola vez. Y ello, a pesar de que es una palabra que tiene alrededor de 60 sinónimos en la lengua árabe. Mientras tanto, la palabra ‘espada’ se menciona más de 200 veces en la Biblia.

Michael: Wow… Sí que es una sorpresa. ¿Es esto a lo que te refieres con hechos religiosos?

Rashid: No es más que un solo hecho entre muchos. No quiero expandirme mucho en ellas para así poder mencionar hechos en otros campos.

Rajeev: Dinos los más importantes.

Rashid: Seguro que tú en particular, Rajeev, conoces parte de estos hechos, y es que las partes del mundo con más números de musulmanes, que son las del sureste asiático, jamás fueron pisadas por ningún ejército musulmán. Y lo mismo se puede decir de vastas regiones de África.

Algo que tiene relación con este hecho histórico es lo que atestiguan los historiadores con sentido de la justicia, y es que no han encontrado ningún caso de conversión forzosa al Islam a través de la historia del Islam.

Michael: No obstante, aparte de los historiadores que puedas mencionar, puedo traer citas de historiadores que dicen todo lo contrario. ¿Qué es lo que prueba tales afirmaciones?

Rashid: Existe más de una prueba que confirma lo que dije:

Primero: Los habitantes de muchas regiones del mundo que fueron conquistadas militarmente por los musulmanes permanecieron en sus antiguas religiones bajo el gobierno de los musulmanes. Algunos siguen guardando sus religiones hasta hoy en día. Esto es lo que ocurrió en Egipto, Palestina, Líbano, Grecia y la India… En cambio, tenemos otra imagen totalmente contraria que es la de las conquistas cristianas en Al Ándalus, Jerusalén o Filipinas. El genocidio fue total y la obligación forzosa para entrar en el cristianismo o ser deportados de inmediato. Eso es lo que se llevaron los que no eran de su misma fe.

Segundo: Cuando terminó el control militar islámico de los países que habían conquistados los musulmanes, y no había ninguna presión ni de musulmanes ni por parte de nadie, no vimos a dichos pueblos dejar el Islam. Más bien, vino a pueblos como aquellos de las repúblicas de la antigua Unión Soviética que mantuvieron su Islam de manera clandestina bajo la opresión comunista, esperando una oportunidad para la desaparición de ese sistema opresivo y así volver a practicar su Islam con fuerza.

Tercero: La historia narra historias de pueblos que invadieron las tierras de los musulmanes, acabando con el poderío militar musulmán y ocupando grandes extensiones de sus territorios, y que al final acabaron entrando ellos mismos en el Islam al convivir con él. Ese es caso de los pueblos mogoles y tártaros.

Michael: Muy bien, digamos que estoy de acuerdo contigo en que el Islam no se ha expandido gracias a la espada. Pero dejémonos de la historia y centrémonos en nuestra realidad. ¿No estás de acuerdo conmigo lo que dije? El terrorismo que azota el mundo hoy en día es un terrorismo en primera instancia islámico.

Rashid: Determinemos primero, ¿qué es el terrorismo? Y luego echemos un vistazo al mundo para ver el mapa del terrorismo en la época actual ¿Quiénes son los países que la constituyen?

Rajeev: Ni los países del mundo ni las organizaciones mundiales han llegado a un consenso acerca de la definición del terrorismo. No obstante, podemos decir que es “infundir terror en los civiles con el fin de influir en su voluntad o conseguir fines políticos o económicos para la parte transgresora.”

Rashid: Por supuesto que esa falta de definición es premeditada por parte de algunos países, para así dejar que ese concepto sea maleable y así jugar con él. No obstante, yo añado a tu definición: “Tanto si el transgresor es un individuo, un grupo o un estado.”

Michael: No hay inconveniente en añadir esa parte a la frase. Por lo tanto, si repasamos los sucesos internaciones veremos que los ataques contra las torres gemelas en 2001, las explosiones en los metros de Madrid, el atentado en la playa turística de Bali en Indonesia contra turistas occidentales, además de las operaciones que llevan a cabo los palestinos contra los judíos… todo ello son operaciones terroristas perpetradas por musulmanes.

Rashid: Despacio, despacio, amigo… Las operaciones que llevan a cabo los palestinos son operaciones de resistencia contra unos ocupantes que tienen un historial negro de terrorismo. ¿Cómo es posible pasar por alto la ocupación de la tierra de un pueblo entero, su expulsión de ella y el terrorismo que se ejerce contra él por diferentes vías? Entre ellas está:

La masacre de Baldat Al Shaikh el 31/12/1947, y en en la cual fueron masacrados 600 civiles inocentes dentro de sus casas.

La masacre de Dair Yasin el 10/4/1984 en la cual fueron matados más de la mitad de la población de dicha localidad.

La masacre de al-Lud el 11/7/1948 en la cual murieron 426 civiles que estaban reunidos en la mezquita del pueblo, y que fue atacado por los judíos matando a todos los que estaban dentro.

La masacre de Kafar Qasim el 29/10/1965 y en la que murieron 94 civiles en su mayoría niños y mujeres.

La masacre de Sabra y Shatila, el 18/9/1982 llevada a cabo en el Líbano por el criminal de guerra Ariel Sharon con la colaboración de las milicias cristianas libanesas. Masacraron en esa matanza que duró 72 horas a más de 3500 palestinos y libaneses en su mayoría mujeres, niños y ancianos que no habían cometido ningún delito excepto su identidad islámica.

La masacre de la mezquita Al Ibrahimi el 28/4/1994, que perpetró un soldado israelí con la colaboración de otros miembros del ejército y de colonos. En dicha matanza murieron 29 personas que estaban rezando dentro de la mezquita y 50 fuera de ella, y resultaron heridas 350 personas.

Pero para que tu mirada sea algo universal, añade dos sucesos más. La explosión del edificio del FBI en Oklahoma en 1995 y que resultó en la muerte de 168 personas y 500 heridos. Y la doble matanza de Oslo y la Isla de Utøya el 22/7/2011, en la que cayeron 92 muertos y 90 heridos y que fueron firmadas por un cristiano extremista y claramente racista.

Asimismo, si buscamos la relación entre el terrorismo y una religión o una civilización en concreto, no podemos ignorar la realidad de que en las épocas actuales:

Ningún país musulmán ha invadido un país occidental, mientras que la historia es testigo de que tanto el Antiguo mundo como el Nuevo mundo siempre han sido los blancos de la invasión occidental.

Los nativos de América fueron víctimas de un genocidio a manos de quienes llevaban el estandarte de la civilización occidental y que redujeron su número desde 10 millones a 200 mil, además de quitarles un continente entero.

Occidente trajo al mundo un gran sufrimiento por causa de dos grandes guerras que llevan el nombre de “mundiales”, mientras que en realidad, y especialmente la primera, son “europeas”. Sólo en la primera cayeron más de veinte millones de víctimas mortales y otros 20 millones de heridos e mutilados. Mientras que la segunda batió el record con 55 millones de muertos, 53 millones de heridos, y 3 millones de desaparecidos. La mayoría de dichas víctimas fueron civiles de las “colonias” ya que ambos bandos contemplaban matar a los civiles para así hacer que la moral del enemigo se viniese abajo.

Asimismo, aunque nos pongamos de acuerdo acerca del principio de criminalizar a quienes matan a personas inocentes, no podemos ignorar los factores que impulsaban a los perpetradores de los sucesos que has mencionado. Ellos dicen que lo hacen para disuadir a EE.UU. y a Occidente de continuar en sus agresiones y su terrorismo contra los musulmanes, especialmente en su embargo contra Irak en aquel entonces y su apoyo a los crimines del sionismo en Palestina.

Rajeev: Entonces, como crímenes, podemos decir que el terrorismo no tiene ni religión ni civilización.

Rashid: Puede que esté de acuerdo en que no tiene religión, pero veo que es necesario revisar las bases de la civilización occidental que se fundamenta en el principio de la lucha y en sacralizar la fuerza, así como la relación de todo ello con sus prácticas agresivas. La civilización occidental está arraigada y se inspira en el legado de las dos civilizaciones griega y romana. En ellas estaban difundidas ideas como el complejo de superioridad, la exaltación de la fuerza, la inevitabilidad del conflicto, etc. Son ideas que fueron heredadas por la civilización occidental contemporánea y moderna. Las enseñanzas del cristianismo no han podido impedir que se exterioricen esas ideas en forma de prácticas abominables y sucesos terroristas y catastróficos que afectaron a la propia Europa y a todo el mundo.

Michael: Nos vemos en otra tertulia.

  - Pertenecientes de "Los Diálogos de la Feclicidad"
  - Pertenecientes de la novela
  - Pertenecientes de los libros
  - Pertenecientes de los videos
Los médicos y los predicadores