face
.
   

¿QUÉ ES EL MENSAJE ETERNO?

¿QUÉ ES EL MENSAJE ETERNO?

¿QUÉ ES EL MENSAJE ETERNO?

Rendición ante Dios

Cada religión lleva el nombre de una persona determinada que la fundó o de un pueblo dado en el que tuvo su origen. Así pues, el Zoroastrismo se atribuye a Zoroastro, el budismo a Buda, y porque el judaísmo apareció entre la tribu de Judea llevó el nombre de judaísmo. El cristianismo, por otro lado, deriva su nombre del nombre de Cristo. Todo ello a diferencia del islam,

www.aroadtohappiness.com

Thomas Carlyle

Escritor e historiador escocés
DIOS NO TIENE COPARTÍCIPES
“No hay dios más que Dios, único sin copartícioes. Esa es la verdad y todo lo demás es falsedad. Es Quien nos creó y quien nos sustenta. El Islam es someter todos tus asuntos a Dios, es obedecerle, confiar en Él y apoyarnos en Él. Es tener la certeza de que la fuerza, toda la fuerza, radica la rectitud según Su sabiduría, la complacencia con lo que Él nos destine sea lo que sea en ésta vida y en la otra, y a recibir con resignación y con complacencia cualquier cosa que Dios nos dé, aunque sea la muerte, sabiendo que es bueno y que no hay bien excepto en ello. Es inútil que el ser humano intente hacer de su minúscula mente la vara de medir del mundo y sus condiciones. Debe creer que el universo tiene una ley justa, incluso si él es incapaz de comprenderla y que el bien es la base del universo, y que la bondad es la esencia de la existencia. Debe saber esto, lo debe creer y seguir con calma y piedad.”

Que no lleva el nombre de un hombre o un pueblo determinado. Más bien, cualquiera que se rinda ante Dios, alabado sea, obedezca Sus mandamientos y evitar sus prohibiciones, en un estado de sumisión sólo ante Él, habrá entrado en un estado de islam [sumisión] ante Dios, glorificado sea. Si a eso se añade seguir al último de los profetas y mensajeros, Muhammad (que la paz sea con él), orientarse según la religión de la verdad que trajo, creyendo en él y siguiendo sus enseñanzas, el resultado será, por lo tanto, un musulmán verdadero, sea cual sea lugar y el tiempo en el que se encuentre, y sea cual sea su color y su raza.

www.aroadtohappiness.com

GUSTAVE Le Bon

Historiador francés
NO HAY DIFERENCIA ENTRE ÁRABES Y NO ÁRABES
“Los musulmanes no se ven los unos a los otros como extranjeros sean cuales sean los pueblos a los que pertenecen. No existe diferencia en tierras musulmanas entre un musulmán chino y un musulmán árabe a la hora de gozar de todos los derechos. Con ello, los derechos islámicos son esencialmente diferentes a los derechos europeos.”

La religión de todo el universe

El islam ha seguido por el universo entero, ya que Dios, glorificado sea, dice: “¿Buscan acaso una religión que no sea la de Dios, cuando todos los que están en los cielos y en la tierra se someten a Él, de buen grado o por la fuerza, ya que a Él tienen que volver?” [Al-Imran:83]

Es bien sabido que todo en cuanto existe en este universo sigue una norma determinada y una ley establecida. El sol, la luna, las estrellas y la tierra sirven su propósito bajo una ley fija de la cual no pueden salirse lo más mínimo. Vemos que el propio ser humano, si nos paramos a contemplar su estado, está sometido de forma absoluta a las reglas de Dios. Ni respirar, y siente necesidad de agua, alimento, luz o calor excepto en base a medidas preestablecidas por Dios para su vida. Dichas medidas se someten todas las partes y órganos de su cuerpo. Las funciones que llevan a cabo dichas partes no son posibles excepto mediante otras medidas que Dios estableció para ellas.

Esta predeterminación global a la que estamos sometidos y que no puede desobedecer nada en este universo, incluidos seres desde las estrellas más grandes en el cielo hasta el grano de arena más diminuto en la tierra, es obra de un Dios Soberano, Glorioso y Omnipotente.

Si todo lo que existe en los cielos y la tierra está sometido a esta determinación, entonces vemos con claridad que el islam es la religión del universo entero. Porque el significado de la palabra islam es someterse y obedecer las órdenes de quien ordena y evitar incurrir en sus prohibiciones sin objeciones. El sol, la luna y la tierra están sometidos. El agua, la luz, la obscuridad y la temperatura están sometidas. Y también lo están los árboles, las piedras y los animales. Dios alabado sea dice: “Y ha puesto a vuestro servicio, [como un regalo] procedente de Él, todo cuanto hay en los cielos y en la tierra: ¡Ciertamente, en esto hay en verdad mensajes para gente que reflexiona!” [Al-Yaziya:13]

Ese ser humano que no conoce a su Señor, que niega a Su existencia y Sus señales, o que adora otros y asocia falsos dioses con Él, en realidad está sometido a Él de forma innata mediante la Fitra (estado de pureza primigenia o la naturaleza propia de cada ser) que Dios infundió en él.

El hombre se debate entre dos cosas:

Primero: la Fitra (estado de pureza primigenia o la naturaleza propia de cada ser) con la que creó Dios a los humanos y que incluye sometimiento, la sumisión, y un anhelo y adorar y acercarse a Dios, una tendencia a amar aquello que Dios ama como son la verdad, la bondad y la sinceridad, y detestar aquello que Él detesta como son la falsedad, la maldad, la iniquidad y la injusticia. También están otras implicaciones de la Fitra como son el amor a las riquezas, la familia y los hijos, y las ansias de comer, beber y mantener relaciones sexuales, con las funciones que deben llevar a cabo diferentes partes del cuerpo para que todo ello sea posible.

Un segundo: la voluntad del ser humano y su libre albedrío. Por ello, Dios le envió mensajeros y libros, con el fin de que pueda discernir entre la Verdad y la falsedad, entre la guía y el extravío, y entre el bien y el mal. Dios le proporcionó una mente y un raciocinio para tomar sus decisiones en base a una visión clara, y acorde a ello seguir si quiere el del sendero del bien que le llevará a la verdad y a la guía; o de lo contrario, seguir si quiere los caminos del mal que le llevaran a la ruina: “Y di: “La verdad [ha venido ahora] de vuestro Señor: así pues, quien quiera, que crea, y quien quiera, que la rechace.” Ciertamente, para todos los que pecan contra sí mismos [al rechazar Nuestra verdad]hemos preparado un fuego cuyo humeante dosel les cercará por todos lados; y si imploran agua, les será dada un agua [caliente] como plomo fundido, que escaldará sus rostros: ¡qué horrible bebida, y qué horrible lugar de reposo!” [Al-Kahf:29]

Si contemplas al ser humano teniendo en cuenta el primer aspecto, encontrarás que fue creado para la sumisión y se le infundió de manera innata, la capacidad de mantenerse sometido sin salir de ese estado, como el arresto de la creación.

Y si lo contemplas desde el segundo punto de vista encontrarás que es un ser con libre albedrío, que elige lo que quiere. Siendo así o musulmán (en estado de sumisión) o incrédulo. Dice Dios, alabado sea: “Ciertamente, le hemos mostrado el camino: [y de él depende mostrarse] agradecido o ingrato.” [Al-Insan:3]

Por ello encontrarás a la gente dividida entre dos tipos:

Un ser humano que conoce a su creador, que cree en Él como Señor Soberano y Dios digno de adoración en solitario, de que se sigan sus leyes y se implementen mediante ese libre albedrío en las vidas humanas. Es un ser humano creado con esa sumisión ante su Señor del que no puede prescindir y bajo cuyo decreto está. Ese es el musulmán que ha completado su Islam y cuyo conocimiento es correcto porque es conocedor de su creador y originador Quien le envió mensajeros y Quien le otorgó la facultad del saber y el aprendizaje, capacitándolo para enderezar su raciocinio y perfeccionar su saber y su visión, puesto que empleó su razón y llegó a la conclusión de que nadie es digno de adoración excepto Dios, Quien le dotó de estas capacidades del entendimiento y el análisis de las cosas. Su lengua se enderece como resultado de ello y pronuncia la verdad ya que ahora no reconoce a ningún Señor que no sea Dios, exaltado sea, Quien le dio el poder para pronunciarse y hablar. De esta forma, es como si en su vida no permaneciese nada excepto la verdad y la veracidad, puesto que está sometido a las normas divinas en todo aquello en el que tiene capacidad de optar y de libre albedrío. Ello hace que se extienda entre él y todas las criaturas del universo una relación de conocimiento y reconocimiento, ya que él no adora excepto a Dios, el Sabio y Omnisapiente, a Quien adora todo en cuanto existe y ante Cuyas órdenes y mandatos se somete toda la creación, que fue creada para ti, como ser humano, y puesta a tu disposición. Dios, glorificado sea, dice: “Quien somete su ser por entero a Dios, y además hace el bien, se ha asido en verdad del soporte más firme: y a Dios se remite el desenlace de todos los asuntos.” [Luqman:22]

www.aroadtohappiness.com

Najimo Ramoni

Misionero Ganés
NO HAY LUGAR A COMPARACIONES
“No tuve más remedio que comparar el concepto de la unicidad de Dios en la visión coránica y entre mi creencia en la trinidad cristiana. Y encontré que este último concepto es mucho más inferior que el principio islámico. En ese preciso instante empecé a perder la confianza en la religión cristiana ya que la creencia en Dios es el principio primordial y más importante en cualquier religión. Por lo tanto, si mi fe en Dios es errónea en el sentido religioso correcto, ellos significa que cualquier otra actividad se convierte en un sinsentido y carece de cualquier finalidad y significado.”

La religión de todos los profetas y mensajeros

El Islam es la religión que Dios, alabado sea, hizo descender para la humanidad entera. Dijo Dios, exaltado sea: “Y [tened esto siempre presente:] vuestro Dios es un solo Dios: así pues, someteos a Él. Y da la buena nueva [del beneplácito de Dios] a los que son humildes” [Al-Hayy:34]

Es la religión de todos los profetas y mensajeros. Dijo Dios: “Decid: “Creemos en Dios y en lo que se ha hecho descender sobre nosotros y en lo que descendió sobre Abraham, Ismail, Isaac, Jacob y sus descendientes, y lo que fue entregado a Moisés y a Jesús, y en lo que fue entregado a todos los [demás] profetas por su Señor: no hacemos distinciones entre ninguno de ellos. Y es a Él a quien nos sometemos.”” [Al-Baqara:136]

En dicha religión creyeron todos los mensajeros de Dios, proclamaron su sumisión y su Islam ante Él, y llamaron a ella. Dice Dios, alabado sea, acerca de Noé, que la paz sea con él: “Y relátales la historia de Noé cuando dijo a su gente: “¡Pueblo mío! Si mi presencia [entre vosotros] y mi anuncio de los mensajes de Dios os repugnan pues, en Dios he puesto mi confianza. Así que decidid lo que vais a hacer [contra mí], e [invocad la ayuda de] esos seres a quienes hacéis partícipes en la divinidad de Dios; y cuando hayáis decidido qué medidas vais a tomar, no vaciléis; luego ejecutad contra mí [lo que hayáis decidido], y no me deis tregua. Pero si os apartáis [del mensaje que os traigo, recordad que] no os he pedido pago alguno: mi recompensa incumbe sólo a Dios, pues se me ha ordenado ser de aquellos que se han sometido a Él.”” [Yunus:71-72]

Y dijo, glorificado sea su nombre, acerca de Ibrahim, que la paz sea con él: “Cuando su Señor le dijo: “¡Sométete a Mí!” Respondió: “Me someto a [Ti,] el Señor de todos los mundos.”” [Al-Baqara:131]

Además, Ibrahim dejó a sus hijos el Islam como testimonio final antes de su muerte. Dios, alabado sea, dice al respecto: “Y esto fue lo que Abraham legó a sus hijos, y [lo mismo hizo] Jacob: “¡Oh hijos míos! He aquí, que Dios os ha escogido la fe más pura; no dejéis que os sobrevenga la muerte sin haberos sometido a Él.” ¡Pero no! Y eso que vosotros [mismos, Oh hijos de Israel,] dais testimonio de que Jacob, estando próxima su muerte, dijo a sus hijos: “¿A quién adoraréis cuando yo ya no esté?” Ellos respondieron: “Adoraremos a tu Dios, el Dios de tus padres Abraham, Ismail e Isaac, el Dios Único; y a Él nos sometemos.”” [Al-Baqara:132-133]

Y dijo, alabado sea, acerca de Moisés, que la paz sea con él: “Y Moisés dijo: “¡Pueblo mío! ¡Si creéis en Dios, poned vuestra confianza en Él si [realmente] os habéis sometido a Él!”” [Yunus:84]

Y relató acerca de Jesús, que la paz sea con él: “Y [recuerda la ocasión] en que inspiré a los vestidos de blanco: “¡Creed en Mí y en Mi Enviado!” Respondieron: “¡Creemos! Sé testigo de que nos hemos sometido [a Ti].” [Al-Ma’ida:111]

Y el Islam es el último mensaje divino a la humanidad con el que envió a Su mensajero Muhammad, que la paz sea con él para la totalidad de la humanidad. Una religión que Dios perfeccionó y a la que dio su beneplácito. Dijo, alabado sea: “Hoy he perfeccionado para vosotros vuestra ley religiosa y os he otorgado la medida completa de Mis bendiciones, y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión.” [Al-Ma’ida:3]

En este pasaje sagrado Dios, glorificado sea, pone en nuestro conocimiento que aprueba que el Islam sea su religión para toda la humanidad. Y nos afirma que es la religión de la verdad y que ninguna otra religión será aceptada de nadie. Dijo Dios, exaltado sea: “Ciertamente, la única religión [verdadera] ante Dios es el Islam.” [Al-Imran:19]

Y dijo, alabado sea: “Y quien busque una religión que no sea la sumisión a Dios, no le será aceptada y en la Otra Vida será de los perdedores.” [Al-Imran:85]

Dios hace énfasis en la primera aleya en que la única religión válida ante Él es el Islam. Mientras que en el segundo pasaje asevera que ninguna otra religión que no sea el Islam será aceptada de nadie, que los triunfadores dichosos después de la muerte son los musulmanes y que quienes murieron siguiendo otras religiones distintas al Islam perderán en la otra vida y serán torturados en el infierno. Por eso, todos los profetas proclaman su islam [sumisión] ante Dios y se desvinculan de quienes no lo hacen. Así pues, quienes quieran obtener la salvación y la felicidad de entre judíos y cristianos, que entren en el Islam y sigan al Mensajero del Islam Muhammad, que la paz sea con él, para así convertirse en verdaderos seguidores de Moisés y Jesús, que la paz sea con ambos. Puesto que tanto Moisés, Jesús, Muhammad y todos los mensajeros de Dios fueron musulmanes y llamaron todos al Islam. Porque es la religión de Dios con la que los envió. Cualquiera que viva después de la llegada del Sello de los Profetas, Muhammad, que la paz sea con él, y hasta el fin de los tiempos, no le sirve de nada decir que está sometido a Dios ni será aceptada de él tal cosa excepto si cree en Muhammad como Mensajero de Dios, y lo sigue y obra acorde al Corán que Dios le reveló. El Mensajero de Dios, que la paz sea con él, dijo: “Juro por Aquél en cuyas manos está mi alma que no hay nadie de esta Umma que oiga hablar de mí, sea judío o cristiano, y muera sin creer en aquello con lo que fui enviado, excepto que será de los moradores del infierno.” [relatado por Muslim]

www.aroadtohappiness.com

Gustav Le Bon

Historiador francés
EL ISLAM ES SENCILLO
“La gran sencillez del Islam emana en la pura unicidad. Esa sencillez es el secreto de la fuerza del Islam ya que su comprensión es fácil exento de las complicaciones que vemos en las demás religiones y las contradicciones y ofuscaciones que rechazan las mentes sanas. No hay nada más claro que los fundamentos del Islam que afirman que sólo existe un solo Dios y la igualdad de todos los seres humanos ante Dios.”

El Mensajero complete

Este islam con el que envió Dios a Su mensajero Muhammad, del infierno la paz sea con él, a toda la humanidad es la religión de la fe en Dios y en Su unicidad. Dice Dios, alabado sea: “Él es el Viviente; no hay más deidad que Él: invocadle, pues [a Él solo], sinceros en vuestra fe en Él. ¡La alabanza es debida por entero a Dios, el Señor de todos los mundos! Di: “¡Se me prohíbe adorar a [cualquiera de] esos seres a los que invocáis en vez de Dios, por haberme llegado de mi Señor las pruebas claras de la verdad; y se me ordena someterme al Señor de todos los mundos!” [Gafir:65-66]

Es la religión de la pureza de la adoración ante Él, sola y únicamente. Dice Dios, glorificado sea: “¿Qué es más razonable: señores [divinos], distintos todos entre sí --o bien [en] el Dios Único, que tiene el dominio sobre todo lo que existe? “Todo lo que adoráis en vez de Dios no son sino nombres [vacíos] que habéis inventado vosotros y vuestros antepasados-- [y] para los cuales Dios no ha hecho descender autorización alguna. El dictamen [de qué es cierto y qué falso] pertenece sólo a Dios [y] Él ha ordenado que no adoréis a nada excepto a Él; esta es la [única] fe verdadera; pero la mayoría de la gente no lo sabe.” [Yusuf:39-40]

Es, asimismo, la religión de los raciocinios sanos ante los cuales si se expone con su verdad y su claridad, acaban las almas sometiéndose ante ella en obediencia. Dijo Dios, exaltado sea: “Ésta es la [única] fe verdadera; pero la mayoría de la gente no lo sabe.” [Yusuf:40]

Es la religión de la clara prueba y de la evidencia convincente: “Di: “¡Presentad vuestra prueba si creéis realmente lo que decís!” [An-Naml:64]

La religión del sosiego, la felicidad y la estabilidad: “Y a todo aquel sea hombre o mujer que haga buenas obras, y además sea creyente –le haremos vivir una buena vida.” [Al-Nahl:97]

Con la religión del Islam, Dios, glorificado sea Su nombre, envió a Su mensajero Muhammad, que la paz sea con él; hizo lícitas todas las purezas beneficiosas e ilícitas todas las impurezas dañinas; ordenó todo lo loable y prohibió todo lo reprochable

Es una religión fácil, tolerante y simplificada, exenta de dificultades y de mandatos por encima de las capacidades humanas. Dijo Dios, alabado sea: “Para aquellos que han de seguir al [último] Enviado, el Profeta iletrado a quien encontrarán descrito en la Torá que ya tienen, y [más tarde] en el Evangelio: [el Profeta] que les ordenará la conducta recta y les prohibirá la conducta inmoral; les hará lícitas las cosas buenas de la vida y les prohibirá las malas; les librará de las cargas y de las cadenas que [antes] pesaban sobre ellos. Quienes crean, pues, en él, le honren, le asistan y sigan la luz que se ha hecho descender a través de él esos son Quienes conseguirán la felicidad.” [Al-Aaraf:157]

www.aroadtohappiness.com

Ibrahim Khalil

Cura y misionero egipcio
NO HAY SERVIDUMBRE EXCEPTO A DIOS
“Me llamó mucho la atención el sistema del Tauhid (unicidad) en el Islam, el cual es una de sus cualidades principales. La unicidad hace que sea el siervo sólo de Dios, y no el siervo de ningún otro ser humano. La Unicidad de Dios en el Islam despoja al ser humano de cualquier sumisión a los humanos. Esa es la verdadera libertad, porque no hay servidumbre excepto a Dios.”

Es una religión global y completa, válida para todo lugar y cualquier tiempo hasta el día en que la creación vuelva con su Señor. Es la religión que trajo todo aquello que necesita el ser humano en sus cuestiones religiosas y mundanas.

Es el camino de la felicidad y la tranquilidad, la vía del saber y la civilización, el sendero de la justicia en la caridad, de la dignidad y la libertad, y la senda de todo el bien y la bondad. Por eso, ¡qué grandiosa y completa es esta religión! ¿Y quién es mejor que aquel que somete su faz ante Dios, alabado sea? Dijo Dios, glorificado sean: « ¿Y quién tiene mejor fe que quien somete su ser por entero a Dios y además obra rectamente, siguiendo la tradición de Abraham, que se apartó de todo lo falso? Y Dios tomó a Abraham como compañero.» [An-Nisa’:122]

www.aroadtohappiness.com

Michael Hart

Escritor estadounidense
RELIGIÓN Y MUNDO A LA VEZ
“Esta unión singular que carece de semejanzas para influir en lo religioso y en lo mundano le hace digno de ser considerado el personaje más grande y con mayor influencia en la historia de la humanidad.”

Y este es un llamamiento de tu creador, que tiene más compasión contigo que tú contigo mismo. Te llama para salir de la obscuridad a la luz y dice, alabado sea: “Di: “¡Oh gente del Libro! Convenid con nosotros un principio aceptable a ambas partes: que no adoraremos sino a Dios y no atribuiremos divinidad a nada junto con Dios y no tomaremos por señores a seres humanos en vez de Dios.”Y si se apartan, entonces decid: “Sed testigos de que, ciertamente, nosotros nos sometemos a Él.” [Al-Imran:64]

www.aroadtohappiness.com

Göethe

Poeta y filósofo alemán
¿Y POR QUÉ NO?
“Si esto es el islam, ¿qué nos impide ser todos musulmanes?”

Opuesto a ese siervo que somete su ser ante Dios, glorificado sea, está otro ser humano que insiste en ocultar la Fitra (estado de pureza primigenia o la naturaleza propia de cada ser) con la que Dios lo creó, apartarla del islam, y velarla con ingratitud y negación a pesar de la sucesión de las señales y los milagros que indican la veracidad y rectitud de esta religión. Elige así para sí mismo el politeísmo en vez de la unicidad de Dios, glorificado y exaltado sea, y opta por la obscuridad, los delirios, las leyendas y los mitos en vez de la luz de la verdad, la certeza y la guía, Se complace así con ser un siervo ante otro ser humano como él, sea un rabino o un sacerdote, o incluso un mensajero o profeta en vez de ser el siervo de Dios Uno y Único. De esta forma, tapa su Fitra, anular su raciocinios, se somete a sus instintos más bajos y a las dudas más banales dejando la Fitra que Dios ha infundido en él de manera innata, ya que nadie nace sin la Fitra del islam: “La disposición natural que Dios ha infundido al hombre: [pues,] no permitir que ningún cambio corrompa lo que Dios ha creado así tal es [el propósito de] la fe verdadera y perenne; pero la mayoría de la gente no lo sabe.” [Ar-Rum:30]

www.aroadtohappiness.com

Jawāharlāl Nehru

El Primer ministro de la historia de India
LA CONFIANZA DE MUHAMMAD EN SU MENSAJE
“Probablemente, esos reyes y dirigentes que recibieron las cartas del Mensajero se quedaron sorprendidos por ese hombre sencillo que los invitaba a la obediencia. El hecho de enviar esas cartas nos da una idea de la confianza de Muhammad en sí mismo y en su mensaje. Gracias a esa confianza y esa fe, preparó para su pueblo motivos para la fuerza, la gloria y la imbatibilidad. Los transformó de habitantes del desierto a señores que conquistaron la mitad del mundo conocido en sus tiempos. Muhammad falleció después de hacer de las tribus árabes enfrentadas una sola nación que ardían con orgullo y entusiasmo.”

Y te puedes imaginar el grave extravío y la clara confusión en la que se sumerge el incrédulo. Dijo Dios, alabado sea: “Él es quien os ha hecho heredar la tierra. Por eso, quien se empeña en negar la verdad [de la unidad y la unicidad de Dios debería saber que] esta negación suya recaerá sobre él: porque su [persistente] negación de esta verdad no hace a los incrédulos sino más detestables ante su Señor.” [Fater:39]

¿Cuáles son los fundamentos, los orígenes y las características de este mensaje?

  - Pertenecientes de la novela
  - Pertenecientes de los libros
  - Pertenecientes de los videos
La religión es vida