face
.
   

Deseos y valores…

Deseos  y  valores…

Deseos y valores…

(1)

George se despertó a las ocho y media de la mañana, sentía pesadez y cansancio en su cuerpo, por la noche tuvo fiebre y no pudo dormir, y tuvo que pedir un calmante del hotel. Aguantó y se levantó a ducharse y sintió entonces algo de vitalidad, bajó al restaurante y desayunó, y tomó otra vez un antifebril, y sintió aún más mejoría y vitalidad.

Subió a su habitación otra vez a las nueve y diez minutos, entonces sonó su teléfono, era Lyvi con su voz hermosa y ansiosa.

• ¿Dónde estás? me he preocupado por ti, te he llamado muchas veces y no contestabas.

• Perdona, es que he bajado a desayunar y olvidé el teléfono en la habitación.

• No es tu costumbre llegar tarde a tus citas

• No pude dormir bien anoche, creo que estoy enfermo.

• Que Dios te cure, ¿quieres que te lleve al médico?

• No gracias, y perdona por el retraso, ahora estoy mejor.

George bajó a recepción, vio a Lyvi con vestimenta recatada y decente pero no escondía su belleza impresionante, y le estrechó la mano y la saludó… entonces dijo ansiosamente:

• Insisto a que vayas al médico, no es correcto quedarte así.

• Gracias Lyvi, ahora estoy mejor y si nos vamos de visita a los lugares sagrados te estaría agradecido.

• Como quieras, lo importante es que estés a gusto... visitaremos hoy dos o tres lugares, ¿qué dices?

• Propongo empezar por el más importante, y si alcanzamos a visitar a dos sería suficiente, me interesa más sentarme contigo y debatir y no la simple visita.

• Y yo también ,es eso lo importante para mí, nos dirigiremos primero hacia el Muro de los Lamentos y el Monte Urea, luego visitaremos la tumba del rey David en el Monte de Sion, y si nos da tiempo visitaremos el antiguo cementerio en el Monte de los Olivos

• Bien, y espero que terminemos pronto antes de que me ataque el cansancio.

• ¿Cómo fue Habib contigo?

• Una opción muy acertada, se nota que me entiendes muy bien.

Sus ojos brillaron y su boca resplandeció con una sonrisa….

• Mmm… hasta cierto punto, Habib es culto, consciente y de mente abierta.

• Tienes razón, y me ha beneficiado mucho.

• Él dice lo mismo de ti.

George exclamó sorprendido:

• ¿¡Cómo y cuándo?!

• Me llamó ayer justo después de dejarte en el hotel y me dijo que se había beneficiado mucho de tu compañía… y te alabó de una manera que nunca había escuchado.

• Es por su amabilidad, pues he estado todo el tiempo discutiendo y peleando con él.

• Si fue como tus discusiones conmigo, entonces ¡qué maravillosa discusión!

George sintió placer al escuchar las dulces palabras de su suave voz… y percibió el encanto de su cuerpo… y la belleza de su espíritu.

• Jajaja difiere un poco, tú eres fina y guapa y él no lo es, pero te agradezco por elegirlo, también agradezco tu interés por mí y tu esfuerzo conmigo, lo que importa es que los objetivos principales del viaje se realicen, que son la firma del contrato y el hallazgo del camino de la felicidad.

• Gracias a ti, ¿te acuerdas del contrato todavía? yo lo he olvidado por completo, a propósito tu reunión con Benjamín parece que le ha puesto patas arriba.

• ¿Cómo?

• No lo sé, pero después de que te fuiste, me llamó y dijo: Es de los más extraños que he conocido en mi vida, y le pregunté ¿cómo? Y dijo: Es un loco o un santo.

• Jajaja, ¡no hay una tercera opción! No me gustaría ser un loco, y por desgracia no puedo ser un santo mientras le pague sobornos.

• No sé por qué le afectó mucho lo que le dijiste sobre el soborno, pues me repitió muchas veces que estamos equivocados cuando consideramos que la vida es simplemente dinero, y fue la primera vez que escucho a Benjamín hablar así

• Sinceramente… a pesar de que no me sentía a gusto con él, sus palabras me afectaron mucho también, ¿acaso es verdad que los placeres del cuerpo son sufrimientos para el alma? ¿No habrá otra manera donde se junten los placeres y desaparezcan los dolores?

• ¡Cuánto deseo encontrar a está manera!

• ¿Entonces tú también, como me informó Habib, buscas el camino de la felicidad?

• Una palabra muy bonita, pero ¿cuál es el camino de la felicidad para ti?

• Es el camino que hace un rato deseabas encontrar, y lo buscaba yo hace tiempo

• Yo también lo buscaba hace tiempo… luego sonrió y le miró a los ojos, y dijo: ¡Qué acercamiento es este entre nuestras almas!

• Habib me informó de eso, y ¿por qué no te convertiste al catolicismo?

• La idea era escaparme de la complejidad del judaísmo y sus extravíos, y no era para cambiar las complejidades por otras complejidades, y los extravíos por otros extravíos, sino el judaísmo es más antiguo y más sagrado.

• Sinceramente como lo eres siempre. ¿Es solamente esta razón, o hay otras razones?

• ¡En realidad…! Cambiar de religión es un proceso nada fácil, ¿cómo puede quien cambia su religión relacionarse con la gente de su alrededor? ¿Cómo voy a tratar con Benjamín? ¿Crees que puedo conservar mi trabajo un día más?

• ¿Entonces tú le tienes miedo?

• Te dije que no estaba convencida en absoluto, y sinceramente tengo miedo a cambiar mi religión….la libertad tiene un impuesto caro….muy caro!

• Pero hay que pagar este impuesto, para tener nuestra libertad, no hay nada que pueda valer la libertad.

• Aún estoy buscando la decisión correcta, o el camino de la felicidad, y cuando me convence quizá tomaré mi decisión con valentía, y tal vez me acobarde para hacerlo, no lo sé… No lo sé

• ¿Tienes miedo a Benjamín?

• ¡Seguramente!... y, ¿crees que la decisión valiente y correcta, o según tu expresión, el camino de la felicidad es el que conduce al cristianismo?

• Tienes un poder extraordinario para darle la vuelta a la tortilla, no sé por qué.

• No te había dicho que nuestras almas volaban juntas, y quizá en algún momento se junten.

• Te has vuelto filosofa, oh bella, ¿cómo se juntas las almas?

• Jajaja, no sé , todo lo que sé es que se juntan como se juntan los cuerpos, y que mi alma está volando con la tuya

• Es preferible que vuelen con felicidad y no con incertidumbre y confusión.

• Correcto, pero déjanos de esto… faltan minutos para llegar al Muro de los Lamentos, como lo llaman los musulmanes el Muro del Burak, y es la última huella que queda del Temple de Salomón. En la opinión de la mayoría de los rabinos estaba prohibido a los judíos entrar a este lugar sagrado desde la destrucción del templo, por eso el muro es el lugar más cercano al templo donde los judíos pueden orar según la doctrina judía racista. Y lo llamaron el Muro de las Lamentaciones por los ritos de luto que se celebran allí.

• ¿Desde cuándo?

• Antes del siglo dieciséis los judíos celebraban sus oraciones y sus ritos de luto por la destrucción del templo del Profeta Salomón en varios lugares alrededor del Monte del Templo, luego empezaron a agruparse anualmente ante una piedra cercana a la valla que delimitaba el Monte del Templo, que la llamaron el Muro de las Lamentaciones y los musulmanes la llaman el muro del Burak.

• ¿Entonces el Muro del Burak qué es?

• Es sagrado para los musulmanes también, dicen que su profeta viajó de noche desde Meca sobre un animal que se llama Al Burak y lo ató en este muro.

• ¿Y les permitís practicar sus adoración allí?

• ¡Les hemos dejado todo el Monte del Templo, y quieren competir con nosotros en nuestro muro! además los musulmanes no adoran por las ruinas y no les interesan las estatuas y los ídolos.

• Habib se burlaba de mí y decía que vosotros los protestantes eráis como los musulmanes no os gustaban las estatuas y las imágenes.

• Esto es lo que nos queda de nuestro templo destruido, y mostraremos al mundo entero las ruinas para que lo demuestren.

• ¿Todos estos años y no habéis encontrado ninguna ruina, y todavía sigues esperando encontrarlas?

• Jajaja, si no las encontramos, ¡las fabricaremos!

• ¿Entonces no estás segura de ello?

• Segura y no segura, es un estado de confusión, algunos estudios dicen que se rezó por primera vez en el muro en la época del Imperio Otomano, y no antes del siglo dieciséis, como te había dicho, y los musulmanes dicen que era una pura mentira. Bueno lo que nos importa es que es un lugar sagrado para nosotros. Luego se giró hacia George y dijo: es difícil vivir sin alimentar y educar, y refrescar a tu alma y hacerla feliz, ¿quieres que nos quedemos sin adoración?

• Hoy eres más rara que lo eras ayer.

• Hoy es día de culto y nos dirigimos hacia el Muro de los Lamentos, ahora tenemos que bajar y seguir andando hasta allí.

• Espero que no tengamos que andar mucho bajo éste sol, pues empiezo a sentir los síntomas del cansancio.

• Espero que no se te note que no eres judío.

• ¿Cómo?

• Toma, ponte este gorro.

• ¡Vale, jaja, pero no me hagas fotos mientras lo llevo que sino Catherina se enfadaría!

• ¡Parece que la amas mucho a Catherina!

• Sí, es religiosa y culta y tiene un corazón puro y blanco como tú.

• Me gustaría encontrarme con una persona que respete la religión, la cultura y el pensamiento como tú….Vamos a girar hacia la derecha, luego otra vez a la derecha, y nos encontraremos con el Muro y la gente lamentándose.

• Me he puesto el gorro pero no sé fingir el lamento.

• No importa, muchos como tú no saben fingir, y encontrarás a muchos otros llorando y saben actuar y lamentar bien,.. ahora debes seguir solo, pues está prohibida la entrada a las mujeres

• ¿Cómo? no entro si no entras.

• Anda te espero aquí, quieres que entre para que me echen como echan a los perros, entra sólo por favor.

George anduvo lo que quedaba del camino sólo, sintiendo de nuevo cansancio y debilidad hasta llegar al Muro de los Lamentos… los judíos llorando eran muchos, y había muchos otros que probablemente no sabían llorar bien… se puso a su lado observándolos, pero no se sintió a gusto, y quiso salir deprisa, sobretodo porque el cansancio iba aumentando y se le subió la fiebre. Miró a su alrededor, no había ninguna mujer, se molestó mucho y decidió volver, pero sus pasos fueron muy lentos, y se le notaba mucho la fatiga, aguantó hasta llegar donde estaba Lyvi, que estaba sentada en el camino esperándolo...

• ¡Has vuelto rápido!

• Estoy muy cansado, vámonos al coche deprisa por favor.

• Está bien, como quieras.

• ¿O podrías traer el coche hasta aquí?

• Estas muy cansado... lo siento no se puede acercar el coche, puedes apoyarte en mí...

George estaba verdaderamente fatigado, entonces Lyvi le apoyó en su hombro y pasó su brazo por su cuello, intentó apartar su mano y andar recto, pero no pudo y dejó caer su cabeza hacia el hombro de ella, el movimiento del aire hicieron llegar algunas mechas de su pelo hasta su cara, el olor de su cuerpo le llegaba a la nariz, su pelo estaba debajo de brazo y a veces su mejilla rozaba la suya….

• Lo siento, te he hecho cansarte antes y ahora lo hago otra vez… parece que soy un lastre.

• No te preocupes… hay que llegar al coche rápidamente… iremos a un hospital que está cerca de aquí, y puedes después de que te vea el médico seguir recibiendo mimos.

(2)

Lyvi se apresuró en llevar a Jorge a urgencias del hospital, allí le dieron un calmante y entró en un sueño profundo... entonces Lyvi se fue a preguntar al médico por su estado...

• ¿Qué le pasa?

• No se preocupe... le he dado un tranquilizante para que se relaje, y los análisis nos dirán lo que tiene dentro de una hora… Luego sonrió y dijo: se le nota que está muy asustada, ¿es su esposo o su amante?

• Es simplemente mi amigo.

• De todos modos, dentro de una hora llegaran los resultados de la analítica, y pienso que en un rato se despertará.

Lyvi se sentó al lado de George, y se puso a contemplar su rostro dormido, y acariciar su frente y pasar sus dedos a través de su pelo, sentía un afecto muy grande hacia él…y después de un rato George abrió sus ojos mientras las manos de Lyvi estaban acariciando su pelo…

• ¿Dónde estoy?

• Gracias a Dios por despertarte, estamos en el hospital, y estas bien.

• ¿Dónde está el médico?

• Vendrá en unos minutos, traerá los resultados de la analítica, relájate y no te esfuerces George.

George tocó la mano de ella que estaba acariciándole su pelo y su rostro, y la acarició con suavidad…

• Te agradezco mucho Lyvi, no era mi intención causarte toda ésta molestia…

• No digas eso, estoy a tu servicio George.

Pasaron unos minutos no hablaron nada pero el idioma de los ojos y de las caricias era más expresivo que el idioma de la lengua… hasta que llegó el médico para ver a George…

• ¿Se ha despertado señor George? su novia estaba…lo siento quiero decir su amiga estaba muy preocupada por usted.

• ¿Qué me pasa doctor?

• De los primeros resultados parece que es una infección viral aguda, y el resto de los resultados saldarán mañana.

• ¿Y cuándo puedo salir?

• Dentro de una hora o mañana como lo prefiere, cuando se siente bien recuperado, y la enfermera le entregará sus medicaciones. Les pido permiso…

• Por favor George quédate aquí hasta mañana, es más seguro para tu salud.

George Apretó la mano de Lyvi, y la miró agradecido…

• Gracias Lyvi, me gustaría ir al hotel, y lo siento por no poder terminar el paseo…

Estiró su mano hacia él y la puso encima de su pecho luego la levantó y la besó…

• Te pido perdón.

Lyvi vaciló mucho, y se notó la vergüenza en su cara aunque sintió mucha felicidad y placer, le sonrió y le rogó que no se apresurase, pues era sábado y todavía estaban de día y el sol no se puso aún…

• ¿Pedir perdón para qué? No te disculpes, lo importante es que estés bien.

Lyvi concluyó los trámites de la baja de George y recibió los resultados de la analítica y los medicamentos, pidió una cita para mañana a las diez de la mañana.

• Hace falta que venga él, o ¿puedo venir yo para los resultados?

• Si vuelve a estar fatigado venid los dos, sino puedes venir tu sola para los resultados.

• Vendré yo sola entonces, ¿saldrá en ambulancia del hospital o en mi coche?

• Con su coche, pues va salir de pie como va a ver… luego se giró hacia George y dijo: adelante puede andar.

• Entonces espera voy a acercar el coche hasta la puerta.

Lyvi volvió, y tomó a George de la mano hasta el coche, y le abrió la puerta, y se puso a su lado para ayudarle a subir… entonces le miró en sus ojos azules llenos de cariño y piedad…

• Gracias Lyvi, no sé cómo agradecértelo…

Y con un movimiento –que sintió que fue involuntariose giró hacia ella, y se le acercó con su cuerpo, y la abrazó y la besó durante un largo momento, ella se sintió muy perturbada a pesar de una sonrisa que se le llenó el rostro e intentó esconderla…

• Perdona hoy es día de adoración únicamente, y no necesitas darme las gracias, pues hago lo que mi conciencia me pide.

• Lo siento tal vez te haya avergonzado, so sabía cómo expresarte mi agradecimiento y te he besado.

• No es el momento ahora… descansa ahora…luego con una sonrisa sarcástica dijo: ¡Cakh me besó muchas veces y nunca se ha disculpado! ¡Cuánto lo odiaba!

• Te pido disculpas, no quería hacerte daño, y no entiendo como lo he hecho, tal vez era un momento de debilidad por la enfermedad, o tal vez como dijo Habib: se mezclara la admiración del alma bonita con la admiración del cuerpo bonito.

• O tal vez es la unificación de las almas que habíamos comentado, olvida este asunto y dime, ¿cómo te sientes ahora?

• Me siento avergonzado de mí mismo, pues he visto mi debilidad, créeme que no quise molestarte solamente quise expresar lo que hay en mi corazón.

• Cierra este tema por favor, te dije que Cakh me había besado, es más me había violado más de una vez y no se había disculpado sino aumentando el desprecio -sentía placer a veces con el sucio Cakh, imagínate disfrutó con obligarme a despojarme de mis valores, quizá Benjamín tenga razón que divertimos con nuestros cuerpos hace sufrir a nuestras almas.

• O tal vez no hayamos encontrado el camino donde armonicen nuestras almas con nuestros cuerpos, y donde nuestras almas hagan felices a nuestros cuerpos y nuestros cuerpos hagan felices a nuestras almas.

• Tal vez tu proyecto del camino de la felicidad te haga llegar a eso, pues no olvides informarme si lo consigas, que sino no te perdonaré y no te disculparé.

• ¿Cuándo terminaré este camino? Parece que todos con quienes me encuentro están esperando el resultado, repito mis disculpas y mis agradecimientos para ti Lyvi.

• Llegaremos al hotel dentro de unos minutos, quiero que descanses completamente hoy en tu habitación , y haré que te lleven la cena a la habitación, pues la comida ya ha pasado, y te llegará el desayuno por la mañana… yo iré al hospital para buscar los resultados luego vendré a verte, ¿cuando viajas?

• Me has dejado sin palabras, gracias Lyvi, mi viaje será a las seis de la tarde.

Llegaron al hotel, y Lyvi subió con él a la habitación hasta que se tumbó en la cama….

• Me gustaría quedarme contigo pero temo cansarte con mi presencia y mis debates así que me voy.

• No sabes cuánto disfruto debatiendo contigo, pero vete para descansar que hoy te he hecho esforzarte mucho.

• Ya se ha puesto el sol, y me gustaría hacer algo que no entiendo, y puedes interpretarlo como quieras.

• ¡No entiendo!

Lyvi se acercó a George y le abrazó y le dio un beso muy largo… George sintió entonces como si fuera una planta del desierto que le acaban de regar, y a pesar de su cansancio y su debilidad deseó que ese beso se alargara más…

• Se ha acabado el sábado para nosotros, y dejaré que me expliques lo que he hecho, pues yo no sé por qué lo hice, hasta mañana.

La actitud de Lyvi fue muy sorprendente para George y no supo explicarla, tampoco supo explicar su actitud de él mismo cuando la besó… ¿acaso estamos actuando involuntariamente? o ¿es por causa la debilidad de la enfermedad? o ¿es la unificación de las almas que pueda explicar eso? O ¿es el deseo sexual y el pecado? O ¿es la mezcla de la admiración del cuerpo y del alma como decía Habib?... sea lo que sea la causa demuestra la debilidad humana... y tal vez demuestre nuestra necesidad de que Cristo nos purifique de nuestros pecados, luego se quedó pensando en Lyvi y su apoyo a él y su preocupación por él, y mientras estaba así su teléfono sonó, era Catherina…

• ¿Cariño cómo estás de salud ahora?

• Bien gracias a Dios he salido del hospital y estoy bien, ¿quién te informó de mi enfermedad?

• ¿Tu enfermedad? ¿Qué enfermedad? Todo lo que sé es lo que me dijo Tom en la ceremonia de la iglesia ayer que le habías enviado un mensaje diciendo que estabas cansado.

• ¿Otra vez Tom?

• ¿Cariño sigues sospechando de mí?

• No, estoy bien y mañana vuelvo, mi avión despegará a las seis.

• Te esperaremos con la ambulancia.

• No es necesario, estoy bien.

• No pasa nada , es para quedarnos tranquilos… no quiero hacerte hablar más intenta descansar ahora, adiós

• Adiós, mi amor.

George terminó su llamada y se quedó reflexionando sobre el destino que ha hecho que Catherina le llamara justo después de besar a Lyvi, para que le recordara su beso con Tom y su enfado por ello, y se preguntó: ¿acaso somos plumas en el viento? o ¿es el destino que nos lleva a algo que desconocemos? ¿Significan los placeres del cuerpo la desgracia del alma y los principios? no se podría reunirse los dos! parece que los próximos días van a estar llenos de acontecimientos que no se pueden adivinar.
En estos momentos llegó el camarero con la cena y entró sonriendo, saludó a George….

• Esta claro que la señora le quiere mucho, pues se aseguró ella misma de la calidad de la comida, y nos dio instrucciones para recordarle sus medicamentos, y no se fue hasta que se aseguró que le hemos subido la cena.

• Muy bien, gracias.

Tomó la cena rápidamente. Luego se tumbó en la cama pensando en éste día, cuanto le gustaría mirar su correo, pero decidió dejarlo hasta mañana.

(3)

George no se despertó hasta las nueve de la mañana, cuando llamó el camarero a su puerta trayendo el desayuno…

• Son las instrucciones de su novia, llamó hace media hora para asegurarse de que le hemos subido el desayuno, también llamó a las dos de la noche para recordarnos que tomase su medicación… es usted afortunado, ¿quién puede conseguir una encantadora, bella y enamorada, apasionada, y fascinada como ella?

George le agradeció y no le contestó mientras repetía “encantadora apasionada fascinada”, tomó su desayuno y luego encendió el ordenador para ver el correo electrónico, y contestar a los que podía de sus mensajes, luego escribió un mensaje a Tom y Adam, diciéndoles que estaba enfermo y que volvería hoy a Londres, y les preguntó si sabían algo sobre la alegría del alma, o si el alma no tiene más que desgracias y si los placeres son para el cuerpo y únicamente para el cuerpo, si se podría hacerles felices a los dos a la vez , o es necesario que sufran nuestras mentes y cuerpos para que nuestras almas disfruten…?
Lyvi fue al hospital para buscar los resultados de las analíticas, y el médico le informó de que George tenía un virus raro y científicamente era la primera vez que atacaba al cerebro, lo que significaba examinar un caso nuevo, y sugirió que volviera al hospital para una semana o diez días, pués no se podía prevenir lo que podría pasar con él. Ya que el virus podría reactivarse en cualquier momento, y por lo tanto se podía producír cambios bruscos en el estado de George y necesitaría estar con un médico. Lyvi lloró mucho por miedo y no supo que hacer, llamó a Habib que fue deprisa al hospital, y ella le preguntó: ¿por qué todo éste apego a George? ¿Será un apego de deseo a un hombre que se negó a practicar el sexo con ella y quería vengarse por su feminidad? O ¿es un apego espiritual de su pensamiento y su conducta y su cultura? o ¿por el isomorfismo y la similitud en la búsqueda del camino de la felicidad? estaba preguntando a Habib mientras sollozaba, y él intentaba tranquilizarla, luego se fueron juntos al hotel.
El teléfono de la habitación de George sonó mientras estaba todavía leyendo su correo electrónico, contestó y era Lyvi diciendo le:

• ¿Podemos subir a tu habitación?

• Adelante bienvenida.

Lyvi entró con una sonrisa triste y le saludó y le estrechó la mano…

• Hay un huésped conmigo ¿le permites que entre?

• No pongas obstáculos entre nosotros, tu huésped es mío también, que pase.

Habib entró y George le recibió muy bien, y se alegró de verle…

• Parece que te has puesto enfermo por mi culpa, pues la enfermedad empezó cuando estabas conmigo, Lyvi es inocente de ello.

• Lyvi es inocente, es más pura que la pureza.

• ¡Qué galanteo es esto en mi presencia!

• Jajaja, he olvidado que eres nuestro guardián.

Dijo con una sonrisa encantadora y tímida, mientras miraba a George…

• ¿No entiendo que quieres decir con Habib es nuestro guardián, nuestro guardián de qué?

• No te preocupes… pues George intenta estropear nuestra relación.... Luego giró hacia George y le dijo: ¿cómo estás ahora de salud?

• Muy bien como ves, estoy ahora mucho mejor…me he fatigado ayer y he cansado a Lyvi conmigo.

• No fue nada , y no sabía qué hacer, pues siempre me perturbo en las situaciones difíciles, espero que no te haya causado ningún esfuerzo, debería de haber suprimido la visita cuando me dijiste que no te encontrabas bien., pero tal vez sea la culpa de mi mal entendimiento.!

• No te has equivocado en nada, y lo que me pasó fue imprevisto.

• El médico propone que te esperes en el hospital dos o tres días, ¿qué dices?

• El avión despegará a las seis, lo que implica que debo salir al aeropuerto en dos horas y media, ¡y tú dices dos o tres días!

• George por favor dos o tres días solo, para asegurarnos que estas bien.

• Estoy bien, ¿qué dice el último informe médico?

• Dáselo Lyvi, es un buen informe, solo que el médico quería cuidar de ti más.

George tomó el informe de Lyvi mientras le miraba en los ojos, y le prometió cuidarse bien y que iría al médico en cuanto llegase a Londres….

• Tienes que ir al médico en cuanto llegues a Londres y haznos saber de ti George.

• Catherina mi esposa sabe que estoy enfermo y dijo que me esperaría en aeropuerto con la ambulancia, le supliqué que no lo hiciera pero insistió , ella es pertinaz como tú Lyvi,

• Lo que hizo Catherina está bien, así estaremos tranquilos, tenemos dos horas aproximadamente, debes de comer, luego hacer las maletas.

• Falta una hora para la comida, comeremos juntos en el restaurante del hotel, os invito y no me rechacéis por favor, y no necesito más de un cuarto de hora después de la comida para ducharme y hacer mis maletas.

• Aceptamos con la condición de que sea en tu habitación y no en el restaurante, para que no te fatigues.

• Oh Lyvi, me gustaría moverme un poco, y no me cansa para nada bajar al restaurante.

Dijo Habib, mientras intentaba interrumpir el discreto galanteo entre ellos…

• Para aprovechar lo que queda del tiempo, ¿qué tal el camino de la felicidad?

• Es la segunda vez que viajo en busca del camino de la felicidad, además de las reuniones y los encuentros y los debates, este asunto me costó mucho esfuerzo y mucho tiempo, y espero que acabe con éxito.

• Lyvi: tu éxito es nuestro éxito, de todos nosotros y estamos esperando los resultados que vas a conseguir.

• Habib: ¿y a dónde fue tu primer viaje?

• Os voy a decir el orden cómo lo decía Catherina: el país de las maravillas, luego el país de las epopeyas, luego el país de las iglesias.

• Habib: el país de las maravillas lo hemos conocido es la India, y el país de las epopeyas lo hemos conocido y estas aquí, y ¿cuál es el país de las iglesias?

• Roma y el Vaticano, deberían de ser mi destino en mi próximo viaje.

• Habib: puedes conseguir un beneficio de visitar a Jerusalén, pues es la cuna de las religiones y su destino y sus conflictos, y podría imaginarme el sentido de un viaje al Vaticano, pues es la zona más importante para las diferentes sectas de cristianos, pero ¿La India? ¿Por qué fue el principio?

• La primera pregunta era: ¿cuáles son mejores: las religiones celestiales o las religiones terrenales? Y fui a la India por esa pregunta, luego vino la pregunta…

• Lyvi: perdona que te interrumpa, la pregunta debería ser: ¿cuál es mejor la religión o el ateísmo?

• Tienes razón, pero veía y sigo viendo que el ateísmo es una enfermedad psicológica seguida de filosofía justificativa, ellos en su interior son creyentes en la existencia de Dios, y no hay quién es más enfermo y más confuso, y más malo que los ateos.

Habib sonrió mientras miraba a Lyvi, y dijo:

• Verdad, pero eso se debería de investigar de una manera objetiva y científica.

• ¡Lo he investigado! ¿A dónde quieres que viaje para ver eso?

• Habib: ¡jaja, viaja dentro de cualquier ateo, y lo averiguarás! no sé cómo se aguantan a sí mismos

• Lyvi: por eso son los que más se suicidan y más ansiedad tienen.

• Dejarme terminar, la segunda pregunta después de decidir que las religiones terrenales son puras leyendas y supersticiones, era ¿qué religión celestial es mejor? Y así viajé a Tierra Santa para ver a los judíos de cerca… luego se dirigió a Lyvi, y dijo: y he disfrutado en ella con tu compañía.

• Entonces nuestros debates ante ayer sobre el cristianismo y sus sectas y guerras son preparativos para el tercer viaje?

• Sí, pero son preparativos oportunos, pues el tercer viaje será al Vaticano, para conocer la religión Cristiana.

• Queda conocer el Islam.

• Se notó la ira en la cara de Lyvi y dijo: la religión de los bárbaros, vete a la Meca para conocerlo no te dejarán entrar hagas lo que hagas.

• Jajaja, tranquilízate, de verdad me gustaría conocer a los musulmanes aquí en Jerusalén pues no debemos olvidar que la mayoría de la población aquí es musulmana, pero no se pudo realizar por la brevedad del viaje, luego por la enfermedad, de todos modos no creo que voy a necesitar viajar al país de los musulmanes,

Habib miró a los ojos de Lyvi…

• Lo de prohibir a los no musulmanes entrar a la Meca, es lo mismo que prohibir a los musulmanes acercarse al Muro de los Lamentos, prohibir a las mujeres entrar al Muro de los Lamentos, o como prohibir a los jóvenes rezar en la mezquita de Al Aqsa los viernes, o…

• George: tranquilo, ¡te había dicho que eres musulmán disfrazado de católico!

• Lyvi: Jajaja, él es siempre así, y ahora tengo a una persona de tu misma religión que está en tu contra doctor.

• No te refuerces con George en mi contra, pues él se va hoy, y seguiremos con nuestros debates solos tú y yo, pero para ser justos George debes investigar sobre el islam como has investigado sobre el cristianismo y el judaísmo, ¿acaso no te había propuesto, George, que investigaras sobre el ateísmo?, o ¿consideráis que el ateísmo es más importante que el Islam?

• Jaja, tal vez.

• Ya es la hora, ¿quieres que nos vayamos juntos al restaurante, o ¿bajamos y te esperamos hasta que te prepares ?

• Tenemos que ayudarlo a bajar está muy débil.

• Gracias Lyvi, iros vosotros primero, voy a usar el baño y me reuniré con vosotros, no tardaré.

Habib y Lyvi bajaron al restaurante y eligieron una mesa adecuada, y se sentaron esperando a George, entonces Habib dijo:

• Temo que tu admiración por George sea un poco exagerada.

• ¿Por qué?

• Perdona mi intrusión pero vuestras miradas son sospechosas y habláis como si fuerais enamorados.

• ¡No sé por qué hemos llegado a esta situación! a pesar de que como te había dicho él se había negado a tener relaciones sexuales conmigo, y dijo que amaba a su esposa, y que consideraba aquello una traición.

• Te había dicho que no mezclaras entre la admiración por el espíritu y la moral, y la admiración instintiva del deseo sexual.

• Ayer pasó algo muy extraño, lo apoyé cuando está débil y mareado, y me besó por primera vez, y cuando lo puse en la cama en su habitación se lo devolví y le besé.

• Los besos – desgraciadamente – son muy normales en vuestras sociedades, pero lo que no es normal es renunciar a vuestros valores,

• No encuentro ninguna explicación a lo que pasó, y creo que es como dices, la debilidad humana.

En ese momento llegó George, y se sentó a la mesa junto a ellos….

• Aquí es bufet libre, tenemos que levantarnos y elegir lo que queramos, adelante.

Después de encontrarse otra vez en la mesa… Habib propuso continuar el debate, pues era una oportunidad muy valiosa para los tres.

• Continuamos donde lo hemos dejado, veo que es muy importante que viajes alguna vez a los musulmanes

• A pesar de que siempre estoy en desacuerdo con sus opiniones, ésta vez sí que estoy de acuerdo con él, porque ha defendido al ateísmo como defiende al islam.

• Jajaja, no, y jamás defenderé al islam ni al ateísmo, yo solo hablo de una manera científica objetiva para llegar a la verdad.

• Cada vez que viajo entro en debates largos parecidos a nuestro debate, y los acompaña unas lecturas amplias, y pensamiento profundo, y consultas después de mi regreso, pero esta vez la cantidad de información es más grande que el tiempo de reflexión y por lo tanto debo reflexionar bien al regresar ya que éste viaje ha sido muy enriquecedor.

Dijo Lyvi mientras miraba a George en los ojos con galanteo…

• ¿Puedo hacerte una pregunta, y espero que no sea embarazosa?

• Adelante.

• Si descubrieras que el judaísmo, el catolicismo o la religión ortodoxa o incluso el islam o el protestantismo, es el camino de la felicidad, ¿te convertirías enseguida a ello, o empezarías con las cuentas del beneficio y la perdida?

• Creo que todas las cuentas de la ganancia y la pérdida desaparecerían si conociera el camino de la felicidad, pues él es la pura ganancia, ¿acaso hay algo más feliz y más beneficioso que éste camino ?…..lo que importa es encontrarlo.

Habib miró a George con seriedad y le dijo:

• Lo encontrarás, seguramente lo encontrarás, pero dudo en lo que dices….

• ¿Dudas en qué?

• ¡Dudo en la facilidad de ello, que no habrían cuentas de ganancias o de pérdidas, algunas decisiones son tan difíciles…!

• ¿Cómo?

• Déjame aclararte la idea, todos los diabéticos saben que los dulces son peligrosos para ellos, pero los comen, y toda persona obesa sabe que alimentarse de una manera no sana es peligroso para ella pero lo hacen.

• ¿Y qué relación tiene esto?

• Cambiar de religión es mucho más difícil que cambiar hábitos de comer, pues es cambiar el sentido, la razón y el motor de la vida, luego se dirigió hacia Lyvi y dijo: Creo que Lyvi entiende esto muy bien, de todos modos encontraremos el camino seguramente.

• ¿Y por qué estás muy seguro? ¿No habéis estado buscando hace mucho tiempo y no lo habéis encontrado hasta ahora?

• No es posible que tengas ésta insistencia y no lo encuentres, además no es típico de la generosidad del Señor que no ayude a quien quiera llegar a la verdad.

• Me has recordado un anciano feliz que conocí, decía lo mismo.

• ¿Y qué dijo el anciano?

• A lo mejor os vais a sorprender, iba a suicidarme, y lo encontré y parecía feliz, le pregunté si era feliz y dijo que sí, y le pregunté cómo podría llegar a ser feliz... fue él el primero que me dijo la palabra “camino de la felicidad’’

• ¿Y cuál fue su respuesta?

• No me respondió, pero me dijo: si tienes decisión y voluntad llegarás.

• ¿No te has quedado en contacto con él después?

• Desgraciadamente no tengo su teléfono ni su dirección… fue él quien apuntó los míos, pero no contactó conmigo.

• Perdona, contigo el tiempo pasa rápido George, creo que debes terminar de comer y preparar tus maletas.

• No tardaré... Un cuarto de hora como máximo y estaré aquí…. Luego subió a su habitación.

• Estoy impresionado por la valentía y la sencillez de George.

• Yo también.

• Por mí, puedo impresionarme como quiera, pues soy hombre, pero tú ten cuidado.

• ¡Vosotros los árabes diferenciáis entre hombres y mujeres!

• ¿Los árabes o los judíos? creo que hemos debatido el tema suficientemente, pero quedan algunas diferencias que podrás suprimir.

• ¿Cómo qué?

• Jaja, como que no soy tan guapo como tú, y que no soy mujer, y no eres hombre… ¿quieres cambiar la naturaleza de las cosas? siempre el comer es diferente del beber hagamos lo que hagamos, y cada uno se le queda su rol propio, y quedas la chica guapa debatiente y yo el hombre debatiente. Pero considerar a las mujeres como perros o impurezas…. Esto no debe salir de una persona o una religión que respete a sus fieles.

• Entiendo a lo que te refieres, y por favor nada de insinuaciones.

• Perdona, pero lo importante es que tu admiración hacia él quede por su pensamiento y su firmeza y su espíritu y no pase a su cuerpo, ¿te lo advertí antes? Es lo que significaba que soy vuestro guardián.

• Ah… entiendo… ¡tendré cuidado, me basta con lo que pasó ayer!

George bajó rápidamente, y terminó los trámites del hotel, y se fue con Lyvi y Habib que estaban esperándole…

• El tiempo nos está apresurando… ¿nos vamos?

• Sí, pues temo que habrá atascos o bloqueos en el camino.

• Que Dios te proteja, Lyvi te llevará, yo me disculpo tengo otra cita, pero no olvides de informarnos sobre tu avance en el camino de la felicidad.

• ¿No terminarás tu custodia?

• Jaja, que Dios os proteja, y no hay mejor custodio que uno mismo de sus principios.

• Voy a acercar el coche para poner las maletas.

• Gracias George, hemos disfrutado mucho contigo, y espero tus noticias, que el Señor te proteja, y no olvides ir al hospital más cercano en cuanto llegues a Londres, y no olvides ponerte la inyección que tiene Lyvi.

• ¿Qué inyección?

• Una inyección que debes hacer si vuelves a encontrarte mal en el avión, el médico se la dio.

• Gracias a vosotros dos.

(4)

George salió y encontró a Lyvi esperándole en el coche, y había puesto las maletas en el coche. Subió y se dirigieron al aeropuerto.

• Te echaremos de menos George, sólo han sido pocos días, pero has dejado una huella indeleble.

• Es tu sonrisa, tu cultura, tu mentalidad lo que es indeleble, me has enriquecido mucho, y te ha cansado, te lo agradezco.

Los ojos de Lyvi se llenaron de lágrimas...

• Echaré de menos tus diálogos y debates… y tus miradas, y volveré a la opresión que estoy viviendo.

• Benjamín no se merece estas lágrimas.

• El problema no es Benjamín o los judíos, el problema está en mi interior, pues yo no conozco el camino de la felicidad, y sentía mucha felicidad con nuestros debates.

• Continuaremos nuestros debates juntos, y también tus debates con Habib… Sabes, tienes razón, desde que empecé el camino de la felicidad no me vino la ansiedad que nunca me dejaba.

• Considero esto es una promesa tuya de informarme de todo lo que consigas en el camino de la felicidad, y yo te informaré de todo lo que descubro con Habib.

• Prometido….pero con una condición.

• ¿Y qué condición es?

• Que secas tus lágrimas y sonrías, me gustaría verte sonreír.

• De acuerdo, y te pido perdón por lo que hice ayer al despedirme, créeme que no sé por qué lo he hecho.

• Te entiendo muy bien, soy como tú no sé por qué hice lo mismo al salir del Muro de los Lamentos,.. jaja tal vez porque no pude llorar en el Muro.

• ¿Y por qué no lloraste?

• ¿Por qué no lloré? ¡Lloro por un templo del cual no encontraron ninguna huella hasta hoy a pesar de todo lo que habían hecho!

• ¿No ves que te estás pasando al hablar de mi religión?

• Jaja, lo siento, y para que me perdones voy a pasarme también con el Protestantismo, pues son unos criminales mataron a millones de católicos en Europa…. ¿estás complacida, me perdonas señora?

• Te perdono señor… pero con una condición.

• ¿Qué condición es?

• Que mañana contactes conmigo aunque sea con un mensaje para quedarme tranquila sobre tu salud.

• De acuerdo.

• Hemos llegado, éste es el Aeropuerto de Ben Gurión, que fue el primer ministro del primer gobierno Israelí, para más información éste aeropuerto ha recibido el título de mejor aeropuerto en Oriente Medio.

George concluyó los trámites del viaje mientras Lyvi le esperaba, y cuando quiso a travesar a la entrada interior, Lyvi le dio una inyección, y le dijo: esta es del médico si notas fiebre o cansancio inyéctatela, te ayudará hasta que llegues a Londres.

• Gracias.

Los ojos de Lyvi se llenaron de lágrimas, tendió su mano para despedirse de George, y le dijo: muchas gracias de todo corazón por cada minuta que pasamos juntos. George le estrechó la mano y puso su otra mano encima de la suya y sintió como si estuviera despidiéndose de un ser muy querido que le conociera desde mucho tiempo, pero se resistió a hacer lo que deseaba, y también ella se resistió…

• Adiós, que Cristo te proteja.

• Adiós, que el Señor te proteja.

Ella le dio la espalda mientras su corazón se lamentaba por separarse de George.