face
.
   

Contradicciones…

Contradicciones…

Contradicciones…

(1)

• Son ahora las ocho y media, ¿Crees que llegaremos a la cita con Georges?

• Desayunemos rápido para irnos, le llamaré en el camino para decirle que tardaremos un poco, y lo comprenderá, pues Georges es un buen hombre a pesar de su dureza ayer.

• ¿Dureza?

• Ayer me llamó y me dijo de todo lo que se podía decir.

• Repito mis disculpas por lo sucedido.

• Parece que quieres romper nuestro pacto.

• No, gracias Yamal, te estoy agradecido.

George llegó a la compañía de contratación internacional, y preguntó por Georges, y el secretario le dijo que le estaba esperando, entonces entraron y les recibió.

• Dime buenas noticias, ¿has recuperado tu cartera?

• Primero deja que nos sentemos, y segundo, lamento la tardanza.

• Ayer hablé con tu amigo Yamal, y sinceramente me pareció un hombre honrado y no creo que la haya robado, pero le presioné bastante.

• Lo siento, te he molestado en vano y te pido disculpas, Yamal es un hombre extraordinario y me ha perdonado, pues he encontrado mi cartera en el baño.

• Gracias a Dios. Que Dios nos perdone, he sido duro con Yamal.

• Te presento a mi amigo Yamal.

• Te pido disculpas, hermano, por lo de ayer.

• Que Dios te perdone, no pasa nada, el tema está zanjado y no vamos a hablar más de ello.

• ¿Y cuándo supiste que George encontró su cartera?

• A las ocho de esta mañana cuando le di el oro de mi mujer en compensación.

• Que Dios nos perdone, te pido disculpas otra vez, pues Allah dijo: (¡Oh, creyentes! Si se os presenta alguien corrupto con alguna noticia corroborad su veracidad, no sea que perjudiquéis a alguien por ignorancia, y luego [de haber comprobado que era una noticia falsa] os arrepintáis por la medida que hubiereis tomado.) Los Aposentos:6

• ¿Qué es ese texto?

• Es un texto del Corán.

• ¿Los cristianos también aprenden el Corán aquí?

• ¿No te dije que tenía una sorpresa para ti?

• ¿Has abandonado el cristianismo?

• Sí, ¿y qué hay de raro en eso? Son muchos los que se convierten al islam, es más, es la religión que más se expande en el mundo.

• No hay nada extraño, pero es la primera vez que veo un converso.

Yamal se asombró y puso su mano en la cabeza y dijo:

• A mí también me extraña hermano, enhorabuena por la felicidad de esta vida y de la otra.

• ¡La felicidad de esta vida y la otra! La otra no sé, pero la de esta vida la tenemos en occidente.

• Si te refieres a los medios y servicios de comodidad pues sí, pero si te refieres a la felicidad psicológica la depresión está en aumento, y por ello los casos de suicidio, locura y enfermedades mentales son muy numerosos.

• ¿Te refieres a mí, Yamal?

• No entiendo, ¿qué relación tienes con lo que digo?

• Soy parte del occidente del que hablas

• El tema es sobre determinar el sentido de la felicidad si es material o psicológica, y creo que la vida material sin la parte espiritual es la causa de la ignorancia y por ende la desgracia.

• Gracias a Dios que has encontrado tu cartera, y nuestro tema no es la felicidad, sino los candidatos que están esperando fuera, y tenemos mucho trabajo.

• Tienes razón, os dejo ahora. ¿Cuándo vuelvo a por ti, George?

• Creo que tardaremos bastante, te recomiendo que hoy descanses ya iré al hotel yo mismo.

• Gracias, ¿Yamal, podría verte mañana a las ocho?

• De acuerdo, la paz sea con vosotros.

• Yamal es magnífico, ¿Cómo le has conocido?

• A través de su hermano en Inglaterra, y te digo que antes de llegar hablaba bien de ti a pesar de que dijo que fuiste duro con él, además creía que eras cristiano.

• En el islam debemos ser justos incluso con nuestros enemigos, pues dijo Dios en el Corán: (¡Oh, creyentes! Sed firmes con [los preceptos de] Allah, dad testimonio con equidad, y que el rencor no os conduzca a obrar injustamente. Sed justos, porque de esta forma estaréis más cerca de ser piadosos. Y temed a Allah; Allah está bien informado de lo que hacéis.) La Mesa Servida:8 dejémonos de esto ahora, tenemos que hablar de los contratos primero y después empezar por las entrevistas, pues tu tiempo es limitado según tengo entendido.

• Sí, pero luego desearía hablar contigo sobre tu conversión.

• En la comida o durante nuestro regreso al hotel lo haremos.

A las seis de la tarde, George y Georges habían salido de la empresa y se dirigían al hotel, tras un día lleno de entrevistas, contratos y acuerdos, George subió al coche de Georges.

• Has hecho un gran esfuerzo, en un solo día has terminado todas las entrevistas.

• Fue mejor de lo que esperaba, a parte de su experiencia laboral, me gustó su trato social, pues no somos así en Inglaterra, parece que mi misión será más fácil por vuestro apoyo.

• ¿Cuál es la siguiente etapa?

• No quiero precipitarme aún me quedan dos entrevistas para mañana y pasado en otras dos oficinas, y después ya tomaré la decisión.

• Bien, porque las prisas no son buenas.

• Me has hecho recordar un problema. Le estoy muy agradecido a Yamal, es una bellísima persona. Pero como dices que las prisas no traen nada bueno, ¿por qué te has precipitado y has entrado al islam?

• Jajaja no juzgues precipitadamente. ¿Quién te dijo que me he precipitado? Me he tomado mi tiempo.

• ¿Cómo?

• Ha pasado mucho hasta que me convencí del islam, y quien me convenció fue el dueño de la empresa, y nunca me presionó ni me ordenó ni coaccionó para hacerlo. Y después de convencerme me quedé seis meses pensándomelo.

• Seis meses son pocos y es precipitado para una decisión tan importante.

• ¿Qué pasa si muero durante ese tiempo llevándome la desgracia de esta vida y la otra?

• Es extraño como unís esta vida con la otra, ¿pero podrías aclararme cuál es la desgracia de esta vida y la otra?

• La desgracia de esta vida, es porque no sentí tranquilidad ni felicidad hasta que me convertí. Puede que te extrañe pero la verdad, pues los significados de la unicidad de Dios, su servidumbre, y encomendarse a Él únicamente tranquiliza los corazones e infunde el sosiego en el alma, aunque en se tengan problemas, pues muchos familiares me han abandonado, incluso algunos han intentado hacerme daño.

• ¿El monoteísmo y la servidumbre tranquilizan el corazón?

• Sí, al igual que la idolatría, la trinidad, y el paganismo afligen el corazón. Y respecto a la desgracia de la última vida, pues yo no desearía ver a Dios siendo idólatra, pues a pesar de su misericordia y su generosidad Él no perdona la idolatría, pero perdona todo lo demás, y Dios me ha salvado y no he muerto antes de convertirme.

• ¡Qué palabras tan extrañas!

• ¿Qué hay que extraño en ellas?

• Ya que hemos llegado, vamos a continuar nuestra conversación en el restaurante del hotel.

• Deseo que me disculpes, pues llego tarde a casa, ya hablaremos de ello en otro momento.

• ¿Significa eso que cenaré sólo?

• Si no te molestas…

• En absoluto, adiós.

(2)

George subió a su habitación y dejó sus cosas y su maletín, y bajó después el restaurante, pues tenía mucha hambre. Mientras tomaba su cena, un hombre con vestimenta rara se puso a su lado.

• Me llamo Rami, ¿Me permites hablar contigo?

• Adelante.

• ¿Eres tú quien te llevaron al hospital ayer?

• Sí.

• Ten cuidado de los ladrones pues son muchos en este país.

• Ya, ayer me robaron.

• Lo sé y por eso te estoy avisando.

• ¿Cómo lo has sabido?

• Lo sé todo a través de los espíritus.

• ¿Qué espíritus?

• Es un secreto mío.

• ¿Y sabes lo que me va a pasar mañana?

• Sí.

• ¿Acaso esto no es contradictorio a la religión y a la razón?

• Conoces nuestra religión más que nosotros. ¿Eres musulmán?

• No, pero leí en vuestro Corán que dice: (Sólo Allah conoce lo que es oculto)

• Lo mío es ciencia, no tiene que ver con las religiones.

• No eres musulmán, pero lo tuyo son supersticiones y charlatanería, que también tenemos en el cristianismo, pero no sé de lo vuestro.

• Jajaja Italia es un país cristiano, ¿sabías que el número de astrólogos que hay en ella es mayor que el número de sabios religiosos?

• Sé que la charlatanería se extiende rápido en occidente por nuestra falta de espiritualidad, pero creo que son mitos, ¿cómo puedes convencerme de tu ciencia?

• Puedo.

• Ayer me robaron dos veces, ¿sabes quién fue?

• ¿Podrías darme tu mano para ver tu palma?

• Toma.

• Quien te robó las dos veces es una persona muy cercana a ti.

• Genial, parece que sí conoces lo que es oculto, ¿qué me robó?

• Cosas importantes para ti.

• ¿Y dónde las puso?

• En un lugar cercano, sólo necesito 10 dólares para dárselos al espíritu que me va a informar del lugar donde están.

• Si me dices primero dónde está mi cartera robada, la recuperaré y te daré 100 dólares.

• Primero dame los 10 dólares.

• Ahora mismo no los tengo.

• El espíritu bueno me ha dicho que vas a tener un gran problema, si no me da el dinero ahora.

• Jajaja he terminado de comer, dile al buen espíritu que te acompaña que es una mentirosa, y que mi cartera está conmigo y nadie me la ha robado, te estaba tomando el pelo.

George subió a su habitación burlándose del adivino, y preguntándose si realmente los adivinos son más que los sabios religiosos en Roma. ¿Acaso la religión se ha desmoronado y ha abandonado la lógica, la razón y la ciencia, por los adivinos, y los charlatanes? Encendió el ordenador para leer los mensajes que no leyó ayer y vio el mensaje de Janulca:
Querido George: He leído tu mensaje y me ha disgustado mucho lo que te ha sucedido, pero es necesario aclarar dos cosas: la primera es que hay que separar la religión del mal comportamiento de las personas que la siguen, mientras su religión no les incite a ello. La segunda es que yo convivo con los musulmanes aquí y son la gente que más lejos está de robar a pesar de su pobreza, la mala organización que tienen, y sus conflictos tribales. Pues las razones para hacerlo son muchas pero ellos se abstienen por su religión y no por miedo a la ley. Sin embargo a nosotros nos lo impide la ley y no los buenos modales o la religión, y si se rompiera el sistema, todo sería un caos, y tú sabes mejor que yo cómo es occidente, y por último deseo informarte de que a pesar de mi terquedad estoy a punto de ser musulmán de no ser por los trámites y de mi vacilación. Janulca.”
Le respondió:
Querido Janulca: Agradezco tu empatía conmigo, y la verdad es que no sé qué decirte, pues creí que me habían robado, y acusé injustamente a mi amigo de haberlo hecho, y sin embargo él demostró mucha caballerosidad y buen trato conmigo, y no sé cómo pedirle perdón por mi insensatez. Respecto a mi conversión, pues no sé por qué pero siento que no es posible para mí en este momento al menos, pues aún tengo dudas enormes, por ejemplo respecto a la situación de la mujer, los derechos humanos, y el nivel de civismo de esta religión, y deseo que me aportes tus conclusiones sobre ellas. George”.
Y abrió un mensaje de Lyvi:
Querido George, Estoy dolida por lo que te ha sucedido, ya que te advertí, pero puedo que te haya pasado por bien para disminuir tu entusiasmo y el de mi prometido Habib hacia el islam, ¿hay algo que podamos hacer por ti? Podrías venir a Tel Aviv y eso nos alegraría, y te alejaría de esos musulmanes terroristas. Espero tu llegada con impaciencia. Lyvi”.
Y le respondió:
Querida Lyvi: Te echo mucho de menos y no puedo prescindir de tus consejos, sin embargo no sé qué decirte. Me he equivocado al acusar a mi amigo el musulmán de haberme robado, y he sido injusto con él, pero él mostró su espíritu noble, su caballerosidad y sus buenos modales conmigo. Te reitero que me estoy lanzando hacia el islam aunque hasta ahora estoy admirando sus leyes y sus creencias, pero no me he decidido aún. Felicidades por tu compromiso con Habib, y créeme que no encontrarás a un hombre igual en su sabiduría, cordura e inteligencia. ¡Cuánto deseo ir a verte en Tel Aviv, aunque te prometo que aquí estoy recibiendo el mismo buen trato que recibí de ti en Tel Aviv, ojalá pudiera visitaros pronto. George”.
Y entre las cartas vio una de Catherina:
Querido George, Adam me contó que el hermano de Basem te ha robado, cuando le visité ayer en el hospital, y eso me ha dolido mucho, pues ruego que te asegures. Pues de lo poco que conozco a Basem estos dos días que estuvo enseñándome el islam, no creo que su hermano pudiera haber hecho eso. Espero noticias tuyas.
Le contestó:
Querida Catherina, Me he asegurado con evidencias que él no me ha robado, así que estate tranquila, lo que ha pasado fue un malentendido, y pídele disculpas a Basem de mi parte. Y por cierto: ¿Es posible que Catherina la católica quiera conocer el islam? O es que el Corán, o el libro de “Mi gran amor a Jesús, me llevó al islam” te han convencido? Te estoy echando mucho de menos mi amor. Tu amado George.
Se quedó leyendo las cartas que le llegaron de sus amigos con las respuestas a las preguntas que les envió, después las resumió y se las volvió a enviar.
Sobre el terrorismo: Habib: El terrorismo no tiene religión. Lyvi: Si los musulmanes que mataron a mi padre no fueran terroristas, entonces no sé lo que significa terrorismo. Catherina: En el islam no hay terrorismo. Adam: El terrorista es quien invade un país para robar sus recursos. Tom: el terrorismo es una muletilla que utilizan los terroristas para asustarnos de quienes no les gustan. Janulca: El terrorismo más peligroso es el terrorismo ideológico, e infundir el miedo de pensar, ya que el islam llama a pensar. George: Hasta el momento no he visto ninguna relación entre el terrorismo y el islam salvo a través de los medios. Y respecto a la mujer: Catherina:La mujer está muy valorada en el islam, aunque no entiendo el velo hasta ahora. Lyvi: No es peor que el judaísmo o el cristianismo. Tom: Necesito investigar más sobre este tema ya que en el Corán dice: (Y cuando le dio a luz dijo: ¡Señor mío! Me ha nacido una hija. Allah bien sabía lo que había concebido. [Agregó la esposa de ‘Imrân ] No es lo mismo una mujer que un varón [para que se consagre a Tu servicio]. La he llamado María, y Te imploro que la protejas a ella y a su descendencia del maldito Satanás.) La Familia de Imran:36.. Habib: no la denigra. Janulca: En nuestra cultura pedimos la igualdad entre hombres y mujeres, y a pesar de las claras diferencias y a pesar del daño de la igualdad incluso su imposibilidad, el islam la ha tratado con justicia y le garantizó sus derechos. Adam: Ninguna religión ha honrado tanto a la mujer como lo hizo el islam, podéis comparar con cualquier religión que queráis, terrenal o celestial. George: Aún no tiene cosas sobre el velo, el contacto físico, y la herencia y otras, e intentaré entenderlas. Y dado que vuestras respuestas sobre el islam son positivas en su mayoría, entonces os quiero hacer otra pregunta: ¿qué es lo que os impide entrar en el islam? Respondedme con profundidad y realismo en dos días. Os quiere, George”.
Entró en la página de Facebook de Tom y no encontró nada de importancia, y después entró en la página de Adam, y encontró un nuevo capítulo de: “Lecciones de mi amigo el buscador de la verdad•.
Os he dicho en repetidas ocasiones que mi amigo está en sus últimas etapas, y creo que está convencido hasta cierto punto de que el islam es el camino de la felicidad, y que sólo el islam la dará respuestas a sus grandes interrogantes, sin embargo la guía está en manos de Dios. Su esposa estuvo llorando muchísimo ayer de haberse emocionado con el islam, y no sé si abrazado el islam o no, pues volvió a su casa llorando, y puede que Allah le guíe hacia la felicidad de esta vida y la otra, sin embargo mi amigo a pesar de mi gran confianza en su razón y sensatez, también temo por él de los musulmanes. Pues ahora está en Egipto para conocer el islam, pero dice que los musulmanes le han robado, y no entiende la diferencia entre el error humano de los musulmanes y entre el islam, sin embargo creo que superará esta prueba con creces y entrará en el islam, y os voy a resumir las lecciones: 1El islam es completo y libre de errores, al contrario que los musulmanes. 2La decisión abrazar el islam requiere de mucha valentía y un gran entendimiento, como la que necesita mi amigo. 3No debemos tener prisa por querer que la gente entre al islam y sigan el camino de la felicidad, hasta que estén completamente convencidos. 4En el camino de la felicidad no tenemos nada que ocultar, pues está completo en todos los aspectos, y totalmente convincente. 5Todo aquél a quien Allah haya bendecido con el camino de la felicidad debe enseñárselo a la gente con bondad, y saber que la guía está en manos de Allah. Deseo que mi amigo encuentre el bien, y aunque sinceramente no sé si Allah le va a abrir o no su corazón… Hasta la siguiente lección… Adam”.
La historia que Adam contó de Catherina le molestó mucho, y se preguntó: ¿es posible que Catherina haya abrazado el islam? Imposible… puede que haya sido simpática con Adam y él la malinterpretó, puede que Adam mintiera y pretendiera demostrar a sus lectores que ha podido convencer a una católica de su religión, pues en su última carta ella no le dijo que iba a hacerse musulmana… miró la fecha de la publicación de Adam y vio que fue hace dos horas, mientras que el mensaje de Catherina fue de la mañana de ayer, ¿es posible que haya entrado al islam ayer? ¿Por qué no se lo dijo?
Las últimas respuestas de Catherina hablaban positivamente del islam, incluso ha separado entre el islam y los musulmanes en el robo,¿no es esto una prueba de su conversión? Sin embargo Catherina es una católica entusiasta y ama mucho a Jesús, y por ello se dedicó al servicio de la iglesia, ¿es posible que deje todo eso?
George pasó la noche en un intenso duelo, a veces veía que su mujer tenía derecho a abrazar el islam, y otras se sentía enfadado con ella, y otra desmentía la noticia de su conversión, y se preguntaba: ¿si él eligiera el islam debería informarle o es una discriminación entre el hombre y la mujer? Pensó más de una vez en llamarla, pero se contuvo, pues supuso que Catherina aún no ha tomado una decisión que cambiara su destino…

(3)

George se levantó a las siete de la mañana muy cansado, se duchó rápidamente y bajó al hotel para tomar el desayuno, y se sentó en la recepción esperando la llegada de Yamal para ir juntos a la compañía de contratación.
Llegaron a la empresa y pidieron ver al director

• En unos minutos podéis entrar para ver al señor Mustafá.

• Yamal, su nombre es Mustafá, ¿qué significa?

• Es uno de los nombres del Profeta Muhammad, que significa el elegido, y los musulmanes usamos este nombre.

• Entonces es musulmán.

• Sí, debería.

Tras dos minutos de espera el secretario le dijo que podían entrar al señor Mustafá.

• Bienvenidos.

• Yo me voy con vuestro permiso, George, vendré a por ti a las doce.

• No sé cuánto tiempo voy a necesitar con el señor Mustafá.

• Según lo que leí de tus correos, creo que terminaremos sobre las dos, o tendrías que volver pasado mañana otra vez.

• Entonces Yamal, te espero a las dos.

• Pero te invito a comer, pues hoy eres mi invitado.

• Mi madre me pidió que te invitara a comer hoy en nuestra casa.

• Entonces cenarás conmigo.

• Bien Yamal, te espero a las dos.

• Y a las siete pasaré a por ti en el hotel para cenar.

• De acuerdo, adiós.

Yamal se fue, entonces Mustafá dijo a George:

• Parece que sois muy amigos.

• Sí, a pesar de que solo le conocí de hace poco pero es un hombre honrado.

• Dado que le conoces de hace poco debo advertirte de estos religiosos islamistas.

• ¿Y cómo sabes que un islamista religioso?

• -Está claro de su aspecto.

• ¿Y de qué me adviertes?

• De que te mate, te robe u otra cosa, pues para ellos eres un incrédulo y deben odiarte y matarte.

• Gracias por tu consejo, ¿y qué tipo de musulmán eres tú?

• Yo soy un musulmán atípico, viví en EEUU y aprendí muchas cosas cívicas de las que carecen los musulmanes.

• ¿Cómo qué?

• Aprendí la democracia, la diversidad de opiniones, la tolerancia a los demás con sus diferentes religiones, y otras cosas que tú sabes más yo por ser inglés.

• Esto es un halago, pero me extraña lo que dices, pues nosotros los cristianos creemos que sois incrédulos y retrasados.

• Mustafá se puso nervioso, y dijo: es cierto que somos retrasados, tenéis razón en eso.

• Es posible, vamos a comenzar nuestro trabajo.

• Bien, pero te recomiendo que el trato con gente más abierta hacia otras culturas te garantizan el éxito, y te evitan problemas.

• Sin duda, si además ama a su país y su patria.

• Gracias, te he preparado unos candidatos con los requisitos que me has pedido por mail.

• Bien, ¿cuántos son? ¿y cómo les valores tú?

• Son ocho personas, y en su mayoría de mentalidad abierta a otras culturas.

• Bien, y ¿qué hay de sus capacidad técnicas y su experiencia laboral?

• Son buenas, les puedes entrevistar tú mismo, ¿quieres que empecemos?

• Bien, quiero que me entregues sus currículums en orden antes de que entren.

• Aquí tienes, informaré al secretario para que te los mando en orden en la sala de reuniones, ven conmigo a la sala de reuniones, te acompañaré hasta ahí y volveré a mi despacho.

George entrevistó a los ocho candidatos de Mustafá, y terminó a las dos menos cuarto.

• Gracias, he terminado las entrevistas.

• ¿Qué tal los candidatos?

• Son bueno, pero tomaré mi decisión cuando termine las entrevistas de mañana, qué te parece si terminamos nuestra charla en la cena de hoy, ya que Yamal llegará en unos minutos.

• Bien, te he preparado lo que te va a gustar, y hasta que llegue Yamal, dime, ¿alguno de los ocho candidatos te ha gustado?

• Sí, algunos me han gustado.

• Hoy vas a estar muy satisfecho.

• ¿Cómo?

• Te lo diré en la cena.

George salió de la compañía y encontró a Yamal esperándole, entonces subió con él en el coche para ir a su casa

• ¿Cómo te han ido las entrevistas?

• Bien.

• No pareces tranquilo.

• No lo estoy.

• ¿Por qué?

• Me trajo un grupo de sirvientes para trabajar para mí y yo necesito unos programadores profesionales.

• Puede que no haya entendido lo que le pediste.

• Lo ha entendido perfectamente, pero creo que quiere que satisfaga mis instintos, créeme que entrevisté a ocho personas, de entre cinco mujeres y sólo dos de ellas son programadoras, y tres hombres sólo dos de ellos son especialistas en informática.

• ¿Entonces en base a qué eligió a los candidatos?

• En base a la belleza, la elegancia y la hipocresía.

• Entiendo lo que dices, y te pido disculpas, pero no todos los egipcios somos así.

• Es posible, ¡cuánto deseo no verle otra vez! Aunque un hombre y una mujer de los que entrevisté eran aptos.

• Ya que le has prometido cenar con él, hazlo y pide entrevistarte con quienes te gustaron.

• Esto es lo que haré cuando termine las entrevistas mañana

• Las cosas no siempre son fáciles, en breve llegaremos a casa, vas a entrar ahora en mi barrio, te pido disculpas pues es un barrio popular y no un hotel de cuatro o cinco estrellas.

• Eso me gusta más, y te repito mi agradecimiento a ti y a tu madre.

• No puedo entrar más con el coche, pues las calles son estrechas, continuaremos andando, la casa está cerca.

Llegaron al piso de Yamal que estaba en el tercer piso de un edificio antiguo, Yamal le recibió en una habitación ordenada que se dispuso para los invitados.

• -Siéntate, volveré en unos minutos.

George se sentó observando los sencillos muebles de la habitación, y a pesar de que le gusta la sencillez, sin embargo sintió un poco de miedo desde que vio el barrio pobre hasta que llegaron al piso de Yamal, ¿es cierto que esta es su casa? ¿o es que me trajo hasta aquí para otra cosa? Recordó las palabras de Mustafá de que estos islamistas son asesinos y ladrones, y que desean la venganza. Pero se rio de sus pensamientos y recordó su buen trato cuando le acusó de robar su cartera, y mientras estaba observando, llegó Yamal con una gran bandeja llena de muchos platos de distintos tipos de comida, y la puso delante de George.

• Siento haber tardado, que aproveche.

• Dijo George mirando la comida: gracias, os habéis molestado mucho.

• No hay molestia ni nada, es mi madre quien preparó esta comida, ella te ha invitado y vendrá en un momento para saludarte.

• ¡Qué extraño que no esté el anfitrión presente cuando llega el invitado!

• La mujer en el islam está muy honrada, pues ella es una reina a la que hay que servir, y yo estoy dispuesto a hacer todo lo que mi madre me pida.

• ¿Todo?

• Sí, todo lo que pueda, pues la obediencia de los padres es obediencia a Allah.

La madre de Basem llegó y se puso en la puerta, y llamó con toques suaves, y habló en egipcio

• Bienvenido hijo, nos has honrado con tu visitas, Basem te saluda y nos pide que te cuidemos.

• Mi madre te saluda, George, y te da la bienvenida, y te dice que se siente honrada por tu visita, y que Basem te saluda y nos dice que te cuidemos.

• Gracias, no sé qué decir, ¿por qué no pasa y se sienta con nosotros?, ven con nosotros.

• Mi madre vino para darte la bienvenida y decirte que estamos a tu servicio

• Me halagáis con vuestra generosidad, lo siento… pero ¿por qué no se sienta con nosotros? ¿Por qué no nos da la mano?

• Las mujeres no se sientan con los hombres sin necesidad, y no les dan la mano salvo si son sus familiares.

• Hoy me entrevisté con cinco mujeres y cuatro de ellas me dieron la mano, y me extrañó que una de ellas no quisiera dármela, y todas se sentaron conmigo.

• Y ¿qué te dijo la que se negó?

• Dijo que daba la mano a los hombres.

• Y ¿tú qué opinas de ella?

• Respeté su decisión, ya que dos de ellas no tuvieron mucho pudor ni en sus miradas ni movimientos.

• ¿Puedo viajar a Inglaterra para darle la mano a la reina?

• ¿Y eso qué tiene que ver? Solo hay siete personas que se les permite dar la mano a la reina.

• Te acabo de decir que la mujer en el islam está muy valorada, y solo se permite que diez tipos de hombres le puedan dar la mano, y son: el padre, el abuelo, el marido, el hijo del marido, su hijo, su hermano, su tío materno, su tío paterno, el sobrino hijo de su hermano, el sobrino hijo de su hermana, y su nieto, y dado que hacéis eso por respeto a la reina, nosotros lo hacemos por respeto a todas nuestras reinas y para alejarlas del mal.

• Jajajaja son reinas honradas, ¿entonces, por qué me dieron la mano las mujeres de la entrevista?

• Lamentablemente, muchos musulmanes no cumplen todas las normas de su religión, pero la religión es perfecta.

• Adam no le dio la mano a Catherina nunca, ahora entiendo. ¿Te molesta si hablamos de la mujer en el islam?

• ¿Crees que me molestaría hablar de la reinas?

• Puedo hacerte una pregunta directa, ¿por qué sólo le corresponde la mitad de la herencia que le corresponde al hombre? ¡Y la llamáis reina! Hacedla igual al hombre no reina.

• ¿Les das el mismo sueldo a tus empleados?

• Parece que quieres salir del tema.

• Para nada, estoy en el meollo del tema.

• Claro que no, no le pago al director lo mismo que al repartidor.

• ¿Acaso eres injusto si le das un sueldo más bajo al repartidor?

• No, estoy siendo justo.

• Pues el islam es justo con los hombres y las mujeres y todos los humanos, y los trata con igualdad, y por ello la mujer hereda la mitad que el hombre, y puede que parezca al revés, pues el hombre debe mantenerla y cuidarla, y eso es la justicia.

• ¿Por qué? ¿Es que tu mujer no paga la mitad de los gastos de la casa?

• Los gastos de la casa es asunto del hombre y deber suyo, y ella es la reina a la que hay que servir.

• Perdón, ¿significa eso que la mujer no debe estudiar ni trabajar?

• ¿Quién dijo eso? Debe aprender igual que el hombre y tiene derecho a trabajar.

• ¿Y qué hay del sueldo que ella percibe?

• Es suyo, y no es su obligación mantener el hogar.

• Jajaja entonces económicamente ellas ganan más que los hombres.

• No, no más que los hombres, sino de manera igual, ya que su creación es distinta al hombre, las normas respecto a ella son distintas para adaptarlas a su naturaleza y sus funciones.

• Es una bonita descripción sobre la igualdad, pero desde otro punto de vista, ¿no ves que el velo la denigra socialmente?

• Es una honra y respeto a ella.

• ¿Cómo estando envuelta en esa ropa que tapa su belleza y su feminidad?

• ¿Cómo se vestían las reinas y las princesas en tu país hace 50 años?

• ¿Qué quieres decir?

• Respóndeme a mi pregunta.

• Disfrutaban de todos sus derechos.

• ¿Y cómo era su vestimenta?

• ¿Quieres decir que se vestían con toda esta ropa que llevan las musulmanas ahora?

• Sí, y sin duda, ¿y no se visten así también las monjas?

• Pero hemos evolucionado y también ha evolucionado la vestimenta de la mujer.

• Primero: la ropa de las monjas no ha evolucionado, y aunque lamento lo que voy a decir, su situación en la iglesia ha empeorado, y la ropa de la mujer tampoco ha evolucionado, sino que se ha denigrado y con ella el trato a la mujer, y solo hay que mirar el porcentaje de acoso sexual, adulterio, aborto, y otras cosas.

• ¡Vosotros también tenéis de eso!

• Somos humanos y cometemos errores, pero tenemos un porcentaje muy bajo de lo que tenéis vosotros, y lamentablemente es por imitaros.

• ¿Cómo?

• ¿Me permites usar las cifras y las estadísticas? Pues son mi pasión,

• Los números son un idioma muy convincente para mí.

• Los estudios dicen que el 90% de las solteras practican el adulterio libremente en Europa y EEUU, y en EEUU el porcentaje de alumnas embarazadas llega al 48%, y dices las estadísticas que el 87.8% de los alumnos de institutos en EEUU practicaron el sexo, el 22% de ellos antes de cumplir los 13 años, y los 60% de los nacidos nuevos en Suecia son bastardos y sus padres no están casados.

• Es suficiente, pues yo conozco esta situación y más de problemas sociales en nuestras comunidades de Occidente, pero esto pasa en todo el mundo, ¿vosotros no?

• Como te dije, lamentablemente, sí, muchos de nosotros van en el mismo camino, ya que cada vez que la persona se aleja de su religión, se acerca más a esa situación, sin embargo hay una diferencia enorme en las cifras.

• ¿Quieres decir que vuestros hombres de religión no se casan y se abstienen como vuestros monjes?

• Te dije que en el islam que no tenemos hombres de religión, pues incluso el Profeta se casó

• ¡Sí, y eso me extraña! Perdón, ¿dónde está tu mujer? ¿No estabas casado?

• En el colegio, pues es profesora de física en el instituto, y su horario es de doce a seis, puede que llegue en breve.

• Dime sinceramente, ¿le has obligado a cubrirse la cabeza?

• Definitivamente no.

• ¿Y por qué obligáis a las mujeres de los demás a cubrirse y no obligáis a las vuestras? ¡Qué mal uso de la religión para el interés personal!

• No la he obligado, ella lo eligió sola, y estoy de acuerdo contigo en la mal uso de la religión, pues el Profeta nos lo prohibió.

• ¿Quieres decir que se cubre sin ser obligada?

• Claro.

• ¿Y por qué?

• Por su religión, y por obedecer a Dios y protegerse.

• ¿Protegerse de qué?

• ¡Para no ser incluida en las estadísticas que te acabo de decir! Jajaja a no ser que deseas otros números y estadísticas, pues tengo más.

• No, es suficiente, tengo bastante, disculpa, pero en el Reino Unido oímos hablar de bailarinas y cantantes egipcias…

• Sí, como te dije, cuanto más nos alejamos de la religión, más os imitamos.

• ¿Y por qué te lamentas?

• Perdón, no pretendo ofender, pero creo que la situación de la mujer está mal en vuestros países hasta el punto de que muchos sabios de los vuestros hacen un llamamiento para cambiar las catástrofes que vive la sociedad.

• ¿Qué catástrofes quieres decir?

• ¿Por qué ha de casarse el hombre si consigue lo que quiere sin el matrimonio? Cosa que anula y corrompe el sistema de la familia, y lo elimina, cosa que destruye a la sociedad más fuerte.

• Explícate mejor.

• Sinceramente, cuidar a un perro es mejor y menos costosa que cuidar a un hijo para mucha gente, ¿no es más barata una amante que una esposa, además de ser variable?

• Sólo en aquellos cuya naturaleza se ha corrompido.

• Tienes razón, y esa es a lo que ha llegado varias sociedades, ¿sabías que la natalidad es de menos de un niño por mujer en algunas sociedades? Estas sociedades se extinguirán tarde o temprano.

• Jajaja por eso habéis invadido Europa con los números.

• Dice el Profeta: (Casaos con la mujer fértil y fiel)

• ¡Incluso en estos detalles se mete el islam!

• El islam es una religión que abarca todos los aspectos de la vida, y por ello el alma si siente en equilibrio con él, y se llena de paz, y ningún aspecto eclipsa al otro.

• ¡Son muchos los detalles en el islam! ¿No se podría considerar esto un defecto?

• ¿Cómo?

• Estos detalles cansan al hombre y no puede aplicarlos, pues son impedimentos para la vida.

• ¿Qué es mejor: un país con leyes como Inglaterra, o un país de caos?

• Entiendo lo que dices, pero la ley buena es la que da margen para la creatividad.

• ¡Parece que describes el islam! Pues no dejado mucho margen para la creatividad y la imaginación, por eso vemos mucho en el Corán que nos pide que meditemos y pensemos en la historia y los acontecimientos.

• ¿No teméis que si las personas se pusieran a pensar, podrían ver lo defectos de la religión?

• Esto sucede sólo con las religiones terrenales, y las tergiversadas, pero los musulmanes cuanto más piensan más aumentan su fe y su confianza en su religión, y lamentablemente, ha disminuido su meditación.

• Me encanta vuestra fe en vuestra religión.

• ¿Puedo hacerte una pregunta?

• Adelante

• ¿Qué te impide ser musulmán? Presiento que estás convencido con el islam.

George se puso nervioso, y apretó los dedos con fuerza, y recordó lo que escribió Adam sobre los lloros de Catherina, y sobre la valentía de tomar la decisión, y recordó lo que escribió Janulca en su último mensaje, y suspiró… recordó que ésta era la pregunta que les hizo a sus amigos, entonces ¿por qué tenía miedo de responderla? ¿es una debilidad o son dudas, o acaso es la ignorancia y la dejadez? Sea cual fuera la razón, es necesario que se responda a sí mismo antes que a Yamal… le miró y le dijo:

• -¿Me das permiso para no responder ahora?

• Es tu decisión, y sólo te lo dije por desearte el bien.

• Gracias, te responderé en dos o tres días.

• No es importante que me respondas, lo importante es que respondas a tu alma y sus interrogantes, y lamentablemente, la vida mundanal nos ha convertido en máquinas que si piensan se cansan, y por eso la gente vive en desgracia.

George suspiró cuando oyó la frase “cuando respondas a tu alma” y recordó la frase del anciano, y dijo:

• Parece que me estás describiendo.

• Perdón, no quise ofender, pero es la situación de las personas cuando se alejan de Allah, pues dice Allah: (Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera, y el Día del Juicio le resucitaremos ciego.) TaHa:124 y también: (A quien Allah quiere guiar le abre el corazón para que acepte el Islam [el sometimiento a Él]. En cambio, a quien Él quiere extraviar le oprime fuertemente el pecho como si subiese a un lugar muy elevado [impidiendo que la fe entre en su corazón]. Así es como Allah hace que Satanás domine a los incrédulos.) Los Ganados:125.

• ¡Qué duro es lo que dices!

• Te pido disculpas, no pretendí ser duro, sólo describo la situación de quien se aleja de Dios; perdón no es en este momento, sino a lo largo de tu vida.

• ¿Qué quieres decir?

• La gente huye de su vida de varias maneras, algunos con la diversión y el vino, otros con la moda religiosa que llena sólo una parte de su vacío espiritual, y algunos con la filosofía banal, y otros huyen hacia lo desconocido, para evitar pensar en algún tema, te digo desde el corazón: ¿qué te impide disfrutar de la felicidad de ésta vida y la otra?

• Te dije que te responderé en uno o dos días.

Mientras hablaban oyeron el ruido de la puerta abriéndose, entonces Yamal pidió permiso a George y se fue a ver quién era.

• -Un momento, es mi esposa Aisha.

• ¿Te importa si hablo con ella un poco?

• Déjame consultárselo primero.

• ¿En qué?

• Sé que no le gusta hablar con los hombres, y no quiero que se sienta obligada a hacerlo, dame un momento.

Yamal salió de la habitación, dejó a George muy sorprendido, pues lo que le sucedió hoy le sacudió con fuerza, y empezó a sentirse perdido, sin saber qué hacer… se preguntó a lo largo del día: ¿qué me trajo a Egipto? Incluso sus preguntas volvieron a cansarle: ¿Por qué vivo? ¿Qué quiero? ¿Por qué este sufrimiento?
Mientras estaba absorto en sus pensamientos, Yamal entró con su esposa, George la miró y la vio con la cubierta, menos un poco de su cara.

• Esta es mi esposa, ¿qué quieres decirle?

• Yamal me dijo que quieres ser musulmán, y que tienes preguntas sobre la situación de la mujer en el islam.

• No dije que quiero ser musulmán, aunque sí quiero conocer la situación de la mujer en el islam.

• Si quieres ser musulmán, ¿por qué quieres conocer la situación de la mujer en el islam?

• Por conocerla.

• El conocimiento que no beneficia al hombre no le eleva de categoría, y el conocimiento que no eleva al hombre, le hace perderse, pues el conocimiento lleva al temor de Allah, y por eso Allah dice: (Y que tanto los hombres, los animales y los rebaños, los hay de diferentes clases? Los más temerosos de Allah son los sabios de entre Sus siervos. En verdad Allah es Poderoso, Absolvedor.) Originador:28

• Sólo quiero saber nada más, y ¿saber de algo sin aplicarlo es un defecto o error para vosotros?

• Para nosotros cualquier conocimiento que no se aplica no tiene valor, y creemos que el absurdo, y la pérdida de objetivos y fines, son una enfermedad de la mente y de la creencia, y lo conocéis bien.

• ¿Qué quieres decir con nosotros?

• Me refiero a nosotros los musulmanes, déjame entrar en el tema, estoy segura de que no has preguntado sino por interesante por el islam.

• ¿Cómo estás tan segura?

• Espero no incomodarte, dice Allah el Altísimo: (¡Cuánto desearán los incrédulos [el Día del Juicio] haberse sometido a Allah!) Al Hiyr:2 pues no existe una persona lista que no cree en la unicidad de Dios y se entregue a Él, a no ser que tenga en su interior una contradicción por sus deseos o religiones tergiversadas.

• ¿Qué quieres decir con lista?

• El débil de juicio puede pasar de largo sobre las contradicciones de su vida y de su religión, y sus interrogantes espirituales, e ir a asuntos banales con los que se entretiene, pero…

• ¿Pero qué?

• Pero Yamal me dijo que eres listo, además me dijo que Basem observó lo mismo.

• Gracias.

• Sobre el tema de la mujer en el islam, ¿por dónde quieres empezar?

• Empieza por donde quieras, y te preguntaré lo que me surja.

• El islam llegó cuando los árabes enterraban a sus hijas vivas.

• ¡Menuda bestialidad!

• Tienes razón, pero esa situación aborrecedora no era exclusiva de los árabes, pues se celebraban reuniones de filósofos para tratar temas importantes como ¿la mujer tiene alma? Y ¿si la tiene es un alma humana o animal? Y concluyeron que la mujer tiene alma, pero es inferior a la del hombre, mientras que los romanos permitían que el hombre vendiera y divorciara a su mujer, que reconociera o no a su hijo, y la mujer en Grecia no heredaba.

• ¡Tienes razón, es una historia injusta!

• Todas la religiones celestiales llaman a tratar a la mujer con justicia, pero lamentablemente, el judaísmo tergiversó esa parte, y su libro sagrado se convirtió en un libro lleno de fantasías sexuales e injusticia hacia la mujer.

• Lyvi me lo contó.

• ¿Quién es Lyvi?

• Una mujer judía respetable.

• Ojalá conociera el islam y viviera con dignidad.

• Pero creo, pero continúa

• Las llaves de los corazones están en manos de Allah. Continúo: el cristianismo fue tergiversado también, y por desgracia empezó a estar lleno de humillaciones a la mujer.

• Es una buena secuencia.

• Después de esto llegó el islam, y dignificó a la mujer como ninguna religión había hecho antes, y no fue tergiversado, pues Allah prometió cuidarlo.

• Estoy convencido de la no tergiversación del islam, y tengo preguntas, pero prefiero que continúes.

• La mujer se ha sentido dignificada con la llegada del islam, y Europa aprendió eso a través del contacto con los musulmanes, y aprendieron la justicia, y la ciencia, pero se chocaron contra sus tergiversaciones en sus libros sagrados, y en las enseñanzas de las iglesias, y por eso se levantaron contra la iglesia. Y por desgracia no se hicieron musulmanes, y su pensamiento humano les llevó a buscar la dignidad de la mujer en la igualdad con el hombre.

• ¿Entonces el pensamiento humano superó con creces a las religiones?

• Por supuesto no pudieron cambiar su figura, ni su naturaleza ni su papel para llevarla a su imaginada igualdad, entonces decidieron que hiciera las mismas tareas que el hombre además de sus propias tareas. ¡Y lo sorprendente es que realiza las funciones del hombre además de las suyas y con la mitad del sueldo o incluso la cuarta parte! ¡Y ojalá a los hombres les bastara con reducirle su sueldo y pedir lo que no soporta, sino que también la aprovecharon y la usaron para su beneficio sin matrimonio, y así se convirtió de una esposa querida y protegida, a una amante despreciada, entonces las instituciones de igualdad y derechos humanos intentaron cambiar esta situación, y pidieron la igualdad de sueldo, y pudieron conseguirlo aparentemente, pero no lo consiguieron en el fondo, y pusieron leyes para que el marido no le arrebatara sus derechos, y así hicieron que quien le arrebatara sus derechos se convirtiera en amante sin ningún compromiso con la ley.

• Lo que dices no se aplica en todo Occidente.

• Sí, se aplica a gran parte de él, y aún hay quienes sus modales les impiden estas cosas, pero el colmo es que llevaban a la mujer a esa corriente en nombre de la igualdad y en nombre del placer, y en nombre de liberarla del poder del hombre, hasta un nivel de libertinaje impúdico del que se avergüenzan hasta los animales.

• ¿Qué quieres decir?

• Me disculpo si mis palabras son duras, o sientes que ofenden, pero lo que quiero decir es que la mujer se ha convertido en un juguete de placer y corrupción, en nombre de la igualdad y sus derechos, sino, ¿cómo explicas las películas eróticas y pornográficas?

• Puede explicarse como un tipo de admiración por esa criatura tan bella.

• Entonces reconoces que es una bella criatura diferente al hombre, y la igualdad para ella es injusticia. Yo lo explico con que el hombre en esta sociedad después de arrebatarle sus derechos económicos a la mujer, y de relajarse de trabajar ya que ella las tareas de ambos, le arrebató también sus derechos como persona y la convirtió en un objeto sexual para el disfrute, y sino ¿cómo explicas que se exponga medio desnuda en un aparato, un mueble, o un coche?

• Esta práctica es mala, pero no representa nuestras sociedades para nada.

• Al menos son prácticas organizadas y legales, mientras que el velo está prohibido legalmente, ya que el sistema permite que la mujer sea un objeto comercial, pero no le permite cubrirse como musulmana.

• Yo no estoy de acuerdo con esas prácticas de opresión de algunos países europeos.

• Entonces eres terrorista según vuestros criterios, te pido disculpas pues me he explayado, y de no ser por petición de mi esposo por si soy causa de tu acercamiento al islam, no habría venido.

• Tengo unas preguntas rápidas, que ya la hice a otras personas, pero me interesa que me las responda una mujer.

• Adelante

• Tu eres especialista en física que es una ciencia moderna importante que os llegó de nosotros y os ha hecho desarrollaros, y sin embargo llevas el velo, ¿te obligan a ello? O ¿es como el velo de las monjas, que no significa una vestimenta de pudor sino un hábito? ¿o es que vives en un sociedad de lujuria que si no te vistes así serás expuestas a acoso sexual? ¿o por qué?

• -Jajaja, primero: la ciencia es patrimonio de la humanidad, pues antes de que nos llegara la ciencia moderna de vosotros, os llegó a vosotros la ciencia que os sacó de la edad oscura, y respecto al acoso sexual pues bien sabes que es directamente proporcional a la falta de pudor y al nudismo, y si quieres oír las estadística que hablan de ello te las digo, y respecto a mi velo pues yo lo elegí por religión y por conocimiento de que seré más feliz en ésta vida y en la otra, por gracia y generosidad de mi Dios ensalzado sea.

• Siempre repetís la felicidad en ésta vida y en la otra.

• Sí, es una felicidad que solo la conoce quien la haya probado.

• Es probable, pero, sinceramente, ¿aceptarías que tu esposo se casara con otra mujer, como hizo vuestro profeta?

Aisha miró a Yamal en silencio y dijo:

• No creo que Yamal quisiera casarse con otra.

• Pero vuestro profeta lo hizo.

• Sí, lo hizo y una de sus esposas se llamaba como yo, Aisha.

• Y entonces ¿por qué no quieres que Yamal siga el ejemplo del Profeta y se case con otras?

• El islam no me pidió dejar de sentir como una mujer y no tener celos, ni tampoco me pidió que fuera humillada ni pudiera expresar mis deseo y lo que quiero, pero estoy segura de la poligamia es mejor que tener amantes.

• Y la monogamia es mejor, sin duda.

• Es parte de la naturaleza la necesidad del hombre de tener varias esposas, y por ello la poligamia no es exclusiva del islam, es de casi todas las religiones, la diferencia principal es que en las religiones anteriores no había límite de esposas, pues el profeta Solomón tenía más de mil mujeres según vosotros y Adam tuvo trece esposas, y David tuvo noventa y nueve esposas, mientras que el islam las limita a cuatro.

• Ahora no se aplica la poligamia y está prohibida por ley.

• El libro sagrado vuestro está lleno de poligamia, y vuestros sacerdotes se cansaron en hallar una explicación para eso, pues algunos dijeron: “son errores humanos”. Y hablaron de los profetas. Y otros dijeron: “fue algo puntual de una etapa histórica donde hubo guerras duras y las mujeres se volvieron más que los hombres” Y contradijeron la realidad de ahora haciéndose olvidar que la guerras actuales son aún más duras. Y otros dijeron: “Dios se retractó de ello”. Grave blasfemia hacer que Dios sea un impedido que no conoce la verdad.

• Lo importantes que hemos desarrollado nuestra religión, sistemas y leyes, para prohibir la poligamia.

• Es bonito eso de “hemos desarrollado nuestra religión”, pues la religión debería ser válida para todo tiempo y lugar y no necesita ser desarrollada, salvo lo que falta, y por eso dice Dios en el Corán: (Se os ha prohibido [beneficiaros de] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la de todo animal que haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah, la del animal muerto por asfixia, golpes, caída, cornada o matado por las fieras, a menos que haya sido herido por ellas y alcancéis a degollarlo [antes de que muera], y la del que ha sido inmolado en altares [para los ídolos]. Y [se os ha prohibido también] consultar la suerte valiéndoos de flechas, porque todo esto es un desvío. Hoy los incrédulos han perdido las esperanzas de [haceros renunciar a] vuestra religión. No les temáis sino temedme a Mí. Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión. Y quien, [en caso extremo] por hambre, se vea forzado [y coma de lo vedado] pero sin intención de pecar [transgredir o excederse sepa que,] Allah es Absolvedor, Misericordioso.) La Mesa Servida:3

• Lo importante es que hemos desarrollado nuestros sistemas y leyes para evitar la injusta poligamia.

• Sí, en la mayoría de los países de América y Europa habéis prohibido la poligamia de manera aparente, pero permitís las amantes muy claramente.

• Lo importante es que hemos prohibido la poligamia

• Y para que la vida funcione según las necesidades humanas del hombre habéis permitido que algunos hombres tengan amantes, es más, algunos países permiten la poliandria y no permiten la poligamia, que sin duda es mejor para la mujer que su marido se case con más de una a que ella se case con más de un hombre y siento decirlo así, pues la poliandria es asquerosa.

• Bien, pero la ciencia moderna que tú enseñas y aprendes puede que vaya en contra de tu religión.

• ¡La ciencia contradice la religión! Tú no conoces nuestra religión ni sabes nada de la ciencia. De todas formas, Yamal sabe más que yo de religión y él me ha pedido que hable contigo sobre la mujer, a mi pesar, solo lo hago porque él me lo ha pedido y porque es un servicio para la religión, ahora, si me permitís, os pido permiso para irme a continuar mis estudios y os lo agradezco.

Aisha salió, entonces George miró a Yamal con una sonrisa de confusión.

• Te felicito por la mujer que tienes, pero sirve más de hombre que de mujer.

• Jajaja

• ¿Qué te pasa? ¿Qué te hace reír?

• Entonces tú sabes que el hombre no es como la mujer, entonces, ¿por qué llamas a la igualdad? Créeme que no hay criatura más honrada y respetada pues es religiosa y el Profeta nos pidió que la cuidáramos y a ella que nos respetase.

• Hemos vuelto a la discriminación, ¿por qué tu Profeta no te dijo que la trates bien?

• Pues lo hizo, ya que dijo: (El mejor de vosotros es el que mejor trata a su esposa). Incluso dijo que es el mejor para su familia. Me agrada conversar contigo, pero tengo que rezar el ‘Asr

• Ahora son las cuatro y media, si te parece bien salimos juntos, tú rezas y yo me doy un paseo por El Cairo durante una hora y luego me llevas a mi cita con Mustafá, que me ha invitado a cenar y no sé por qué.

(4)

George se quedó esperando en el coche hasta que Yamal terminó de rezar y, cuando terminó, se quedó mirando las caras de la gente que salía de la mezquita y vio a un hombre con rasgos europeos que se dirigió hacia él y le saludó con un inglés precario.

• Hola, ¿de dónde eres?

• Soy George de Inglaterra

• Yo soy Peter de Alemania

• Pero… ¡estabas rezando con los musulmanes!

• Sí, soy un musulmán de Alemania

• ¿Eres de Alemania o un egipcio que vivió en Alemania?

• La mitad de los musulmanes de Europa son autóctonos, y yo soy uno de ellos. El número de musulmanes en Alemania es más de 4 millones, lo que constituye cerca del 5% de la población.

• Lo sé… Los musulmanes en Inglaterra son más de un millón y son el 3% de la población pero, te pregunto: ¿Eras cristiano antes?

• Mis padres eran cristianos y yo ateo. Gracias a Dios he conocido el islam y soy más feliz y he venido aquí para aprender sobre el islam.

• ¿Qué te llevó al islam?

• Es una pregunta que me hacen mucho. Te lo puedo resumir en tres palabras: la verdad, la felicidad y la justicia.

• Y ¿las has encontrado en el islam?, ¿cómo?

• Sí, las he encontrado. Y, si quieres los detalles, puedes visitarme después, pues he quedado con unos amigos ahora. Aquí te dejo mi tarjeta.

• Gracias, perdóname por molestarte.

George siguió en el coche hasta que llegó Yamal.

• ¿Qué tal?

• Te he visto hablar con un hombre, no he querido interrumpirte. Ahora son las cinco y media. ¿Cuánto falta para tu cita con Mustafá?

• Una hora aproximadamente y estoy cansado, por lo que prefiero ir al hotel a descansar. Pero Mustafá insiste y no sé por qué. Se lo prometí y no puedo faltar a la cita.

• Bien, porque el Corán nos dice que cumplamos con nuestras promesas. Puede que sea bueno para ti quedar con él y te propongo que en la hora que te queda vengas a dar un paseo en barco por el Nilo, ya que estamos cerca.

• ¡Buena idea!

Fueron al Nilo y alquilaron una barca durante una hora. El paseo fue tranquilo y George se sintió relajado y pudo reorganizar en su mente todos los nuevos datos que había ido acumulando durante el día. Después, se fueron a la cita con Mustafá.

• Gracias, ha sido un paseo maravilloso.

• Ojalá estés más relajado.

• Sí, aunque el agobio de las preguntas aún me oprime.

• ¿Qué preguntas?

• ¿Puedo hacerte una pregunta?

• Adelante.

• ¿No te preguntas por qué has sido creado?

• Sí… Mucho…

• ¿Y cómo te respondes? ¿O es que huyes de la respuesta?

• No huyo porque tengo la respuesta.

• ¿Cuál es?

• Dice Allah el Corán: (Por cierto que he creado a los genios y a los hombres para que Me adoren.) Los Vientos:56.

• ¿Quieres decir que he sido creado para que rece y ayune para Dios?

• No. Has sido creado para adorar a Dios de manera global, pues el rezo y el ayuno solo es parte de la adoración.

• ¿Cómo?

• La adoración incluye toda nuestra vida, pues no es para un día concreto ni un lugar concreto, ya que el Profeta nos enseñó que quien se acuesta con su mujer y lo disfruta tendrá recompensa por ello.

• ¿Cómo?

• Nos dice el Profeta: (¿Acaso si uno comete adulterio no comete un pecado? Pues de la misma forma, aquel que lo hace con su mujer con la intención de complacer a Allah, obtiene recompensa) y con ello, toda la vida es para Allah: el rezo, los ritos, incluso la vida y la muerte, pues dice Allah en el Corán: (Diles: Por cierto que mi oración, mi oblación, mi vida y mi muerte pertenecen a Allah, Señor del Universo,) Los Ganados: 162

• Y ¿por qué vives?

• Te puedo dar la misma respuesta anterior y será la correcta. Te puedo decir que es para habitar en la tierra y también será la correcta. Y la verdad es que habitar la tierra y desarrollarla es una de las adoraciones más importantes ya que Allah dice en el Corán: (Y al pueblo llamado Zamûd le enviamos a su hermano Sâlih [como Profeta], quien les dijo: ¡Oh, pueblo mío! Adorad a Allah, pues no existe otra divinidad salvo Él. Él os creó de la tierra y os hizo vivir en ella. Implorad Su perdón [por los pecados cometidos] y arrepentios, ciertamente mi Señor está próximo [cuando Le invocáis] y responde vuestras súplicas.) Hûd:61

• Ya hemos llegado, continuaremos la charla mañana. Te espero a las 10 de la mañana, ya que quiero descansar un poco y mi cita es a las 11 con la última empresa que voy a visitar.

• De acuerdo.

George entró a ver a Mustafá y éste le recibió.

• Todo está preparado y la cena es en un restaurante cercano al hotel. Todos te están esperando.

• Bien…

• Pareces agotado. Hemos preparado algo que te va a animar. Por desgracia, nosotros los egipcios nos olvidamos de que a nuestros queridos visitantes europeos les va otro tipo de vida.

• ¿Cómo?

• Yo estudié en una universidad en EEUU y sé cómo es vuestra vida. Hoy verás lo que te va a gustar.

Mustafá paró el coche enfrente de un hotel y se fueron a una entrada lateral adornada con luces de colores y música de ambiente. Mustafá puso su mano en el hombro de George y se le acercó para poder oírle.

• Tenemos una mesa especial para nosotros.

Llegaron a la mesa y ahí había cuatro mujeres de las que entrevistó por la mañana.

• Creo que ya las conoces, y la he traído para que os conozcáis mejor. Esta es Samira, Manal, Aisha, y Diana.

Samira dio la mano sonriendo, y George le dio la mano sonriendo, y saludó también a las demás.

• Yo soy Manal Alí, tengo 24 años y he venido para servirte.

• Bien, podríais presentaros las demás como hizo Manal.

• Yo soy Samira Nadhmi, tengo 23 años, y estoy para alegrarte.

• Y yo soy Aisha Jalid tengo 25 años, y estoy aquí para ti.

• Y yo soy Diana Samih y tengo 25 años.

• Hola, soy George y tengo cerca de 40 años.

Mustafá se levantó.

• Con permiso, volveré enseguida, disfruta de tu tiempo George.

• Esta cita es una sorpresa para mí, no sabía que íbamos a vernos.

• Mustafá nos dijo que nos regalaba para ti.

• No entiendo.

• Estás aquí sólo y nosotras estamos para ti.

• Ah, entiendo, y ¿hasta qué puntos estáis dispuestas a servirme?

• Jajaja hasta más allá de los límites.

• Pide lo que quieras y verás nuestro servicio.

George se quedó en silencio mirando a las cuatro muchachas, eran bellas realmente, y su sonrisa muy atractiva, pero sentía repelús de ellas y de su insignificancia, entonces decidió hablar con ellas.

• Os voy a pedir unas cosas y empezaré por Aisha.

• Estoy a tu servicio.

• Una pregunta: ¿tu nombre no es igual que el nombre de la esposa de vuestro Profeta?

• Sí, ¿por qué?

• Entonces seguramente es tu ejemplo a seguir en todo lo que haces.

• ¿Por qué esta pregunta? Pide lo que quieras y te lo daré.

• Mi pedido es que me respondas

• Mírame a mí, soy Samira y soy cristiana, ¿qué pretendes con estas preguntas que incomodan a mi amiga?

• ¿La defiendes?

• Sí, es mi amiga, y debo defenderla de tus preguntas incómodas.

• ¿La defiendes mientras tú crees que ella es una infiel e irá al infierno porque Cristo no la ha salvado de sus pecados?

• Soy cristiana pero soy laica, sólo me intereso por los resultados científicos.

• Y dado que te gusta la ciencia como dices, no has terminado tus estudios secundarios, y no hay ido a la universidad, y tu potencial es tu belleza.

• ¿Quieres probar esta belleza? ¿Degustarla y disfrutar de ella?

• Puede, pero ¿lo que haces no es contradictorio al cristianismo?

• Te dije que soy laica.

• ¿Quieres decir atea?

• ¿Qué diferencia hay?

• ¿Probar tu belleza, no va en contra de los valores y el sistema?

• Nosotros conocemos mejor el sistema de aquí que tú, y los valores son relativos.

• ¿Cómo?

• Yo que para uno es contradictorio a los valores, para otro puede que los represente.

• ¿Es que no hay otros valores?

• Mi valor principal es mi interés.

• Estos son los valores de los ateos fríos y calculadores, únicamente.

• ¿Quieres probar ahora la felicidad de mi belleza?

• Mi pregunta ahora es para Manal

• No necesito tus preguntas, lo que hacemos es impúdico y nos llevó a ello la necesidad y lo que Mustafá nos impuso, vámonos de aquí Aisha.

• ¿Por qué hacéis algo impúdico?

Aisha y Manal se fueron, y el resto se quedaron en silencio bajo el ruido de la música que llenaba el ambiente, hasta que de repente vino el camarero.

• Mustafá os ha invitado a unas copas, pero nos hice preguntarte lo que deseas primero.

• Perdón, yo no bebo.

• ¡No bebes! ¿Por qué has venido con estas muchachas guapas entonces? De todas formas la pista de baile se abre en media hora, y Mustafá me dijo que te informara de que os ha dejado para que disfrutéis, y llegará a las ocho y media para ver tu talento en bailar, si cambias de opinión y quieres beber, dímelo.

• ¡No bebes! ¡No eres ni cristiano ni europeo! Esperaba que fueras más abierto a disfrutar de la belleza después de beber.

• ¿Por qué? ¿Acaso beber es un precepto en el cristianismo?

• Hasta cierto punto, incluso los sacerdotes beben por adoración, y lo consideran una bebida sagrada.

• ¿Es que los europeos deben beber?

• La mayoría sí, pues los europeos no son musulmanes radicales, Mustafá se esforzó mucho en convencer a Aisha y Manal para que vinieran, y tú les tratas así, eso podría llevarlas a ser musulmanas radicales.

• Oh, ahora soy un predicador para el islam extremista.

Diana fue la única que no dijo una palabra durante toda la conversación, George la miró sorprendido y dijo, pues fue una de las que le gustaron en la entrevista, ya que es especialista en informática, y con buena experiencia.

• ¿Qué hay de ti? Pareces diferente.

• ¿Por qué soy la diferente?

• Con estudios, culta y callada.

• Pero igual que ellas soy un objeto que se te ha vendido.

• ¿Y por qué has aceptado ser un objeto?

• Para huir de mí misma.

• ¿Cómo?

• Estoy cansada de la vida y he enfermado, y mi tío le pidió a Mustafá que me sacara de mis angustias con la diversión y los juegos.

• ¿Y qué opinas?

• Si conociera un sentido a la vida, habría tenido una opinión. Pero soy una pluma en el viento, me lleva a donde quiere, y puede que lo que mi tío le propuso a Mustafá en lo mejor para mí.

• ¿Es mejor que huyas de tu vida, pierdas tus años y te conviertas en un objeto?

• Puede que no conozcas lo que es perderse y no tener un objetivo en la vida, sino, no me habría dicho eso, el suicidio para mí es mejor que todo.

• ¡Pero en vuestra religión, sabéis por qué habéis sido creados y por qué vivís!

• Yo no sé y te agradezco que me lo dijeras.

• Mi amigo el musulmán me dijo que habéis sido creados para adorar a Dios, y es un sentido filosófico maravilloso de la adoración.

• Pero soy cristiana ortodoxa y no soy musulmana.

• Las dos chicas musulmanas ya se fueron, ahora puedes disfrutar mejor, pues ya va a empezar la fiesta.

• Ya que sois cristianas como yo, pues estoy de acuerdo en que disfrutemos de esta noche, pero con la condición de que Diana me convenza.

• ¿Convencerte de qué?

• De que la felicidad esté en disfrutar de vuestra belleza, y que beba y olvide y huya de todo hacia el olvido.

• Samira puede convencerte mejor que yo.

• Pero mi condición es que me convenza tú.

• Samira es de las muchachas egipcias más bellas, y es una buena bailarina, especialmente si bebes con ella, ¿te convence?

• Empecé a estar convencido, pero ¿por qué dices Samira?, ¿qué pasa si quiero que seas tú la primera con quien bebo y bailo?

• Ya que no he bebido en mi vida me siento un poco incómoda ahora y me gustaría salir de estas preguntas que me destrozaron la vida.

• ¿Qué preguntas?

• Preguntas continuas sobre la existencia, la creación, y el sentido de la vida, etc…

• ¿Crees que beber, bailar y practicar sexo van a hacerte olvidar tus preguntas?

• Al menos de manera temporal, estoy preparada para lo que sea, así que sé breve y no preguntes tanto.

• Soy como tú que las preguntas me agobiaron pero estoy convencido de que huir es un sistema de tontos, y lo más inteligente es hacerles frente.

• Yo también me he cansado.

• Eres bella de modales, cultura y madurez, no corrompas tu belleza interior por la belleza física.

• Voy a irme y te agradezco los consejos y humillaciones que me has regalado hoy. Se levantó y se fue.

• Solo quedamos tú y yo y estoy lista. ¿Prefieres bailar y disfrutar aquí o vamos al hotel?

• ¿Dónde está Mustafá?

• Mustafá nos ha dejado para que disfrutemos el uno del otro.

• Vamos.

George se levantó con Samira y, mientras ella se iba a la pista de baile, él se dirigió hacia la puerta para salir y, cuando iba a hacerlo, vio a Mustafá parado abrazando a una chica. Le miró de reojo mientras iba a la puerta.

• ¡Espera, George! ¿Qué te pasa, amigo mío?

• Nada, solo estoy cansado y quiero ir al hotel.

• Ven conmigo y te llevo en coche.

• Vale, pero rápido, por favor.

• ¿Qué te parecieron las chicas?

• Muy guapas.

• Te dejé solo para que te sintieras libre con ellas.

• He disfrutado con ellas lo suficiente.

• Y ¿Te han gustado más ahora?

• Todas. Por cierto, ¿eres musulmán?

• Sí, mi nombre es como el del Profeta.

• ¡Qué desgracia de musulmán!

• ¿Qué dices?

• Nada… Eres musulmán como mi amigo Yamal, pero eres diferente…

• Te dije que él era un extremista radical y yo estudié en el extranjero y me abrí al mundo.

• Acelera, estoy cansado y quiero llegar pronto al hotel.

• ¿A qué hora nos vemos mañana?

• No tenemos cita mañana. Tengo planes, ya te llamaré.

George llegó al hotel asombrado y confundido. Su día fue muy largo, lleno de contradicciones y sorpresas. Sintió la pesadez de su cuerpo y se tiró en la cama en cuanto llegó a la habitación. Empezó a sentir mucha preocupación por sus preguntas y recordó a Diana, la intelectual que fue víctima de la duda y que huyó hacia el disfrute y la diversión. Recordó la pregunta que envió a sus amigos, la misma que Yamal le hizo a él: “¿Qué es lo que te impide entrar en el islam?”
George se quedó absorto en sus pensamientos hasta que llegaron las ocho de la mañana, que fue cuando se despertó y descubrió que se había quedado dormido con la ropa puesta y que se encontraba en una situación lamentable.