face
.
   

Las fuentes del islam

Las fuentes del islam

Las fuentes del islam

La religión islámica deriva su legislación, su credo, y sus leyes de la revelación divina: el Corán y la Sunna. Ambos conforman la fuente del islam de la cual procede su legislación, sus creencias y sus normas. A continuación tratamos ambas vertientes de forma breve:

El Grandioso Corán

www.aroadtohappiness.com

Bashir Shad

Misionero indio
El Corán: el último libro divino
“Cuando creí en la unicidad de Dios, empecé a buscar pruebas y evidencias que demuestren que el Corán es el libro de Dios, alabado sea, y que es el último libro divino. Doy gracias a Dios, ya que me posibilitó zanjar ese asunto. El Sagrado Corán es el único libro que reconoce todos los demás libros divinos, mientras que encontramos que todos los demás se rechazan mutuamente. En realidad, es una de las características exclusivas del Sagrado Corán.”

Dios reveló el Corán a su mensajero Muhammad, que la paz sea con él, como guía a los piadosos y una constitución para los musulmanes, como una cura para los corazones de quienes Dios quiso guiar, como una fuente de luz para quienes Dios quiso otorgar el éxito y la iluminación. El Corán contiene los fundamentos para cuyo establecimiento Dios envió a los mensajeros. El Corán no es una excepción entre los libros de la misma forma en que Muhammad, que la pasea con él, no es una excepción de entre los mensajeros. Dios hizo descender las escrituras Abraham, honró a Moisés con la Torá, a David con los salmos, y Jesús el Mesías trajo el Evangelio, y todos ellos son libros revelados por Dios a Sus profetas mensajeros. Como testimonio de que el Corán es una revelación de Dios es el hecho de que dicho libro confirme a todos los mensajeros de Dios sin distinguir entre ninguno de ellos. Dice Dios, glorificado sea: “Verdaderamente, quienes niegan a Dios y a Sus enviados tratando de hacer distinción entre [la fe en] Dios y [la fe en] Sus enviados, y que dicen: “Creemos en esto pero no en lo otro”, y quieren seguir un camino intermedio esos, precisamente, son los que de veras niegan la verdad: y para quienes niegan la verdad hemos preparado un castigo humillante. Pero quienes creen en Dios y en Sus enviados sin hacer distinciones entre ninguno de ellos a esos Él les concederá, en su momento, su recompensa [completa]. Y Dios es en verdad indulgente, dispensador de gracia.” [An-Nisa:150-152]

No obstante, muchos de los libros arriba mencionados han desaparecido y se han perdido, mientras que otros han experimentado falsificaciones manipulaciones.

En cambio, Dios, glorificado Sea, garantizo la preservación del Grandioso Corán, y dijo: “Ciertamente, somos Nosotros quienes hemos hecho descender, gradualmente, este recordatorio: y, ciertamente, somos Nosotros quienes en verdad lo protegemos [de toda alteración].” [Al-Hichr:9]

www.aroadtohappiness.com

Will Durant

Escritor estadounidense
El estatus y el valor del Corán
“El Corán permanece después de catorce siglos preservado en la memoria de los musulmanes inspirando su intuición, conformando su ética y purificando su forma de ser de cientos de millones de personas. El Corán infunde en las almas la fe más simple, la menos ambigua, la más alejada de los rituales estrictos y la más liberada de la idolatría y la superstición. Esto tuvo un papel gigante a la hora de elevar el nivel ético y cultural de los musulmanes, es lo que puso los fundamentos de un sistema y una unidad sociales, los animó a seguir directrices sanas, liberó sus mentes de muchas leyendas e fantasías, de la injusticia y la dureza, mejoró el estado de los más delicados y plantó en los espíritus de los débiles la dignidad y la gloria. ”

E hizo que dicho libro este sobrepuesto a los demás y abrogue a los libros que lo preceden. Dijo Dios, exaltado sea: “Y te hemos revelado a ti [Oh Muhammad] esta escritura divina, que expone la verdad, como confirmación de la verdad de lo que aún queda de revelaciones anteriores y como determinante de lo que de ello es verdadero.” [Al-Ma’ida:48]

Dios, Quien lo reveló, lo describe como un libro esclarecedor de todo, y dice, glorificado sea su nombre: “Y hemos hecho descender sobre ti esta escritura divina, gradualmente, como aclaración de todas las cosas, y como guía, misericordia y buena nueva para todos los que se han sometido a Dios.” [Al-Nahl:89]

Añade que es una guía de la misericordia, y afirma: “Ciertamente os ha llegado de vuestro Señor una prueba clara, guía y misericordia.” [Al-Anaam:157]

Asevera que es un libro que guía al camino más recto. Dice Dios, glorificado sea: “Ciertamente, este Corán muestra el camino a lo que es más recto, y anuncia a los creyentes la buena nueva de que les aguarda una gran recompensa;” [Al-Isra’:9]

www.aroadtohappiness.com

Sidney Fisher

Profesor de la Universidad estadounidense de Ohio
Un libro global
“El Corán es un libro de educación y cultivación. No todo lo que contiene es un discurso acerca de las obligaciones y los rituales. Las virtudes a las que incita a los musulmanes son las virtudes más bellas y más pesadas en las balanzas de la ética. La guía del libro se hace evidente en sus prohibiciones en la misma medida en la que lo hace en sus ordenes.”

Pues, ciertamente, guía a la humanidad a la rectitud y al sendero recto en todos los asuntos relacionados con su vida, Y el sagrado Corán abarca todo lo que necesita la humanidad e incluye todos los fundamentos, las bases, las creencias, los mandamientos, las leyes, las interacciones, los modales, etc. Dice Dios, alabado sea: “Ningún detalle hemos descuidado en Nuestro decreto.” [Al-Anaam:38]

La Sunna Profética

Dios, alabado sea, hizo descender a Su mensajero, que la paz sea con él, el sagrado Corán y le reveló la Sunna profética. Dios alabado sea dice: “No es sino una inspiración [divina] con la que está siendo inspirado.” [Al-Naym:4]

www.aroadtohappiness.com

Etienne Billet

Pintor y pensador francés
La excelsa Sunna
“La excelsa Sunna de Muhammad permanece hasta nuestros días exaltada por la más admirable fidelidad religiosa que muestran los espíritus de cientos de millones de seguidores de su Sunna y que están distribuidos por todo el planeta.”

Es semejante al Corán, ya que él dice de ella: «Ciertamente se me entregó el libro y un equivalente suyo con él, ciertamente se me entrego el Corán y un equivalente suyo con él.» (Relatado por Ahmad). Por lo tanto es una revelación de Dios a su mensajero Muhammad, que la paz sea con él, porque el profeta no habla por capricho, sino que simplemente hace llegar a la gente aquello que se le ordena. Dios, exaltado sea, dice: “Di: “No soy el primero de los enviados [de Dios]; y [como todos ellos,] no sé qué será de mí ni de vosotros; sigo únicamente lo que me ha sido revelado: pues no soy más que un advertidor explícito.”” [Al.Ahqaf:9]

www.aroadtohappiness.com

Jack Ressler

Jaques Resler Orientalista francés
El Corán y el hadiz lado a lado
“El Corán es completado por el hadiz que consiste en una seria de dichos relacionados con las acciones y las indicaciones del profeta Muhammad. En el hadiz uno encuentra lo que pensaba el Profeta Muhammad, el elemento esencial de su comportamiento ante las realidades cambiantes de la vida. La Sunna es la que explica el Corán y es indispensable.”

Así pues, la Sunna profética es la segunda fuente de las fuentes del islam. La Sunna incluye todo dicho, acto, asentimiento o descripción que se relate acerca del Profeta, que la paz sea con él, con una cadena de transmisión fidedigna y continua hasta el propio mensajero. Es explicativa y esclarecedora del sagrado Corán, ya que se le dio el permiso al profeta de revelar los contenidos del Corán tanto particulares como generales y globales. Dios, glorificado sea, dice: “Y hemos hecho descender este recordatorio sobre ti, para que expongas a la humanidad todo lo que se ha hecho descender para ellos, y para que reflexionen.” [Al-Nahl:44]

www.aroadtohappiness.com

Leopold Weiss

Pensador austríaco
Cita en ingles
“Seguir la Sunna es una preservación de la existencia del Islam y de su desarrollo, mientras que el abandono de la Sunna es la disolución del Islam. La Sunna siempre ha sido el armazón férreo sobre el cual se fundamentó la fortaleza del Islam. Si retiras el armazón de cualquier edificio, ¿te resulta sorprendente que dicho edificio se venga abajo como si fuese una casa de papel?

Por lo tanto, la Sunna expone el sagrado Corán, explica sus versículos, detalla sus preceptos generales, y a través de ella el Profeta, que la paz sea con él, explica la revelación algunas veces con palabras, otras con acciones, y otras en cambio mediante ambas cosas. Y en ocasiones la Sunna puede independizarse del sagrado Corán y expresar leyes y mandamientos.

La purificada Sunna es la aplicación práctica del islam y de sus leyes, creencias, adoraciones, transacciones y códigos éticos y morales. Pues el Profeta, que la paz sea con él, observaba todo lo que se le ordenaba y se lo explicaba a la gente y les encomendaba llevarlo a cabo de la misma forma en que lo hacía él. Y ciertamente, Dios ordenó a los creyentes seguir el ejemplo de Su mensajero en todo lo que hizo y dijo para así completar su fe. Dijo Dios, alabado sea: “Verdaderamente, en el Enviado de Dios tenéis un buen ejemplo para todo aquel que tiene puesta su esperanza [con anhelo y temor] en Dios y en el Último Día, y que recuerda mucho a Dios” [Al-Ahzab:21]

Los nobles compañeros del Profeta, que Dios esté complacido con todos ellos, transmitieron sus dichos y hechos a quienes vinieron después de ellos; y estos, los trasmitieron a quienes vinieron después, y fueron anotados y registrados en los libros de Sunna. Los escribas de la Sunna tenían como criterio que aquellos que transmiten la Sunna reuniesen unas condiciones exigentes, y requerían de quien se la transmitía que fuese contemporáneo de aquel de quien la recibió para así conseguir una continuidad en la cadena de transmisión desde la persona que relata hasta mensajero de Dios, que la paz sea con él. Además, ponían como condición que todos los hombres que forman parte de dicha cadena fuesen fehacientes, fidedignos, justos y sinceros.

De allí que sea necesaria la fe en el Corán y la Sunna como las dos fuentes principales de la religión del Islam, que debemos seguir y consultar, cuyas órdenes debemos cumplir y cuyas prohibiciones debemos evitar. Debemos dar fe de lo que relatan y tener fe en aquello que contienen desde los nombres y atributos de Dios hasta la retribución que Dios tiene preparada para sus siervos creyentes, y el castigo que tiene preparado para sus enemigos incrédulos. Dios, alabado sea, dijo: “No ¡Por tu Señor! No creen [en realidad] hasta que no te hagan [Oh Profeta] juez de todo aquello en lo que discrepan, y no encuentren en sus corazones obstáculo alguno para aceptar tu decisión y se sometan [a ella] por entero.” [An-Nisa’:65]

Jacques Resler

Orientalista francés
El Corán y el hadiz lado a lado
“El Corán es completado por el hadiz que consiste en una seria de dichos relacionados con las acciones y las indicaciones del profeta Muhammad. En el hadiz uno encuentra lo que pensaba el Profeta Muhammad, el elemento esencial de su comportamiento ante las realidades cambiantes de la vida. La Sunna es la que explica el Corán y es indispensable.”

Y dice, glorificado sea: “Aceptad [complacidos] lo que el Enviado os dé [de ello], y absteneos de [exigir] lo que os niegue.” [Al-Hashr:7]

¡Qué inmensa es la felicidad de quienes siguen este camino! Pues es, sin duda, el camino de la felicidad.

  - Pertenecientes de "Los Diálogos de la Feclicidad"
  - Pertenecientes de la novela
  - Pertenecientes de los libros
  - Pertenecientes de los videos
Ante toda la humanidad