face
.
   

La historia de los mensajeros: 'Isa (Jesús)

La historia de los mensajeros:

La historia de los mensajeros:'Isa (Jesús)

María, que la paz sea con ella

Imran, el padre de María, que la paz sea con ambos, era el devoto del pueblo de los hijos de Israel. Era descendiente del Profeta de Dios David, de una casa pura y devota. La madre de María no podía concebir hijos. Sin embargo, quiso tener un hijo y prometió a Dios que de quedar ella embarazada dedicaría su hijo a la casa sagrada y al servicio del templo: “Cuando la mujer de Imrán dijo: “¡Oh Señor mío! Hago el voto de ofrecerte lo que hay en mi vientre, para que se dedique exclusivamente a Tu servicio. ¡Acéptamelo! ¡Ciertamente, Tú eres quien todo lo oye, quien todo lo sabe!” Pero cuando dio a luz a una hija, dijo: “¡Oh Señor mío! He dado a luz a una hembra” -cuando Dios sabía bien lo que iba a dar a luz, y [sabía bien que] el varón [que ella esperaba] nunca podría haber sido como esta hembra - “y le he puesto por nombre María. E imploro Tu protección para ella y su descendencia contra Satán, el maldito.” [Al-Imran:35-36]

Dios aceptó la promesa de la madre: “Y su Señor la aceptó favorablemente, la hizo crecer armoniosamente.” [Al-Imran:37]

Es decir, tenía un aspecto bello y una apariencia agraciada, y seguía el camino de los bienaventurados y los piadosos. Por ello, dice de ella Dios, alabado sea: “…y la confió a Zacarías.” [Al-Imran:37]

Dios favoreció también al hacer que la adoptase otro profeta. Se dice que es el marido de su tía o el marido de su hermana: “Siempre que Zacarías la visitaba en el santuario, encontraba junto a ella provisión de alimentos. Decía: “¿De dónde te viene esto?” Decía ella: “Viene de Dios; ciertamente, Dios provee sin medida a quien Él quiere.”[Al-Imran:37]

Una dádiva extraordinaria y una protección de Dios hacia ella. Dios la favoreció, la eligió, la purificó, la perfeccionó y le ordenó adorarle: “Y he ahí que los ángeles dijeron: “¡Oh María! Ciertamente, Dios te ha escogido y te ha purificado, y te ha exaltado sobre todas las mujeres de la creación. ¡Oh María! Conságrate por entero a tu Señor y póstrate en adoración, e inclínate con los que se inclinan [ante Él].” [Al-Imran:42-43]

El nacimiento de Jesús, la paz sea con él, hijo de María

Y cuando Dios quiso que Jesús, la paz sea con él, naciese, María, que la paz sea con ella, se retiró de su familia: “Y recuerda, por medio de esta escritura divina, a María. He ahí que se retiró de su familia a un lugar en el este y se recluyó apartada de ellos, y entonces le enviamos a Nuestro ángel de la revelación, que se apareció a ella en la forma perfecta de un ser humano.” [Mariam:16-17]

María tuvo miedo y pensó que venía con malas intenciones: “Ella exclamó: “¡En verdad, me refugio de ti en el Más Misericordioso! ¡[No te acerques a mí] si eres consciente de Él!” [El ángel] respondió: “Soy sólo un emisario de tu Señor, [quien dice,] ‘Te concederé el regalo de un hijo puro.’” [Mariam:18-19]

La virgen María se extrañó: “Ella dijo: ‘¿Cómo voy a tener un hijo si ningún hombre me ha tocado? -pues, no he sido una mujer licenciosa.’”[Mariam:20]

Entonces, el mensajero le anunció que se trataba del decreto de Dios y que su hijo sería un milagro, algo que es fácil para Dios: “[El ángel] dijo: “Así ha de ser; [pues] tu Señor dice, ‘Eso es fácil para Mí; y [tendrás un hijo,] para que hagamos de él un signo para la humanidad y una gracia venida de Nosotros.’” [Mariam:21]

Y así se cumplió el milagro que quiso Dios para el nacimiento de Jesús, que la paz sea con él, de una Madre pura y piadosa que nunca cayó en el adulterio ni en prácticas pecaminosas. Así nació Jesús sin padre, con la misericordia de Dios y haciendo cumplir Su voluntad. El nacimiento de Jesús, que la paz sea con él, es uno de los milagros y las señales de Dios. Su nacimiento es similar a la creación de Adán sin Padre: “Ciertamente, para Dios, la naturaleza de Jesús es como la naturaleza de Adán, a quien Él creó de tierra y luego le dijo: “Sé” y es. [Esta es] la verdad que viene de tu Señor; ¡no seas, pues, de los que dudan!” [Al-Imran:59-60]

Cuando se quedó embarazada se alejó de su pueblo: “Y lo concibió, y luego se retiró con él a un lugar lejano.” [Mariam:22]

Y le llegó el parto: “Y [cuando] los dolores del parto la llevaron al tronco de una palmera, exclamó: “¡Ojalá hubiera muerto antes de esto, y hubiera desaparecido por completo en el olvido!”” [Mariam:23]

Los profetas son los mejores seres humanos
Algunas falsificaciones acerca de los profetas y mensajero de dios relatan que se emborracharon, que cometieron adulterio y que ordenaron matar a personas. Todas son manipulaciones que no son dignas de personas de excelsos modales y los mejores de la humanidad. Son los profetas de Dios. Entre estas historias está lo que dice la Torá de David (P) [Samuel 2 11:2-26]; acerca de Josué (P)[Jusué 6:24] y acerca de Moisés (P) [Núm 31: 14-18], además de otras cosas indignas de los mensajeros de Dios.

Allí fue donde ocurrió otro milagro para profeta de Dios Jesús, que la paz sea con él: “Entonces [una voz] la llamó desde el pie [de la palmera]: “¡No te aflijas! Tu Señor ha puesto a tus pies un arroyo; sacude hacia ti el tronco de la palmera: caerán sobre ti dátiles maduros. ¡Come, pues, y bebe, y que se alegren tus ojos! Y si ves a algún ser humano, hazle saber: ‘He hecho voto de silencio al Más Misericordioso y no puedo, por ello, hablar hoy con nadie.’” [Mariam:24-26]

Y cuando volvió con su pueblo, su recibimiento fue duro con la Virgen casta y pura, que la paz sea con ella: “Después regresó a su familia, llevando consigo al niño. Dijeron: ¡Oh María! ¡En verdad, has hecho algo inaudito! ¡Oh hermana de Aarón! ¡Tu padre no fue un hombre malvado, ni fue tu madre una mujer licenciosa!”[Mariam:27-28]

Pero no les contestó, sino que …: “Entonces ella señaló hacia él.” [Mariam:29]

Ellos se alarmaron y dijeron: Dijeron: “¿Cómo vamos a hablar con quien es [todavía] un niño en la cuna?”” [Mariam:29] “[El niño] dijo: “En verdad, soy un siervo de Dios. Él me ha entregado la revelación y ha hecho de mí un profeta, y me ha hecho bendito dondequiera que esté; y me ha prescrito la oración y la limosna mientras viva, y que sea bondadoso con mi madre; y no me ha hecho arrogante ni falto de compasión. “¡Y la paz fue conmigo el día en que nací, y [será conmigo] el día en que muera, y el día en que sea devuelto [de nuevo] a la vida!” [Mariam:30-33]

Sin embargo, un grupo de entre los judíos no dio crédito y siguieron atribuyendo a la Virgen pura graves acusaciones: “Y por negarse a aceptar la verdad y por la enorme calumnia que profieren contra María.” [An-Nisa’:156]

La acusaron de adulterio de Dios dijo acerca de ella: “… y su madre nunca se desvió de la verdad.” [Al-Ma’ida:75]

Ella creía sin lugar a dudas en el mensaje y la profecía de Jesús, que la paz sea con él.

Una mesa servida del cielo

Dios favoreció a su siervo y mensajero Jesús y a su madre, que la paz sea con ambos: “He ahí, que Dios dirá: “¡Oh Jesús, hijo de María! Recuerda las bendiciones que te concedí a ti y a tu madre, cómo te fortalecí con la sagrada inspiración para que pudieras hablar a la gente desde la cuna, y siendo adulto; y cómo te impartí la revelación y la sabiduría, incluidos la Torá y el Evangelio.” [Al-Ma’ida:110]

Le respaldó con milagros y señales extraordinarias: “y cómo, con Mi venia, creaste de arcilla la forma, por así decirlo, del destino [de tus seguidores], y soplaste en ella para que, con Mi venia, se convirtiera en [su] destino; cómo curaste al ciego y al leproso, con Mi venia, y cómo resucitaste a los muertos, con Mi venia; cómo evité que los hijos de Israel te hicieran daño cuando viniste a ellos con las pruebas claras de la verdad, [cuando] quienes estaban empeñados en negar la verdad decían: ‘¡Esto no es sino pura magia! Y [recuerda la ocasión] en que inspiré a los vestidos de blanco: “¡Creed en Mí y en Mi Enviado!” [Al-Ma’ida:110-111]

Luego, los discípulos de Jesús, que la paz sea con él, le pidieron que invocase a Dios para que hiciese descender del cielo una mesa servida. Dice Dios, glorificado sea: “Los discípulos de Jesús dijeron: “¡Oh Jesús, hijo de María! ¿Puede tu Señor hacer descender para nosotros un ágape del cielo?” [Al-Ma’ida:112]

Jesús temió que sus discípulos la recibiesen con ingratitud: “[Jesús] respondió: “¡Temed a Dios, si sois creyentes!” Dijeron: “Queremos sólo participar de él, para que se tranquilicen nuestros corazones y saber así que nos has dicho la verdad, y para que seamos de los que dan testimonio.”” [Al-Ma’ida:112-113]

Entonces, suplicó a su Señor: “Dijo Jesús, hijo de María: “¡Oh Dios, Señor nuestro! ¡Haz que descienda para nosotros un ágape del cielo que sea una fiesta conmemorativa para nosotros -para los primeros y los últimos de nosotros- y un signo procedente de Ti Y provéenos de sustento, pues Tú eres el mejor de los que proveen!” Dios respondió: “¡En verdad, lo haré descender [siempre] para vosotros: pero, si alguno de vosotros niega luego [esta] verdad, ciertamente, haré recaer sobre él un castigo como el que [aún] no he impuesto jamás a nadie!” [Al-Ma’ida:114-115]

Jesús afirma en el Evangelio que Dios es Uno
Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. [Marcos 12:28-34]

Pero algunos de entre aquellos sobre los cuales descendió se negaron a creer.

El complot de los judíos y su tentativa para crucificar a Jesús, la paz sea con él

En cuanto a los judíos israelitas que no creyeron en el profeta de Dios Jesús, que la paz sea con él, siguieron con su incredulidad, su recelo y su complot contra Jesús, que la paz sea con él: “E intrigaron [contra Jesús]; y Dios desbarató sus intrigas, pues Dios está por encima de todos los intrigantes.” [Al-Imran:54]

Dios, alabado sea, le advirtió de su complot e informó de cómo le iba a salvar de ellos: “Cuando Dios dijo: ¡Oh, Jesús! Te tomaré y te ascenderé hacia Mí, y te libraré de [la presencia de] los que se empeñan en negar la verdad; y situaré a los que te siguen [muy] por encima de los que se empeñan en negar la verdad, hasta el Día de la Resurrección. Entonces, volveréis todos a Mí y Yo juzgaré entre vosotros sobre aquello en lo que discrepabais.” [Al-Imran:55]

Al insistir en la ruptura de sus promesas, su complot, su incredulidad, sus tentativas de asesinar a los profetas de Dios y sus acusaciones hacia la casta y pura Virgen María tachándola de imposTorá, dijo Dios, exaltado sea: “(155) Y [les castigamos] por violar su compromiso, por negarse a aceptar los mensajes de Dios, por matar a los profetas contra todo derecho y por alardear diciendo: “Nuestros corazones están ya rebosantes de conocimiento” -¡No!, sino que Dios ha sellado sus corazones por haber negado la verdad, y [ahora] creen sólo en unas pocas cosas-; y por su incredulidad y la enorme calumnia que profieren contra María, y por alardear diciendo: “¡Ciertamente, hemos matado al Ungido Jesús, hijo de María, [que decía ser] el enviado de Dios!”[An-Nisa’:155-157]

No obstante, Dios le salvó de ellos: “Sin embargo, no le mataron ni le crucificaron.” [An-Nisa’:157]

En realidad, mataron a alguien de su semejanza: “sino que les pareció [que había ocurrido] así; y, en verdad, quienes discrepan acerca de esto están ciertamente confusos, carecen de [verdadero] conocimiento de ello y siguen meras conjeturas. Pues, con toda certeza, no le mataron sino al contrario, Dios lo exaltó hacia Sí, y Dios es en verdad poderoso, sabio.” [An-Nisa’:157]

Y así, Dios salvó a Su siervo y mensajero Jesús, de la paz sea con él, glorificándolo y haciendo que ascendiera hacia Él: “Sin embargo, Toda la Gente de la Escritura creerá en él antes de su muerte. Y en el Día de la Resurrección, él dará testimonio de la verdad en contra de ellos.” [An-Nisa’:159]

www.aroadtohappiness.com

Frederick Dolamark

Arzobispo de Johanesburgo
Jesús en el islam
Cuando estudié el islam encontré una imagen diferente de Jesucristo, que la paz sea con él, lo cual dejó una huella profunda en mí.

Por lo tanto, esta es la verdadera historia de Jesús, hijo de María, que la paz sea con ambos: “Así fue, en palabras veraces, Jesús, hijo de María, sobre cuya naturaleza discrepan tan profundamente. Es inconcebible que Dios tome para Sí un hijo: ¡infinito es Él en Su gloria! ¡Cuando dispone algo, le dice tan sólo: “Sé” y es!” [Mariam:34-35]

Dios, alabado sea, nos demuestra que Él no tiene hijos porque Él es el Creador de todo y quien lo posee todo. Toda la existencia Lo necesita y se somete humildemente ante Él. Todo lo que existe en los cielos y en la tierra son siervos ante Él. Él es su Dios, no hay Dios ni Señor excepto Él.

  - Pertenecientes de la novela
  - Pertenecientes de los libros
  - Pertenecientes de los videos
EL ISLAM… LA RELIGION DE LA SEGURIDAD