face
.
   

Cambios y transformaciones

Cambios y transformaciones

Cambios y transformaciones

(1)

George se fue a la cafetería para encontrarse con Adam pero no le encontró, preguntó por él y le dijeron que no vino hoy y que no sabían nada de él..

• Lo vi ayer y quedamos para vernos hoy.

• No tenemos idea de su ausencia y es muy raro, pero mañana a lo mejor vendrá.

George salió de la cafetería y se fue a casa de Adam y llamó a la puerta pero nadie le contestó, intentó llamarle por teléfono pero estaba apagado…volvió a su casa muy tenso…

• Catherina… Adam ha desaparecido, no está ni su casa ni en el trabajo ni contesta al teléfono.

• Ésta no es la primera vez, no te acuerdas desapareció alguna vez antes.

• Sí, y creo que estaba con los arrestados del atentado terrorista, pero no sabía que era musulmán.

• No he tratado mucho con Adam, pero le respeto mucho, he visto su preocupación por ti cuando estabas en el hospital, y he visto como actuó ante la soberbia y la desvergüenza de Cakh.

• Y lo que tú no sabes y yo sí es que es la persona para mejor me aconseja en los mejor para mí, me di cuenta de eso en varias ocasiones, y me extrañaba su sinceridad y su interés en ayudarme.

• ¿Y por qué te extraña?

• No era extraño antes de que supieras que no es cristiano

• No entiendo, por qué.

• Fue él quien me animó a ir a Tel Aviv, y estudiar el judaísmo, y quien me animó a estudiar el cristianismo e ir a Roma, ¿cómo hace eso sin ser cristiano?

• Tal vez sea una señal de confianza en sí mismo.

• O confianza en la ideología y el camino.

• Tal vez. El Corán es un libro extraño, ¿no vas a leerlo ya como dijiste?

• Te había dicho que quería leerlo, pero el tema de Cakh me confundió, luego la desaparición de Adam, ¿tú lo has terminado? Para que yo lo lea…

• Sí lo he terminado, pero siento que hay que releer algunos capítulos, ¿quieres que te compre una copia?

• Si pasas por la librería cómprame uno, en el idioma adecuado, ¿en qué idioma está originalmente?

• El Corán está únicamente en árabe.

• ¿Y cómo lo has leído entonces?

• He leído su traducción

• ¿Acaso no leemos la traducción del antiguo y el Nuevo Testamento y decimos que leemos la Biblia? ¿por qué aquí es diferente?

• Basándome en tu pregunta he investigado el tema, y resulta que el Corán fue transmitido de la manera más rigurosa posible a través de los siglos, muchos lo transmitieron a través de su profeta Muhammad, luego de sus compañeros y no sufrió ningún cambio, pero las traducciones pueden sufrir alteraciones.

• ¿Cómo?

• Algunos sacerdotes tradujeron los significados del Corán, pero según ellos quisieron, también hay errores en algunas traducciones.

• Entonces… el Corán es solo para los árabes, y lo demás es cambiado y manipulado

• ¡Tal vez, pero yo no dije eso! el Corán dice que no es solo para los árabes, en más de un versículo: “para toda la humanidad”, también hay muchas buenas traducciones, pero cuando hay divergencia se recurre al texto en árabe, lo gracioso es que el texto árabe no fue transmitido solamente por escrito o por memoria, sino que los musulmanes tienen también su transmisión hasta en la manera de pronunciarlo y recitarlo.

• ¿Y cómo se valora la veracidad de la traducción?

• El traductor traduce los significados del Corán y no el Corán , pues el Corán está solo en árabe, de todos modos cuando lo leas lo sabrás

• Estoy cansado y quiero dormir, también tengo hambre y quiero cenar, y estoy preocupado y quiero saber lo que pasa con Adam y confundido y quiero contestar a Cakh, y enamorado quiero a mi amada, y tú estás con las traducciones del Corán.

Catherina sonrió y dijo:

• Entonces vamos a empezar con la cena y luego el amor, y aplazamos lo demás

George se despertó por la mañana, se preparó para ir al trabajo, salió sin ganas de ver a Cakh ni saber qué hacer con su propuesta.
Entró a su despacho y llamó a Adam, pero su teléfono estaba todavía apagado, le envió un mensaje pidiéndole que le contestara. Cakh le llamó para que fuera a su despacho.

• ¿Qué te pasa? ¿Estás muy preocupado?

• Nada, solo que estoy cansado.

• ¿Y toda ésta preocupación?

• Nada, no encuentro a mi mejor amigo y no sé qué le pasa.

• ¿Has preguntado en su trabajo y en su casa y a sus amigos?

• Sí, y lo extraño es que su compañero de la cafetería dice que nunca faltaba sin pedir permiso o avisar.

• ¡Jaja tu mejor amigo! ¿Es el camarero que he visto contigo en el hospital?

• Sí

• Iba a echarle del hospital, ¿cómo puedes tener a un camarero como amigo?

• Catherina iba a echarte a ti cuando le insultaste, Adam es mi mejor amigo y no me gusta que hables asi de él.

• ¡Eres el elegido para ser el director general de la empresa, y me hablas de un amigo camarero! A pesar de tu éxito en el trabajo eres un fracaso en la inteligencia social, desgraciadamente la inteligencia social es muy interesante en el mundo empresarial.

• ¿La inteligencia social significa tratar a las personas de manera soberbia y descarada y con superioridad?!

• Significa que tengas capacidad de ganar a las personas importantes que aumentan tu sueldo y tus oportunidades.

• La amistad para ti es oportunidad y beneficio financiero

• Sí, sino toda la vida es así, ¿y no sé cuándo vas a entenderlo?

• No quiero entenderlo.

• Amigo, no seas muy duro, ¿cuando viajas?

• No me honra tu amistad, y prefiero la amistad de Adam.

• Jaja, me interesa tu trabajo y no tu amistad, ¿cuando viajas a Suecia?

• Te responderé mañana, con permiso

• Te hemos reservado y puedes recoger los billetes de William el director de relaciones públicas, jaja, y avísanos cuando encuentres al camarero.

George salió a su despacho reprochándose a sí mismo por no tener la valentía de decirle a Cakh que no iría de viaje. ¿Es cobardía y miedo por perder el trabajo? Entonces es como Cakh que le importa el dinero y se disfraza de principios, y Cakh es más sincero con la gente y consigo mismo. Parece que tenía razón cuando dijo que nos aferramos a los principios cuando están a nuestro favor, y cuando no nos interesan los transgredimos… pensó en volver al despacho de Cakh para informarle de su decisión, pero dudó y decidió escribir una carta de disculpa. Mientras tanto entró William el director de las relaciones públicas.

• Te traigo los billetes por parte de Cakh.

• Me extraña esta insistencia de Cakh para que viaje a pesar de que no me apetece... y que yo sepa tú y el director comercial estáis dispuestos a viajar, y es vuestro trabajo y no el mío.

• Estás obligado a ello.

• ¿Cómo?! ¡no entiendo!

• En la reunión del consejo de dirección y durante tu viaje a Jerusalén se decidió nombrarte como director general y trasladar a Cakh a otro puesto, y Cakh no tuvo más remedio para aplazar la toma de esta decisión que anunciarles que te ibas en una misión que nadie más pueda hacer.

• ¿Y si no cumplo con la misión?

• No lo sé, yo quería ir a este viaje pero él se negó, ten los billetes, te hemos reservado para dentro de nueve días.

• Empiezo a entender ahora por qué toda esta insistencia, ¿puedes enviarme a mi correo, el e-mail y el teléfono del agente en Suecia?

• Sí, en cinco minutos…

• Y los teléfonos y correos de todos los miembros del consejo de dirección.

• Ahora mismo.

• Gracias William

George volvió a escribir la carta, pero decidió enviar al consejo y no a Cakh
Señores miembros del consejo de dirección: Me honra servir a la empresa en la que he trabajado más de catorce años, y me honra su confianza , y espero ser digno de ésta responsabilidad y ésta confianza, pues el éxito de la empresa es nuestro deber, y me gustaría agradecerles su apoyo que gracias a ello he conseguido todos estos logros. Me dirijo a ustedes para presentarles mi dimisión, debido a que en lugar de recibir agradecimiento por mis esfuerzos, me encuentro amenazado con el despido si no renuncio a mis principios y a la moral de mi profesión, espero liquidar mis derechos, pues mi dimisión es mejor para mí que vender mis principios Muchas gracias a todos ustedes por su buen trato y apoyo George Nison.
Cuando terminó la carta, miró en su correo y encontró las direcciones de todos los miembros del consejo incluida la de Cakh, les envió la carta, y salió de la empresa. Se dirigió a casa de Adam pero no había nadie, fue a la cafetería, y tampoco le encontró, preguntó a su compañero, y éste le contestó:

• ¿Tu eres quién vino ayer? pues tampoco vino hoy, pero llamó hace una persona llamó y nos informó que había sufrido un accidente y que estaba en el hospital, pero fuera de peligro.

(2)

George preguntó sobre el hospital en el que estaba, y se fue a verle y en el camino llamó a Catherina y le informó.

• Me apoyó muy bien cuando estaba en el hospital, y debo hacer lo mismo por él.

• ¿Y qué tal si vienes a recogerme y le visitamos juntos?

• Estoy cerca del hospital, le visito ahora y por tarde puedes visitarle tú.

George entró al hospital, y preguntó por la habitación de Adam y cuando entró Adam estaba tendido en la cama y tenía la pierna escayolada por completo y mucha gente a su alrededor

• Hola Adam. ¿Qué te pasó?

• Hola George, perdona por no contestarte, mi teléfono no estaba conmigo y acabo de ver tu mensaje ahora mismo. ¿Cómo estás tú?

• ¿Qué te pasó?

• Me caí de las escaleras, y me fracturé la pierna, ayer me llevaron al hospital y me operaron de la pierna, ahora estoy bien.

• ¿Por qué no me llamaste?

• Gracias George, eres un amigo de verdad, no podía llamar a nadie, mi amigo me llevó al hospital y fue él quien llamó a algunos de mis amigos que él conoce, te los presento: Ahmad de Siria, ingeniero electrónico; Adrean, farmacéutico inglés; Ali de Arabia Saudi, estudiante; el Sheij Basem Alazhari de Egipto, imam del centro islámico de Londres. Os presento a mi amigo George ingeniero informático programador, y subdirector de la empresa de programación avanzada… quién me trajo la cartera lujosa que os había gustado.

• Hola, por primera vez conozco a los amigos de mi amigo.

• Mi amigo George ésta muy ocupado y viaja mucho, pues él nunca falla.

• Como dijo Adam soy ex-vicepresidente de la empresa de programación avanzada, y he aprendido mucho de Adam.

• ¿Ex-vicepresidente? ¿Cuándo dejaste la empresa?

• Hace una hora, presenté mi dimisión y vine a verte

• ¿Por qué?

• Es una larga historia que te la contaré otro día… dime ahora ¿qué tal tu pies? y ¿qué dice el médico?

• Gracias a Dios… muy bien, ya no me duele tanto, pero debo permanecer en el hospital durante cinco días, luego en casa un mes aproximadamente, luego un mes con muletas.

• Dijo Basem sonriendo: no quiero interrumpiros pero os pido permiso vamos a rezar el Dhuhr, y regresamos enseguida.

• Os espero.

• El sheij Basem es mi profesor y mi maestro desde pequeño.

• ¿A dónde se han ido?

• A rezar el Dhuhr.

• Hoy es martes, ¿qué oración es ésta?

• Los musulmanes rezamos 5 veces al día, en horas determinadas.

• Ya supe que eres musulmán, ¡fue una sorpresa para mí! ¿Por qué no me lo dijiste?

• Te había dicho que no relacionabas entre los temas, mi nombre, mis debates y hasta mi aspecto y rasgos indican claramente que soy árabe y musulmán, no quise ocultártelo pero me lo preguntaste mientras me acusabas de ser católico o protestante, repito mis disculpas por ello

• ¿Cinco veces al día y no te cansas?

• La oración nos relaja del estrés y del esfuerzo diario, y no nos agobia.

• A nosotros también nos relaja la oración semanal, pero cinco veces al día, ¡creo que es cansino!

• Nosotros nos cansamos si no rezamos cinco veces al día, y no nos requiere de mucho esfuerzo para hacerla ni siquiera ir a la mezquita.

• ¿Ir a la mezquita?

• Si es posible ir está bien, pero si no, rezamos en cualquier lugar, yo ahora rezo sentado en la cama o en la silla.

• ¿Rezas estando en ese estado?

• Sí, se necesita rezar más en éste estado, pues necesito a mi Dios en todos los momentos y en éste aún más. Los exámenes de la vida nos hacen perder la capacidad de soportar, y por consecuencia extraviarnos de los principios y los buenos modales.

• Cierto… los principios son agobiantes.

• Por ello la oración y la conexión con Dios es una especia de apoyo emocional para ser más fuerte y paciente.

• Os he mandado una carta para que leyéramos el Corán, pero no sé qué traducción del Corán debo leer.

• Ojalá pudiera entender el árabe; para que pudieras disfrutar del Corán como nosotros. De todas formas te regalaré una copia de la interpretación de los significados del Corán, cuando vuelva el Sheij Basem.

• ¿Es el islam sólo para los árabes?

• El número de musulmanes que hay en el mundo no árabe es superior al mundo árabe, pues el islam es cómo dijo Dios Altísimo: (Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como misericordia para los mundos.)

• ¡Misericordia!

• Sí misericordia. Y si lo estudias o lees el Corán te darás cuenta de que es misericordia para todo el mundo.

• La misma lógica que usa Catherina sobre el catolicismo.

• De la misma manera en que estudiaste el catolicismo, estudia el islam y si te no convence déjalo.

• Sí, he decidido estudiarlo, leer el Corán, pero con mente analizadora.

• Bien, muy lógico, el islam es la religión del conocimiento, y no te pide creer sin conocimiento, y por eso la primera palabra revelada al profeta fue: (¡Lee!)

• Se te ve muy seguro del islam, en Roma me he encontrado con un musulmán de Egipto y decía que deseaba que fueran como nosotros, y me aconsejó no acercarme al islam.

• Y te encontrarás con musulmanes que te dicen que el islam es la religión del retraso y el subdesarrollo y el terrorismo.

• Sí, decía eso también.

• Y te encontrarás con musulmanes que hablan de la injusticia hacia la mujer, y de la imposición del islam.

• Creo que todo eso junto está en el musulmán que encontré en Roma.

• ¿A que es normal que te encuentres con una persona que critique o se queje de las matemáticas o de la arquitectura o de la medicina?!

• Sí

• ¿Disminuye ésto de la importancia de éstas ciencias? o ¿de su aportación?

• No, pero el tema es diferente.

• No veo diferencias, pero estas ciencias no sufren lo que sufre el islam de guerra sistemática.

• ¿A qué te refieres con guerra sistemática?

• ¿Te acuerdas del atentado terrorista de los musulmanes de Londres?,

• Sí, pero se reconoció después que no fue un ataque terrorista.

• Se reconoció después de que los medios de comunicación hablaron largamente sobre el terrorismo del islam, y después, la negación vino muy breve como siempre, ¿sabías que fui arrestado y encarcelado por ese atentado? y la acusación es ser musulman, lo que significa terrorista, ¿sabías que todo indicaba que los musulmanes eran inocentes de ese crimen, y que los medios de comunicación tenían la acusación preparada de antemano?

• Sí, ¿pero no ves que es por las actuaciones repetidas de los musulmanes?

• En todas las sociedades y todas las religiones hay extremistas, pero la diferencia es que si el asunto se considera criminal cuando no está relacionado con los musulmanes, y es terrorismo si se relaciona con ellos, es gracioso, ¿no es así?

• ¡Eres muy partidario del islam!

• Voy a ser sincero contigo, ¿qué te impide a ser musulmán? ¿Y ser feliz?

• Una pregunta inesperada, ¿es tan fácil ser musulmán?

• Sí, no creo que necesites ritos de la iglesia o la complejidad de algunas religiones, es algo simple pero será un cambio radical en tu vida

• ¿Y crees que entraré en el islam?

• Sí y que estás muy cerca.

• Perdona, parece que todavía no me conoces bien Adam, yo nunca admito algo que no concuerde con mi mente, mi lógica, mi pensamiento o mis principios.

• Perdona… ¡pero eres tú quien desconoce el islam!

• No entiendo, ¿qué quieres decir?

• Ser musulmán es muy sencillo, pero antes hay que estar convencido completamente de ello, pues no consiste en decir: “Atestiguo que no hay más Dios que Allah y que Muhammad es su profeta” sin que sea verdadero en tu corazón por eso lo que importa es lo que hay en tu corazón de creencia y fe antes de unas simples palabras.

• A pesar de que no creo que seré musulmán algún día, pero, ¿quién sabe?

• A pesar de mi gran convicción de que vas a entrar al islam, pienso que tu puerta hacia el islam es la ciencia y el conocimiento, así que debes conocer primero al islam, y lo aceptarás, tú amas al conocimiento, la lógica, la razón y a los principios.

• ¿No sé si me estas alabando o alabando al islam, o a los dos? me recuerdas a un musulmán que hemos encontrado en Roma y regaló a Catherina un libro que se llama: “Mi gran amor a Jesús me condujo al islam”? Dijo algo parecido a lo que dijiste ahora.

• ¡Pero me habías dicho que el musulmán que conociste en Roma estaba en contra del islam!

• Es su hermano, nos hemos encontrado con los dos juntos y son totalmente diferentes.

• ¿Y cuál de los dos es mejor según tú?

• No lo sé, pero a pesar de que el primero era mayor, el segundo respetaba más a sus padres, y ellos también le respetaban, y no me interesaba ver era mejor.

• ¿Y leyó Catherina el libro?

• Sí, dos veces además, y sé que le ha conmovido.

• Tú, ¿lo has leído?

• Sí, pero tú me dijiste que empiece con el Corán, y que me regalarías una copia de su traducción.

• Ahora llega el Sheij Basem, no tardará más, y si necesitas aclarar cualquier duda sobre el islam te puede ayudar, él es un sabio mientras que yo soy un simple alumno suyo, y tu regalo de la traducción del Corán está con él,… te pido permiso voy a rezar

• Te espero mientras rezas… y si no vienen me voy.

• Vale.

Adam realizó su oración mientras George le observaba, y entonces llegaron el Sheij Basem y sus compañeros. George se dirigió a ellos y dijo:

• Me dijo Adam que usted era un hombre de religión islámica, él me había regalado una copia de la traducción del Corán y dijo que usted me la entregaría.

• En el islam no hay hombres de religión pues la religión es para todos, y la copia del Corán está en el coche, ¿quieres que salgamos y te la entregue?

• Vale, pues he tardado y debo irme, pero esperemos a que Adam acabe su rezo, a no ser que vaya a tardar

• Nuestro rezo es como nuestra religión: facilidad y felicidad.

• ¡¿Felicidad?!

• Sí, felicidad en esta vida y en la otra, me extraña que seas amigo de Adam y no lo sabes, le reprocharé que no se haya esforzado para enseñártelo, ya que eres su amigo, y nada te va a guiar si él no te enseña el islam, ¿acaso no ve como la gente da tumbos entre varios caminos extraviados y perdidos, mientras buscan lo que les salva su vida y su religión, sin ver la religión del último Profeta y enviado?

• Tal vez por eso quiso regalarme la traducción del Corán que tienes.

Adam terminó su rezo y se dirigió hacia George y Sheij Basem, y dijo:

• Sheij no me lo reproches, le había dicho que el islam es la felicidad de esta vida y la otra

Basem sonrió y dijo:

• Después de rezar sentimos una felicidad sorprendente pues nos deshacemos de todas las cargas de la vida y confiamos en Allah el Poderoso, el Misericordioso, el Generoso, el Que Todo lo Sabe, y Todo lo Escucha; George aprende el islam pues es el camino de la felicidad.

• Te deseo la felicidad en esta vida y en la otra, George.

• No cambio mi religión hasta que estudie y analice, y critique todo lo que aprenda, como hice con las otras religiones. ¿No es así?

• Sí, y es lo que te estoy pidiendo, pues el islam exige el conocimiento.

• Debes primero aprender, y luego no tendrás ninguna excusa para no aceptar el islam. ¿Bajamos ahora?

• No sé por qué estáis seguros de que si estudio el islam lo aceptaré.

• Estamos seguros del islam, la religión que vino de Dios.

• Me lo pensaré, os prometo que leeré el Corán, y estudiaré el islam y lo discutiré, luego tomaré mi decisión.

• Estupendo, es lo mejor.

• Y no olvides viajar como lo hiciste para conocer las otras religiones.

• Bajamos ahora. Leeré vuestro libro sagrado, y luego cada cosa tendrá su momento oportuno, intentaré visitarte mañana pues ya no tengo trabajo.

• Me has sorprendido por dejar el trabajo, pero creo que te has precipitado, si no vienes mañana te llamaré por teléfono.

George volvió a casa con la copia de la traducción del Corán, Catherina no estaba. La llamó y le dijo que estaba de camino al hospital para visitar a Adam. Decidió empezar a leer el Corán, le extrañaba la importancia del Corán para Adam y como lo prefería a todos los libros que hablaban del islam. Después de dos horas Catherina volvió a casa.

• Acabo de volver del hospital.

• Sé que has visitado a Adam porque es mi amigo y lo haces para agradarme.

• Pero es una persona muy extraña

• ¿Cómo?

• No sé, pero él y todos sus amigos musulmanes no estrechan la mano a las mujeres, y se disculparon con educación, ¿será una discriminación contra la mujer como en el judaísmo o el cristianismo?

• No lo sé, tal vez, he empezado hace dos horas a leer el Corán y la verdad hasta ahora está justo con la mujer respetándola y valorándola.

• Sí, he leído la traducción del Corán, y es así, pero me extrañó su manera de tratar conmigo.

• ¿Por qué? ¿Manifestaron algún desprecio o subestimación hacia ti?

• No, fueron muy amables, pero no me estrecharon la mano, y no me miraron a la cara.

• Pero has tardado allí, ¿hablaste con ellos?

• Hemos hablado largamente, y la mayoría fue sobre el islam, no sé por qué me recordaron a algunos sacerdotes

• Tal vez sea por su amigo Basem que es hombre de religión

• No, Basem no es hombre de religión dice que esto no existe en el islam, pero es un sabio que conoce muy bien la religión.

• Cierto, me dijo lo mismo, y es un hombre respetuoso y sonriente y me dejó su tarjeta para contactar con él, ¡imagínate! Quiere que entre en el islam, me extraña esta confianza que tienen en su religión.

• Catherina miró hacia el techo, como si estaba recordando algo: todos educados, religiosos muy practicantes pero no como los monjes, todos trabajan y no se dedican a la adoración solamente, sino que lo gracioso es que consideran que sus trabajos y sus estudios son adoración, no separan entre la religión y la vida diaria, ¡te imaginas que Adam ha rezado en la cama! y me dijo: “nosotros rezamos en cualquier lugar, pues la religión es facilidad”.

• Y rezó mientras estaba a su lado, y me dijo que rezaban cinco veces al día y que sus oraciones les traen la felicidad, no me convenció lo que decían a pesar de que hablaban con lógica y con mucha confianza.

• Sí, su confianza es muy grande y sus palabras muy convincentes, sus tratos y sus sonrisas son muy conmovedores.

• Creo que los admiras

• El tema no es la admiración, el tema es que los musulmanes, el Corán y el islam son un método de vida de naturaleza totalmente diferente a lo nuestro.

• Explica más, es la misma impresión que tuve cuando empecé a leer el libro sagrado del Corán. Pero no pude distinguirlo de manera clara, es un sentimiento extraño sobre todo hacía la unicidad de Dios, su alabanza y sus nombres más bellos, y las historias de los profetas, y sobre todo la de Jesús y su madre la virgen María, los modales y la moral.

• El mismo sentimiento tengo, pero no nos precipitemos en juzgar, se nos aclarará más el tema con el estudio de esta religión, y conoceremos sus defectos y sus contradicciones, que están muy claros en el comportamiento de los musulmanes radicales terroristas.

• Pese a mi admiración a Adam, no siento ganas de conocer el islam, pero me esforzaré en hacerlo, pero la verdad he disfrutado mucho leyendo el Corán.

• La lectura de su libro sagrado es impresionante.

• Te anuncio, he presentado mi dimisión del trabajo hoy, cuanto odio a Cakh el malvado mentiroso, que bloqueó mi promoción y me encargó un viaje a Suecia entonces pedí mi dimisión de una manera que conmovió el consejo de dirección a mi favor, si no me contestan será una dimisión definitiva.

• Entonces ganaron tus principios sobre tus deseos y tus intereses.

• Quizá, pero lo que me animó a tomar esta decisión es que supe la decisión del consejo de dirección y la reacción de Cakh al respecto, y pienso que tomarían una decisión positiva conmigo sino recurriría al sindicato.

• Mientras que yo todavía estoy luchando entre mis principios y mi trabajo. Camuflaba mi duda y la evitaba pero tú hiciste que destape lo oculto.

• ¡Desde que te conocí nunca te había visto cambiar y transformar como en éste último mes, sobre todo después de mi regreso a Tel Aviv!

• La transformación o el cambio no es siempre algo negativo, y espero que mi cambio esa positivo.

• Jaja, ¿acaso hay algo mejor que el catolicismo?

• Mi fe en Jesús nuestro salvador es muy grande, y en el catolicismo también, y no creo que haya algo mejor, pero ¿quién sabe?

• Jaja, quiero dormir temprano hoy, pero voy a leer el correo rápidamente.

George abrió el correo y encontró contestaciones a su mensaje donde preguntaba sobre los principios; las resumió y las reenvió a todos, pues coincidían mucho con su decisión:
Janulca: sin duda los principios están en primer lugar para quien tenga valor, pero se acompañan con esfuerzos duros. Lyvi: es cierto que los principios son los más importantes, pero no implica que seamos capaces de respetarlos, somos débiles ante las presiones de la vida. Habib: los principios prevalecen sino seríamos como animales en la selva. Catherina: se supone que los principios vienen antes, pero es una decisión difícil. Todavía estoy esperando vuestras contestaciones a la pregunta sobre el Corán George”.
George prosiguió mirar su correo y encontró un mensaje de Janulca.
Amigo George… A pesar del poco tiempo que estuvimos juntos siento que somos muy cercanos en el pensamiento, así que quería consultarte un asunto que quizá te extrañe. Después de vuestro regreso, leí el libro que le regalaron a tu esposa, lo descargué de la red, luego lo debatí con el arquitecto musulmán y me pidió que leyera la traducción del Corán primero, lo he leído párrafo por párrafo más de una vez, luego lo hemos discutido, ¡y no logro entender el secreto del encanto de ese libro! Le pregunté sobre unos detalles en el islam me dijo que no sabía nada sobre ellos, y que era un simple arquitecto, y le pregunté sobre quién podía ayudarme para conocer más sobre el islam, y me dijo que no conocía a nadie en Italia y si quería aprender el islam tenía dos posibilidades: o leer todo lo escrito y escuchar todo lo que se dice sobre el islam y es demasiado y gran parte está escrita por enemigos del islam, o que buscara a un sabio musulmán en Italia y viajar para verle, y he decidido hacer las dos opciones pues yo leo desde vuestro viaje más de cinco horas al día sobre el islam, y quería viajar pronto a Egipto o Libia . Y quisiera que me aconsejaras. Saludos a ti y a Catherina Janulca”
Entonces George le contestó :
Mi amigo Janulca: he leído tu mensaje, y admiro tu valentía, y veo que has experimentado muchos cambios inesperados en tan poco tiempo, apoyo tu decisión y me encantaría saber de los resultados que lograrás, pues yo aprendo de ti y de tu mente crítica. Saludos. George”.

(3)

George se despertó y desayunó con Catherina…

• No tengo trabajo hoy, y no sé qué hacer.

• Vete al trabajo, como todavía no has recibido una respuesta, tu ausencia es ilegal y será usada en tu contra en el sindicato.

• Cierto, no había pensado en eso.

• Tú has decidido ya, y yo intento decidirlo hoy.

• Decidirlo, ¿cómo y con qué?

• No lo sé, pero voy a ir y resolverlo.

• Ayer te envié un resumen de lo que me llegó sobre los principios, y los intereses, léelo tal vez te ayude.

• Lo voy a leer antes de tomar mi decisión, ahora me voy para no llegar tarde.

• Yo también, voy a salir.

George se fue a su trabajo y entró en su despacho, y en cuanto se sentó le vino el director de relaciones públicas muy nervioso:

• ¿Qué has hecho?

• ¡Nada, qué pasa!

• Cuando saliste ayer, Cakh me llamó enfadado y por primera vez le vi en ese estado, y me preguntó sobre las direcciones de los miembros del consejo, cómo las habías conseguido y le dije que no lo sabía.

• ¿Por qué no le dijiste que fuiste tú?

• ¡Puede perjudicarme! Tú sabes que es injusto y no piensa más que en su interés.

• Así somos, nos tememos los unos a los otros. Es muy extraño. Yo no diría que las conseguí de ti tranquilo, pero ¿entiendes la causa de su ira?

• Parece que los miembros del consejo de dirección le llamaron y pidieron una reunión dentro de tres días basándose a tu petición.

• ¡Reunión! ¿Por qué?

• No lo sé, solo que el tema está relacionado contigo, por eso te pregunté sobre lo que escribiste en el mensaje.

• ¡Entonces la situación es muy prometedora, no lo esperaba así!

• ¡Prometedora! ¿Qué es eso?

• Nada, les envié mi dimisión, de todos modos estate tranquilo, nadie sabrá que fuiste tú quien me facilitó las direcciones.

• Gracias, con permiso.

George se quedó pensando en el siguiente paso que debía hacer, pues sabía que Cakh era capaz de engañar a los miembros del consejo, durante la reunión, él no quería dejar su trabajo, ¿entonces qué debería hacer? ¿Pedir la asistencia a la reunión o enviar información más detallada, o qué tenía que hacer? ¡Lo extraño es que nadie de los miembros le contestó a su mensaje hasta ahora! Lo que significa que escucharían a Cakh, y es lo que no quería que pasara, pensó muy bien, luego decidió enviar un segundo mensaje al consejo de dirección:
Señores miembros del consejo de dirección: Me honra servir a la empresa que confió en mí durante catorce años y me honra su confianza en mi, y espero ser digno de esta confianza, y les agradezco su apoyo que me ayudó a conseguir lo que pude conseguir. Me he dirigido a ustedes pidiendo justicia, y presenté mi dimisión y todavía no recibí ninguna respuesta, ¿significa esto la persistencia de la injusticia y que mi dimisión está aceptada? ¿O significa la victoria de la justicia y que seguiré en mi trabajo? Espero que se discuta el tema conmigo directamente. Muchas gracias a todos ustedes por su buen trato George”
Quería conseguir con éste mensaje que le invitaran a asistir a la reunión, para desenmascararlo todo, pero en cuanto envió el mensaje recibió una llamada de Cakh.

• Todo esto es por los principios, señor de los principios, ¿puedes venir a mi despacho?

• Sí, por los principios y no cambiaré mis principios.

• ¿Puedes venir?

• Voy ahora.

George entró y encontró a Cakh enojado, y le dijo.

• ¿Qué quieres George?

• No quiero renunciar a mis principios.

• ¿Estás intentando ser el presidente de la empresa?

• No lo estoy buscando, y si me viene y me lo merezco, pues encantado.

• Entonces el asunto no es asunto de principios sino de puestos.

• Entiéndelo como quieras, no cambiaría mis principios, fuiste tú quien me pidió que viniera, y dijiste que lo acordaremos todo, estate seguro de que nunca abandonaré mis principios.

• Si el asunto es como dices, pues tengo otra propuesta para ti.

• ¿Y cuál es?

• Iré yo a Suecia con la condición que tú viajes de Londres.

• ¿Por qué?

• Es algo personal, no me interesa dejar la empresa ahora, pero eso quise que te fueras de viaje a Suecia, porque si se reúnen mientras estás fuera de Londres no podrán tomar la decisión de mi promoción y de la tuya, y sonrió y dijo: Y respecto a tus principios viajaré yo en tu lugar, pero tú también debes de estar de viaje en el mismo periodo, para que se aplace la decisión.

• ¿Viajo, a dónde?

• A cualquier de estos destinos donde tenemos trabajo: Alemania, Ucrania, y Egipto.

• ¿Y si me niego?

• Entonces estaría claro que la cuestión es cuestión de puestos e intereses y no de principios, y entonces será otra decisión.

• Me lo pienso y mañana te contesto.

• Me contestas a mí y no a todos los miembros del consejo.

• Te lo prometo.

George salió de la empresa y en su camino al coche llamó a Tom.

• ¿No te molesta si te visito ahora?

• Bienvenido

• Dentro de media hora estaré contigo

George llegó a la clínica de Tom, en la recepción había otro encargado, que le saludó y le recibió bien.

• El Dr. Tom le está esperando.

• Hola George. Eres el primer paciente que veo desde que he vuelto al trabajo hoy mismo, y no tengo ninguna cita hasta mañana.

• Buena noticia, perdona que no he estado al tanto de todo, ¿se ha terminado el problema con Brad?

• Hasta nunca.

• ¿Y a dónde se fue?

• A la cárcel, le pillaron vendiendo droga.

• ¡Cuanto lo odio a Brad!

• ¿Y por qué?

• Es una persona sin principios, una persona así es como el animal salvaje.

• ¡Qué difíciles son las pruebas! He estado ante dos opciones, o me salto mis principios y se resuelvan todos mis problemas, o persisto y entro en un examen difícil, entonces elegí la segunda opción y he estado a punto de perderlo todo, pero estoy convencido de que la firmeza en los principios te proporciona el mejor resultado, y es lo que pasó conmigo.

• ¡Como si conocieras el objetivo de mi visita!

• ¿Y cuál es?

George contó toda su historia con Cakh, hasta llegar al asunto del viaje, y sus dudas en ello.

• Quería consultarte, ¿crees que si acepto el viaje sin sus condiciones inmorales estaría renunciando a mis principios?

• No entiendo, ¿cómo estarías renunciando a tus principios? Tú viajarás para otra tarea.

• Pero realizaré los malos objetivos de Cakh.

• Tal vez le delates más ante el consejo de dirección.

• ¿Entonces crees que viajar es mejor?

• Sí, y a Egipto.

• ¿Por qué?

• Hemos llegado a la conclusión de que tenemos que estudiar el islam, y ésta es una oportunidad, no la dejes escapar, si no fuera por la clínica, iría contigo.

• No quiero ir de viaje, he estado de viaje durante mucho tiempo últimamente, aun así preferiría ir a Alemania.

• Tú decides, pero veo que tu viaje a Egipto es importante, conocerás a los musulmanes desde dentro, y descubrirás sus defectos y sus errores.

• Me lo pensaré, eres el primero en consultárselo, pensaré más y consultaré a más personas, y te informaré. Te pido permiso para ir ya que estás ocupado en reorganizar tu clínica de nuevo, y te felicito por ello, te lo mereces por aferrarte a tus valores, con permiso.

Al salir llamó a Adam y le dijo que iba a verle, pero Adam se disculpó y dijo que el médico le estaba haciendo algunas pruebas, y le esperaría en la visita de la tarde. Se dirigió a casa, y decidió ponerse a leer el libro sagrado de Adam, El Corán…
Mientras leía entraron Michael y Saly:

• ¡Papá has vuelto temprano hoy!

• Sí, tenía unos asuntos que me permitieron regresar antes.

• ¿Qué estás leyendo papá, estabas muy sumergido leyendo?

• Es un libro conocido como el libro de los musulmanes.

• ¿Los llamados terroristas?

• Sí.

• En la escuela tenemos un estudiante musulmán, de la India, él es perezoso pero es bueno y no es terrorista.

• El terrorismo no tiene religión, no hagas caso a lo que se dice, debes tratar a la gente según sus comportamientos.

• Pero a pesar de su bondad está muy aislado.

• ¿Por qué?

• No lo sé, pero tal vez de lo mucho que se le dice que es terrorista, o por la burla de muchos de su aspecto

• ¿Quién le está diciendo eso?

• A mí no me gusta eso, pero algunos compañeros lo hacen.

• Hijo, los principios son la clave del respeto o desprecio de uno.

• Lo mismo que dice Iqbal.

• ¿Quién es Iqbal?

• Mi compañero indio.

• Sí, en su Corán se dice: (Oh, humanos! Os hemos creado a partir de un hombre [Adán] y una mujer [Eva], y [de su descendencia] os congregamos en pueblos y tribus para que os conozcáis unos a otros. En verdad, el más honrado de vosotros ante Allah es el más piadoso. Ciertamente Allah es Omnisciente y está bien informado de lo que hacéis) Los Aposentos:13 Pues nadie tiene mérito por encima de otro.

• ¿El islam no es la religión de los árabes? ¡Me sorprendió mucho ver que mi amigo indio era musulmán!

• Los musulmanes llegan al millar y medio, y están desde la China hasta América, y lo curioso es que el 80% no son árabes.

• ¡Cuánto deseo ver esta igualdad aquí!

• ¿Por qué?

• Algunos compañeros me insultan por ser india y no británica, por mis rasgos que vienen de mi madre.

• Eso no está permitido, hija, debes decírselo a la profesora.

• Se lo diré, pero sé que no van a parar.

George murmuró cuando los niños salieron:

• ¡Hasta Saly distingue entre el sistema moral y el inmoral!

George continuó su lectura del Corán hasta la llegada de Catherina…

• ¡Qué día tan largo he tenido!

• Un momento por favor.

• ¿Qué lees?

• El libro de los musulmanes, ¿puedes esperar un momento es que estoy ocupado?

• ¿Hasta dónde has llegado?

• No lo he acabado.

• Se nota que estás muy absorbido por él.

• Escucha lo que dice Dios en el libro de los musulmanes: (Alif. Lâm. Râ’. Éstos son los preceptos del Corán, el Libro claro ¡Cuánto desearán los incrédulos [el Día del Juicio] haberse sometido a Allah. Déjalos que coman, disfruten y sean seducidos por el apego a esta vida mundanal, que ya sabrán) El Hiyr:1-3

• ¿Por qué has elegido estos versos en especial?

• No sé por qué siento que algunas partes de este libro me están hablando a mí, como esta parte.

• ¿Y qué te dice en esta parte?

• Un libro claro… los incrédulos desean el islam… los incrédulos están seducidos por la comida y el disfrute, no sé, siento que todo esto me está hablando a mí.

• ¿Quieres decir que te gustaría ser musulmán?

• Imagínate, es imposible… pero quiero encontrar respuestas a mis interrogantes y llegar al camino de la felicidad, y que no me distrae el comer y beber y disfrutar, no sé por qué siento que algunos versos me hablan a mí personalmente.

• ¿Será posible que el camino de la felicidad sea el islam?

• Jaja, lo mismo que decía Adam, y pese a que no le creo, responderé al islam científicamente como lo hice con las otras religiones, y no con dudas y prejuicios.

• ¿Cómo va Adam?

• Le has visto después de mí, quería verle hoy pero no pude hacerlo por asuntos del trabajo.

• ¿Qué asuntos?

• Cakh me propuso una oferta nueva de viaje a Alemania sin tener que renunciar a mis principios.

• ¿Y has aceptado y terminó el problema?

• No, le dije que me lo pensaría, pues yo no quiero ir de viaje ahora.

• ¿Entonces el asunto no es asuntos de principios ahora, sino de intereses?

• Es lo que dijo Cakh. Y en realidad me surgió otra razón y la consulté con Tom y me dio otra opinión.

• ¿Y qué opina Tom?

• Quiere que viaje a Egipto.

• Me dijiste que era a Alemania.

• Cakh me dio varias opciones: Alemania, Egipto o Ucrania, y yo deseo ir a Alemania, pero Tom me aconseja ir a Egipto.

• Para seguir buscando las respuestas a tu interrogantes.

• Sí, pero no deseo ir a un país subdesarrollado de África, en vez de ir a un país económicamente fuerte como Alemania.

• Pero Egipto, aparte de ser un país musulmán, también es el país de los coptos y las pirámides.

• Parece que conoces Egipto muy bien.

• Es el país de la iglesia copta ortodoxa, y el país de una de las maravillas del mundo: las pirámides, y además es el país del río más grande del mundo: el Nilo. Conocí en el pasado a un copto ortodoxo que siempre criticaba mi catolicismo… criticaba mi ligereza de la misma manera que nosotros criticamos la ligereza de los protestantes.

• Porque os habéis separado de ellos, de la misma manera que los protestantes se separaron de vosotros. ¿Entiendo de tus palabras que apoyas la idea de Egipto como Tom?

• Es posible, pero la decisión es tuya. A mí me gustan los países con civilizaciones antiguas, y puede que tú prefieras los países modernos, a pesar de que te gustó mucho la India.

• Pensaré en ello, aunque me parece que apoyas la idea del viaje principalmente.

• A pesar de que prefiero sentarme contigo y relajarnos de estos viajes consecutivos, pero renunciar a los valores hace que la persona se pierda a sí misma, y si te aferras a tus valores puede que pierdas tu trabajo, por eso puede que esto sea una buena salida para ti.

• Sí, es posible que esto sea la mejor salida, de todas formas tengo tiempo hasta mañana para pensar en ello, ¿qué hay de nuevo en tus asuntos?

• Sí, creo que puede que haya terminado.

• ¿Terminado? ¿Qué es lo que ha terminado?

• Creo que este es mi último mes en el trabajo.

• ¿Y después?

• He empezado a organizarme para buscar otro trabajo, no te preocupes ya te informaré, voy a preparar la comida para los niños.

(4)

En el horario de visitas vespertinas, George se dirigió hacia el hospital para visitar a Adam. Entró y le encontró hablando con el Sheij Basem mientras reían.

• Hola, os veo contentos.

• Gracias a Dios, yo siempre estoy contento, y hoy más por ti y por mi hermano Adam. ¿Qué tal?

• Bien, ¿cómo estás, Adam?

• Muy bien, gracias a Dios

• Vine para verte y pedirte un consejo.

• Adelante.

• Seré breve, he entrado en un conflicto entre mis valores y mi trabajo, y tras un duelo elegí mis valores, y entonces todo me fue más fácil, pero me vino un viaje repentino.

• Cualquiera que se mantiene firme en sus valores, aunque le parece que va a perder, acaba ganando.

Basem sonrió y dijo.

• Permitidme que añada que en el Corán se menciona cómo los profetas fueron victoriosos con su paciencia y firmeza con sus valores.

• Vosotros los musulmanes tenéis escrito sobre los profetas que fueron victoriosos siempre, incluso Jesús, la paz sea con él, no fue asesinado, sin embargo nosotros tenemos escritos que Jesús se sacrificó por toda la humanidad para salvarla.

Dijo Basem sonriendo:

• Jajaja por eso el islam respeta a Jesús, la paz sea con él, y enseña a amarlo más que vosotros.

• Sin embargo no le otorga milagros, bondad y sacrificio por la humanidad como nosotros.

• Más bien le otorga mucho más que eso, parece que no has leído el Corán, ¿has leído la historia de Jesús, la paz sea con él? Aparece en varios capítulos.

• Acabas de darme la traducción ayer, pero leí mucho, y leí la historia de Jesús, la paz sea con él.

• Entonces a lo mejor has leído el capítulo de María-31, donde aparece que Jesús dijo: (Seré bendecido dondequiera me encuentre, y me ordenará hacer la oración y pagar el Zakât mientras viva.) y en María-33: (La paz fue conmigo el día que nací, será conmigo el día que muera y el día que sea resucitado.) Y en el capítulo de la Familia de Imrán-49: (Y será un Mensajero para los Hijos de Israel, a quienes dirá: Os he traído un signo de vuestro Señor. Haré para vosotros con barro la forma de un pájaro. Luego soplaré en él, y con el permiso de Allah, tendrá vida. Con la anuencia de Allah, curaré al ciego de nacimiento y al leproso, y resucitaré a los muertos. Os informaré de lo que coméis y de lo que almacenáis en vuestras casas. Ciertamente tenéis en ello un signo si sois creyentes.)

• Sí leí todo aquello, pero me extraña vuestro aprecio al cristianismo.

• ¿Quieres que sea franco contigo?

• Jajaja claro

• Vosotros no apreciáis a Jesús, la paz sea con él, como nosotros.

• ¿Cómo?

• Vosotros creéis que fue crucificado, mientras que nosotros creemos que Dios le elevó a los cielos: (Y dijeron: Hemos matado al Mesías, Jesús hijo de María, el Mensajero de Allah. Pero no le mataron ni le crucificaron, sino que se les hizo confundir con otro a quien mataron en su lugar. Quienes discrepan sobre él tienen dudas al respecto. No tienen conocimiento certero sino que siguen suposiciones, y ciertamente no lo mataron.) Las mujeres-157

• Sí

• Parte de vosotros creen que la virgen María cometió adulterio.

• ¿Y vosotros? ¿Quién creéis que es el padre de Jesús?

• No tiene padre, pues de la misma manera que Dios creó a Adam sin padre ni madre, también a Jesús sin padre, y por ello habló cuando era un bebé para defender el honor de su madre virtuosa.

• Nuestro aprecio es por todos los profetas, desde Adam, el padre de la humanidad, pues todos los profetas llamaban a lo mismo: adorar al Dios Único, y todo Profeta anunciaba la llegada del Profeta que le seguía: (Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: ¡Oh, hijos de Israel! Yo soy el Mensajero de Allah, enviado a vosotros para corroborar la Torá y anunciar a un Mensajero que vendrá después de mí llamado Ahmad [Éste era uno de los nombres del Profeta Muhammad]. Pero cuando se les presentó con las evidencias, dijeron: ¡Esto es pura magia!) La fila:6. ¿Es así también en vuestro libro?

• No, no leí lo que dices, puede que esté en la parta que no he leído.

• El problema del Evangelio es que fue tergiversado varias veces con escritos distintos, especialmente durante la época del opresión contra los cristianos.

• Creo que ese es el problema de todos los libros sagrados, muéstrame un libro que haya sido manipulado.

• El Corán no ha sido manipulado, según acuerdo de sabios musulmanes y no musulmanes, es más, no se conoce ningún libro que no haya sido tan preciso en su transmisión en la historia de la humanidad, y esto es reconocido incluso por los no musulmanes, pues fue transmitido por miles de hombres a través del Profeta, y de cada uno de ellos fue transmitido por otros miles, y ninguno de ellos difiere en su transmisión del otro, ni siquiera en una sola letra, ni en menos.

• ¿Y qué hay menos que una letra?

• En el idioma árabe tenemos lo que se llaman acentuaciones, y son el sonido de una letra, y en eso también hay concordancia en el Corán, incluso hay concordancia en la manera de recitarlo.

• ¿Es que no hay ninguna diferencia entre sus versiones?

• No. Es cierto que hay lecturas reconocidas y diferentes, pero sólo son diferencias en la lectura.

• ¿Significa esto que es probable que en una lectura pudiera decir que Jesús fue asesinado y en otra que se sacrificó?

• ¡No es posible! El Corán es uno, lo que quiero decir en la pronunciación nada más, y siempre son las mismas palabras y el mismo significado.

• Creo que estás exagerando.

• Puedes leer lo que dicen vuestros historiadores, dicen lo mismo que yo.

• Pero, ¿no crees que exageras más de la cuenta?

• Puede, pero Adam me dijo que buscabas respuestas a tus interrogantes desde hace mucho tiempo, y que has pasado por muchas religiones, y has acabado estudiando el islam, y me dijo también que te gusta la comparación científica equilibrada.

Adam se incorporó en la cama y dijo:

• Es una buena conversación, pero debo retirarme. Dime, ¿en qué deseabas pedirme consejo George?

• Me has hecho olvidar el tema Basem

• Lo siento George.

• Bien, después de haber elegido aferrarme a mis principios llegué a un cruce de caminos: o irme de viaje de negocios que no contradice mis principios, o dejo mi trabajo, sin embargo siento más deseo por viajar, solo que a veces me siento cansado de los viajes.

• Vas de un viaje a otro.

• Sí, tienes razón, no tengo deseo de viajar, sinceramente, pero parece que es la salida a mi crisis laboral.

• El cansancio físico es mejor que renunciar a los valores, porque si lo hace su alama se cansaría. ¿A dónde vas a viajar?

• A Alemania, Ucrania, u otro país.

• Deseaba que fuera a un país musulmán, pues igual que has viajada para conocer las religiones terrenales, el judaísmo, y el cristianismo, deseaba que viajaras para conocer el islam de cerca.

• A Alemania, Ucrania, o Egipto.

• Adam miró al suelo y relajó los brazos y dijo: ¡Cuánto echo de menos estar en Egipto! El Sheij Basem y yo somos de Egipto. Creo que conocerás mejor el islam si viajaras a Egipto.

• ¿¡Eres egipcio?!

• Sí, y creo que ya te lo dije anteriormente.

• Puede, pero no lo recuerdo.

• Si viajas a Egipto, llamaré a algunos amigos para que te reciban ahí y te lleven a sitios turísticos…

Dijo Basem con voz alegre:

• Mi hermano es profesor de Matemáticas en el Cairo, puede estar a tu servicio.

• A pesar de que prefería ir a Alemania, todos a quienes he consultado me dijeron que viajara a Egipto, puede que le responda mañana a Cakh con mi decisión.

• Espero tu confirmación para llamar a mi hermano.

• Ojalá pudiera viajar contigo, extraño a Egipto, y a la gente y los sitios que no veo desde hace dos años.

• ¿Y por qué no viajas conmigo?

• Saldré del hospital pasado mañana, y tengo exámenes en la universidad en tres semanas.

• ¿Qué quieres que te traiga de Egipto?

• Jajaja quiero a Egipto entera

• Jajaja.

• Por la noche, George miró su correo, y vio muchas respuestas de sus amigos sobre el Corán, entonces las resumió y se las reenvió…

Lyvi: No tengo una respuesta clara, sólo leí pocos capítulos; pues no tuve suficiente tiempo. Habib: Es más preciso en su transmisión que el resto de libros celestiales. Tom: Te pido disculpas, me entretuve en la consulta, y sólo leí muy poco del Corán, pero lo haré. Catherina: Parece provenir realmente de Dios. Janulca: Científicamente está demostrado que el Corán se transmitió sin ninguna tergiversación a través de Muhammad, pues quien cree en Muhammad, deberá creer también que el Corán proviene de Dios.
Y de lo que más le sorprendió es que Janulca firmó su respuesta con su nombre y añadió: Trípoli (Libia). Abrió una nueva ventana para escribir una correo nuevo y respondió a todos:
“Octava carta: Deseo conocer más de cerca el islam, y es probable que viaje a Egipto, así que quien tenga: 1Libros que me aconsejo leer para conocer el islam. 2Pregunta que quiera discutir o conocer. 3Respuestas que quiera hacer llegar. Que me las diga, y espero vuestra respuesta en dos o tres días, y lo resumiré y os reenviaré como siempre. George.