face
.
   

Condiciones de la religión verdadera

Condiciones de la religión verdadera

Condiciones de la religión verdadera

¿Cómo justifica cada persona su credo?

Todo adepto a cualquier creencia siempre tiene total certeza de que su creencia es la ejemplar y que es la verdadera por encima de cualquier otra. Y cada adepto difiere con los demás a la hora de justificar su creencia. Así pues, quienes siguen las creencias humanas desviadas o falsificadas, lo justifican con que es lo que han seguido sus padres y que ellos siguen sus pasos. Dice Dios, glorificado sea: “Y así es: no hemos enviado advertidor a una comunidad, antes de ti, sin que aquellos de su gente que estaban entregados por entero a la búsqueda de placeres declararan: “¡Ciertamente, hallamos a nuestros antepasados de acuerdo en lo que creer –y, realmente, no hacemos sino seguir sus pasos!” [Entonces su profeta] decía: “¡Cómo! -¿aunque yo os haya traído una guía mejor que aquello en lo que hallasteis a vuestros antepasados?” [a lo que] los otros respondían: “¡Ciertamente, negamos que haya verdad en [lo que presentáis como] vuestro mensaje!” [Al-Zujruf:23-24]

Y dice Dios, exaltado sea: “Pero cuando se les dice: “Seguid lo que Dios ha revelado,” algunos responden: “¡No!, seguiremos [sólo] lo que hemos hallado que creían y hacían nuestros antepasados.” ¡Pero! ¿Aun si sus antepasados no usaban la razón y carecían de toda guía? Y así, la parábola de aquellos que se empeñan en negar la verdad es la de una bestia que al oír el grito del pastor no percibe sino el sonido de una voz y una llamada. Son sordos, mudos y ciegos: porque no usan su razón.” [Al-Baqara:170:171]

Y apoyan su postura sobre la imitación reprobable que no raciocinio da cabida a ningun sea raciocinio, razonamiento ni reflexión. O se apoyan, en cambio, en relatos falsos, tergiversados y contradictorios que carecen de cualquier cadena de transmisión y no tienen ninguna prueba de su validez. Qué duda cabe que es inaceptable usar tales pruebas como evidencia en materia de religión y creencia.

¿Son correctas todas las creencias religiosas?

Dado que la verdad es una y no puede ser múltiple, es imposible que todas las creencias tengan razón y sean válidas todas al mismo tiempo. De ser así, la verdad sería contradictoria. Cosa que cualquier mente sana se niega a aceptar: “Si procediera de alguien distinto de Dios, ciertamente habrían hallado en él muchas contradicciones.” [Al-Nisa’:82]

Por tanto, ¿cuál es la religión verdadera? ¿Y cuáles son los criterios mediante los cuales podemos juzgar a cualquiera de dichas creencias como verdadera? ¿Y cuáles son las falsas al no reunir dichas condiciones?

Estas directrices son:

Una religión de orígen divino

que la religión sea de origen divino; es decir, de parte de Dios, alabado sea, revelada por Él a través de uno de Sus ángeles a uno de Sus mensajeros para hacerla llegar a Sus siervos. Esto es, porque la religión verdadera es la religión de Dios, el Creador del universo, y Dios, alabado sea, es quien juzgará a sus criaturas el día de la resurrección acorde a la religión que les ha revelado. Dios, glorificado sea, dijo: “Ciertamente, te hemos inspirado [Oh Profeta] como inspiramos a Noé y a todos los profetas después de él -e inspiramos a Abraham, a Ismael, a Isaac, a Jacob y a sus descendientes, incluyendo a Jesús, Job, Jonás, Aarón y Salomón; y dimos a David un libro de sabiduría divina; e [inspiramos a otros] enviados que ya te hemos mencionado; así como a enviados que no te hemos mencionado; y Dios habló a Moisés directamente: [hemos enviado a todos estos] mensajeros como anunciadores de buenas nuevas y como advertidores, para que la gente no tenga excusa ante Dios después [de la venida] de estos enviados: y Dios es en verdad Poderoso, Sabio.” [Al-Nisa’:163-165]

En base a esto, cualquier religión producida por un ser humano y atribuida a sí mismo es una religión necesariamente falsa. Y cualquier religión desarrollada por los seres humanos, añadiendo a ella aquello que ven adecuado y adaptándola, es una religión también necesariamente inválida. Ya que aquellos que la cambian y adaptan no son más sabios que Dios, el Creador Omnisapiente conocedor de todo aquello que es mejor para la humanidad: “Él sí que conoce Quien ha creado [todo] y Él es inescrutable [en Su sabiduría], consciente de todo.” [Al-Mulk:14]

www.aroadtohappiness.com

Michael Humes

Escritor británico
Unicidad
La realidad fundamental del Islam es la unicidad. Dios es Uno y Muhammad es el Mensajero de Dios. El politeísmo queda a un lado; no hay ni Padre ni Hijo, ni separación de lo sagrado de lo profano, ni distinción entre lo oriental y lo occidental. Se trata de un solo mundo y una sola religión.

De no ser así, quien adapta la creencia y legisla sería el Dios conocedor de lo que es mejor para la creación. Exaltados sea Dios por encima de ello: “¿Buscan acaso una religión que no sea la de Dios, cuando todos los que están en los cielos y en la tierra se someten a Él, de buen grado o por la fuerza, ya que a Él tienen que volver?” [Al-Imran:83]

Dios, alabado sea, dice también: “¡Pero no! ¡Por tu Señor! No creen [en realidad] hasta que no te hagan [Oh Profeta] juez de todo aquello en lo que discrepan, y no encuentren en sus corazones obstáculo alguno para aceptar tu decisión y se sometan [a ella] por entero.” [Al-Nisa’:65]

Una religión que llama al monoteísmo

que la religión invite a la servidumbre exclusiva a Dios alabado sea, y haga ilícito asociar a nadie con Él. La invitación al Tauhid (Unicidad) es la base de la misión de todos los profetas y mensajeros, mientras que el politeísmo y el paganismo es contrario a lo más básico de la disposición correcta (Fitra) y las mentes razonables. Dijo Dios, alabado sea: “Y [esto a pesar de que ya] antes de ti no mandamos a ningún enviado sin haberle revelado que no hay más deidad que Yo, [y que,] por lo tanto, habréis de adorarme [sólo] a Mí.” [Al-Anbiya’:25]

Y todo profeta dijo a su pueblo: «¡Adorad sólo a Dios: no tenéis más deidad que Él. En verdad, temo por vosotros el castigo de un Día terrible!”» [Al-Aaraf:59]

Por consecuente, cualquier religión que permita asociar a otros con Dios, sean éstos profetas, ángeles, santos, humanos o piedras y cosas inertes, es una religión falsa. Ya que la adoración es exclusiva para Dios, sin asociados. El paganismo y el politeísmo son extravíos manifiestos. E incluso, cualquier religión originariamente divina a la que se hayan introducido estas prácticas se convierte en inválida. Dios alabado sea nos da un ejemplo de ello en la siguiente parábola al decir: “¡Oh gente! Se [os] presenta [a continuación] una parábola; ¡prestad, pues, atención a ella! ¡Ciertamente, esos seres a los que invocáis en lugar de Dios no pueden crear [ni siquiera] una mosca, ni aunque aunaran para ello todas sus fuerzas! ¡Y si una mosca les quita algo, no pueden recuperarlo! ¡Qué débil es, en verdad, el que implora, y [qué débil] el implorado! No tienen una comprensión acertada de Dios [quienes yerran de este modo]: pues, ¡ciertamente, Dios es en verdad fuerte, todopoderoso!” [Al-Hayy:73-74]

www.aroadtohappiness.com

Justin Barrett

Antropólogo de la Universidad de Oxford
La naturaleza innata
“Los niños pequeños tienen una predisposición a creer en un dios debido a que consideran que todo en cuanto existe en el mundo fue creado para cumplir un propósito. Si dejáramos a unos niños vivir solos en una isla y crecieran allí, acabarían creyendo en Dios.”

Una religión en armonía con la naturaleza

que sea consecuente con la disposición correcta del ser humano (Fitra). Dice Dios, alabado sea: “Así pues, dirige tu rostro con firmeza hacia la fe [verdadera y perenne], apartándote de todo lo falso, conforme a la disposición natural que Dios ha infundido al hombre: [pues,] no permitir que ningún cambio corrompa lo que Dios ha creado así tal es [el propósito de] la fe verdadera y perenne; pero la mayoría de la gente no lo sabe.” [Ar-Rum:30]

La Fitra es la disposición innata con la que creó Dios a los seres humanos pasando a formar una parte indivisible de su composición. Así pues, la religión no puede contradecir dicha disposición, ya que de ser así el creador habría contradicho al legislador, cosa que es imposible y es puro politeísmo.

Una religión en armonía con el raciocinio

que sea acorde al raciocinio correcto. Puesto que la religión correcta es la ley de Dios, el raciocinio correcto es la creación de Dios, y es imposible que ambas cosas se contradigan. Dijo Dios, alabado sea: “¿Acaso no han viajado por la tierra, de forma que sus corazones quieran sabiduría, y sus oídos puedan oír? ¡Pues, ciertamente, no son los ojos los que se vuelven ciegos -sino que se vuelven ciegos los corazones que encierran los pechos!” [Al-Hayy:46]

Y dijo: “Ciertamente, en los cielos y en la tierra hay en verdad mensajes para todos los que [están dispuestos a] creer. Y en vuestra naturaleza, y en [la de] todos los animales que Él disemina [por la tierra] hay mensajes para gente dotada de certeza interior. Y en la sucesión de la noche y el día, y en los medios de subsistencia que Dios hace descender del cielo, dando así vida a la tierra cuando estaba muerta, y en la variación de los vientos: [en todo esto] hay mensajes para gente que hace uso de la razón. Estos mensajes de Dios te transmitimos, exponiendo la verdad. ¿En qué otro anuncio van a creer, después de [haber rechazado] los mensajes de Dios?” [Al-Jaziya:3-6]

www.aroadtohappiness.com

Adam Smith

Filósofo escocés
El mal de la superstición
“El saber es el remedio de los venenos de la superstición.”

Por lo tanto, es impensable que la religión verdadera esté llena de mitos y leyendas, o de contradicciones que hagan que parte de dicha religión contraríen a otras partes. Ello sería contradictorio para cualquier mente sensata. Dicha religión no debería ordenar algo y anular dicha orden con algo contrario a ella, y hacer que algo sea lícito para algunos humanos e ilícito para otros, o que declare diferentes dos cosas idénticas, o idénticas dos cosas contradictorias.

Dijo Dios, alabados sea: “Si procediera de alguien distinto de Dios, ciertamente habrían hallado en él muchas contradicciones.” [Al-Nisa’:82]

www.aroadtohappiness.com

David Hume

Filósofo escocés
Traed vuestra prueba
“La persona sabia es aquella que construye su fe sobre la evidencia.”

Asimismo, debe edificarse sobre claras pruebas, tal y como dice Dios, alabado sea: «Di: “¡Presentad una prueba, si es verdad lo que decís!”» [Al-Baqara:111]